Islamweb
1 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {¡Oh creyentes, sed pacientes y perseverantes!} [Corán 3:200]   Hadiz  De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “El salat en grupo de un musulmán es veintitantos grados mejor que si lo hace solo en su trabajo o en su casa. Y eso es porque si uno de vosotros hace el wudu con esmero, luego va a la mezquita con el único propósito de hacer el salat y sin otro motivo que le haga salir de su casa, por cada paso que diera, su rango se elevaría un grado y se le borraría una falta. Y así hasta que entrara en la mezquita. Y mientras está dentro de ella y se mantiene en oración, los Ángeles piden por él diciendo: ‘¡Oh Al-lah, ten misericordia de él y perdónale!’. Y así mientras no haga nada que rompa el wudu’ o dañe a alguien.” [Bujari y Muslim]   Du'a’ al observar la luna creciente  Al-lahu akbar, Al-lahumma ahil-lahu 'alainaa bil amni, wal imani, was salami wal islami, wat taufiqi lima tuhibbu wa tarda rabbuna wa rabbuka Al-lah. "Al-lah está por encima de todo, Oh Señor has que esta luna aparezca y estemos seguros, con fe, paz e Islam Concédenos realizar lo que amas y te complace, nuestro Señor. Por cierto que tu Señor (dirigiéndose a la luna) es Al-lah."  Ocurrió un día como hoy en Ramadán         ·         Inicio de la conquista de Egipto, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Durante el gobierno del Califa Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, el ejército musulmán llegó a Egipto bajo el mando de ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él. ·         Sitio de la Fortaleza de Babilonia, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Después de haber vencido a los bizantinos, el ejército islámico dirigido por ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él, sitió la Fortaleza de Babilonia, situada en el Nomos de Heliópolis, en la orilla derecha (oriental) del Nilo, zona conocida hoy en día como el Cairo copto.   ·         Inicio de la Conquista de Andalucía, año 91 de:- la Hégira (03-07-710 d.C.) Musa Ibn Nusair envió a Tariq Ibn Malik a explorar una ruta que le permitiera al ejército islámico llegar a la Península Ibérica para su conquista.   ·         Incursión israelí al norte de la Franja de Gaza, año 1425 de la Hégira (15-10-2004) La arremetida israelí contar el territorio palestino dejó 110 muertos, 30 de ellos eran niños, y más de 400 heridos, entre los que se cuentan más de 200 menores. Este violento ataque en contra de la población civil palestina duró 17 días.
Lunes, Diciembre 16, 2018
Rabee' Al-Aakhir 8, 1440

Descuidando el Glorioso Corán

Todo creyente en Al-lah, sea hombre o mujer, debe recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, meditando en él y comprendiéndolo, y este debe ser un acto muy frecuente en su vida. Dice Al-lah, Glorificado y Exaltado sea (lo que se interpreta en españo...

más

La cura para el corazón está en el Corán

Al-lah, el Todopoderoso, Dice en el Corán (lo que se interpreta en español): {Y Revelamos el Corán como cura para los corazones y misericordia para los creyentes…} [Corán 17:82] Y también (lo que se interpreta en español): {¡...

más

Las virtudes de leer el Corán

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los ve...

más

Ramadán en Palestina

Podemos decir, tristemente, que el mes de Ramadán en Palestina adquiere un carácter sombrío dado que la población vive sometida a condiciones miserables e inhumanas. Al empezar el mes de Ramadán, las compras y los preparativos están limi...

más

Cómo te extrañamos Ramadán

Ciertamente, al siervo sincero de Al-lah le gusta cumplir con lo que Él Ha Ordenado y Establecido como forma de adoración, por lo que a los ojos del creyente esta responsabilidad que se le ha encomendado es vista como un honor y una forma de dignificar su ser. Por e...

más

Para los esposos en Ramadán

Sábado 01/07/2011

Se acerca Ramadán, trayendo consigo beneficios que dan resplandor y sosiego a la vida conyugal, alejando a la pareja de las disputas y la discordia, aproximando sus corazones, elevando sus espíritus y aliviando sus preocupaciones; a tal punto que al terminar el ayuno sienten más amor, afecto y armonía. 

 


 

Para lograr lo anterior los esposos deben adaptarse al cambio que ocurre a consecuencia del ayuno en su rutina diaria. La hora de dormir, levantarse, comer y, en algunos casos, trabajo cambian, lo que puede afectar la personalidad de ambos; así que deben llegar a un acuerdo de colaboración mutua, en el que el uno le conceda al otro el tiempo necesario para realizar su adoración con calma y tranquilidad.

 


 

Ramadán es un mes que nos da grandes lecciones en cuanto a la tolerancia, la paciencia, la indulgencia y el perdón. No por nada, el objetivo principal del ayuno es educar el ser, refinar el alma y amoldar el comportamiento. Los esposos deben entonces procurar controlarse en todo momento y aclarar cualquier mal entendido, para que así puedan estar lejos de los problemas y disputas; deben saber que no hacerlo será contraproducente en la su adoración, y que el demonio está a la espera de cualquier oportunidad para hacerles perder los beneficios y recompensa que Ramadán tiene para ellos. En su mente debe estar siempre presente el dicho del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: "Si alguno de vosotros esta ayunando que no diga obsce­nidades ni grite. Si es insultado o provocado que diga: `!Estoy ayunando!'." (Al Bujari y Muslim) 

 


 

Para que el amor se incremente y la armonía reine entre la pareja, es importante que juntos realicen actos de adoración que los acerque a Al-lah, en especial si uno o ambos han descuidado el cumplimiento de sus deberes religiosos en los otros meses. Ramadán les brinda el ambiente propicio que los une en la obediencia a Al-lah, cuando se levantan juntos en la madrugada para orar, leer el Corán, hacer Dhikr y cumplen con los demás actos de adoración durante el día; al hacer esto se aseguran bendiciones que se esparcen por todo su hogar. 

 


 

La pareja debe estimularse y colaborarse mutuamente para realizar obras de bien, tanto las obligatorias como las voluntarias, si uno de ellos se descuida, el otro le alienta para que recupere su determinación. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Si el hombre despierta a su esposa para orar en la noche y lo hacen, juntos o separados, ambos serán reconocidos y contados entre los que recordaban a Al-lah” (Abu Dawud). Y también dijo: “Al-lah Concederá su misericordia a un hombre que se levanta en la madrugada para orar y despierta a su mujer, y que si esta se resiste entonces le echa agua en su cara. Y Al-lah Concederá Su misericordia a una mujer que se levanta en la madrugada para orar y despierta a su marido, y si este se resise entonces le echa agua en su cara” (Abu Dawud). Además es sabido que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, durante las últimas diez noches de Ramadán acostumbraba despertar a su familia para orar. 

 


 

Así mismo, Ramadán facilita que la pareja fortalezca no solo la relación entre ambos, sino también con sus parientes, familiares, vecinos y amigos; pues les incita a que los visiten, los llamen, les hagan invitaciones para el Iftar y acepten las que ellos les hacen.  

 


 

Al Iftar reúne a la familia por lo menos treinta veces; encuentro que permite consolidar las relaciones entre la pareja y sus hijos a través del diálogo y la consulta para encontrar solución a los problemas que les aquejan. 

 


 

Mencionábamos que los esposos se deben colaborar mutuamente, la esposa debe procurar controlar los gastos que surgen durante este mes en especial, y él debe ayudarla en las labores del hogar y el cuidado de los hijos. Las responsabilidades deben ser distribuidas de manera justa y equitativa. Que el hombre colabore con las tareas hogareñas no es una deshonra, por el contrario, es prueba fiel de sus nobles virtudes y comportamientos. Dijo el Profeta Muhammad,  sallallahu ‘alaihi wa sallam: “El mejor de vosotros es el que mejor trata a su familia, y yo soy el mejor de entre vosotros con la mía” (At-Tirmidhi). Se le preguntó a ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, sobre lo que hacía el Profeta en su casa, a lo que ella respondió: “El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos ayudaba en nuestros deberes, y al llegar el tiempo de la oración, dejaba todo e iba a rezar. (At-Tirmidhi)

 


 

La atención del hogar y los hijos no debe recaer sobre uno solo, es una responsabilidad que se comparte entre los cónyuges equitativamente, en especial en este mes. No es justo que mientras uno reza y recita el Corán, al otro le toque dedicarse por completo a atender los más mínimos detalles de la casa. Cada uno debe poner de su parte y sacrificar en ocasiones, además de pensar muy bien lo que se va a decir; todo esto con el fin de hacer que este mes, Ramadán, renueve y fortalezca la vida matrimonial en todo sentido.

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.