Índice > Hayy > Reglas del Hayy > 'Id Al Adha >

La oración de los dos ‘Id

Lunes 03/10/2010

 

La oración del ‘Id es uno de los ritos claros del Islam, la cual está relacionada con dos actos grandes de adoración, que son el ayuno y el Hayy (Peregrinación mayor), puesto que todos los musulmanes se reúnen glorificando y alabando a Al-lah, Enaltecido Sea, estando contentos por el Favor de su Señor sobre ellos, después de haberse acercado a Él con los varios tipos de adoraciones y actos de obediencia para obtener el premio de Al-lah en este gran día.
 
La oración del ‘Id tiene juicios y reglas que se pueden resumir en lo siguiente:
 
El juicio de la oración del ‘Id:
 
Los ‘Ulama (plural de ‘Alim: erudito) no estuvieron de acuerdo respecto al juicio de la oración del ‘Id; pues, algunos dijeron que es un acto confirmado de la Sunnah, mientras que otros opinaron que es un deber religioso de la comunidad: si es realizado por algunos, no se impone al resto; y si nadie lo realiza, todos se considerarán culpables. También, otros dijeron que es un deber obligatorio; y esta opinión es la que apoyó un grupo de los eruditos, como Ibn Taimiah y otros, que Al-lah les Dé Su perdón, porque Al-lah nos Ha ordenado realizarla donde Dice (lo que se interpreta en español): {Reza, pues, a tu Señor y sacrifica [los animales en Su nombre].} [Corán 108:2]
 
La mayoría de los eruditos de Tafsir dijeron que la aleya se refiere a la oración del ‘Id porque el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, la realizó y nunca la dejó; más bien, ordenó a las mujeres salir para realizarla, incluso las menstruantes y las vírgenes que habitualmente permanecían retiradas, como está citado en el hadiz de Umm ‘Atiah, que Al-lah Esté complacido con ella, que dijo: “El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos ordenó asistir a las oraciones de ‘Idul Fiter e ‘Idul Ad-ha, incluso a las jóvenes, a las menstruantes y a las vírgenes, quienes habitualmente permanecían apartadas. Y ordenó a las menstruantes mantenerse a distancia del lugar de oración, atestiguando el bien y la reunión de los musulmanes”.[Muslim]
 
Además, es uno de los mayores ritos del Islam, donde la gente se reúne en mayor número que en la Yumu’ah (oración del viernes), y se ha establecido en ella hacer el Takbir  (decir: “Al-lahu Akbar”, Al-lah Es el más Grande).
 
Por lo tanto, el musulmán tiene que asistirla, y asimismo tiene que incitar a los jóvenes, a las mujeres y a la familia para acudir a fin de mostrar los ritos del Islam y alabar a Al-lah, el Altísimo, por Guiarnos a Su obediencia.
 
El tiempo de realizarla:
 
El tiempo (de la oración del ‘Id) empieza desde la salida del sol, se estima en aproximadamente 15 minutos y se extiende hasta el mediodía, pues su tiempo es el de la Duha (oración de la media mañana).
 
Según la Sunnah, se debe retrasar la oración de ‘Idul Fiter para que la gente pueda sacar el Zakat; también, se la debe adelantar en Al Adha para que la gente pueda sacrificar antes del mediodía.
 
El lugar de la oración:
 
En un acto de Sunnah, respecto a la oración del ‘Id, realizarla en el lugar destinado a la oración; pues, Abu Sa‘id Al Judri, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía salir en el día de ’Idul Fiter e ’Idul Ad-ha al lugar donde se rezaba. [Bujari]
 
La oración del ‘Id no tiene Adhan ni Iqamah (la llamada para formar las filas y comenzar la oración) según el dicho de Ibn ‘Abbas y Yabir, que Al-lah Esté complacido con ellos: “No hay ni Adhan ni Iqamah (para la oración) en el día del Fiter ni del Ad-ha”. Tampoco se llama para la oración del ‘Id diciendo: “As-salatu yami‘ah” (llamada para realizar la oración en grupo) o algo similar porque no ha sido confirmado.
 
Además, esta oración no tiene Rak‘at voluntarias, ni antes ni después de ella; pues, Ibn ‘Abbas, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, salió en el día de ‘Idul Fiter y rezó (solamente) dos Rak‘at, sin rezar nada antes ni después de ellas. [Bujari]
 
Así, pues, la Sunnah exige que el musulmán rece solamente la oración del ‘Id, excepto si se realiza en la mezquita por una excusa válida; entonces, tiene que rezar dos Rak‘at de Tahiatul Masyid (ración de saludo a la mezquita).
 
Cómo realizarla:
 
La oración del ‘Id consiste en dos Rak‘at; en la primera se hacen seis Takbirat (plural de Takbirah) además de Takbirat Al Ihram; y en la segunda se hacen cinco Takbirat aparte de la Takbirah de cambiar la posición en la oración y levantarse de la prosternación. Pues, fue narrado que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, hizo la Takbirah en los dos ‘Id: en la primera Rak‘ah siete veces antes de recitar el Corán y en la segunda cinco veces antes de recitarlo. (At-Tirmidhi)
 
Decir el Takbir es Sunnah y la oración no se invalida por abandonarlo, y quien reza detrás del Imam tiene que seguirlo en dicho acto.
 
Además, es recomendable levantar las manos con cada Takbirah, porque se narró que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, levantaba sus manos con el Takbir. [Ahmad] Este acto es general e incluye cada Takbir en la oración, incluso el de la oración de los dos ‘Id.
 
Entre cada dos Takbirat, se puede alabar a Al-lah, pedir la bendición y la paz por el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y suplicar lo que uno quiera, ya que eso fue confirmado por Ibn Mas‘ud, que Al-lah Esté complacido con él, y otros. Teniendo en cuenta que no hay ninguna súplica confirmada del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Y si no se dice nada y se calla, no se incurre en falta alguna.
 
Según la Sunnah, el Imam, después del Takbir y Al Fatihah (La Apertura), tiene que recitar la sura de Al A‘la (El Altísimo), y en la segunda Rak‘ah debe recitar la sura de Al Gashiah (El Día Angustiante); o recita en la primera la sura de Qaf y en la segunda la sura de Al Qamar (La Luna) en voz alta. Todo eso está confirmado en Sahih Muslim. Asimismo, si recita otras suras fuera de estas, no habrá ningún inconveniente.
 
Luego, completa las dos Rak‘at como suele hacer en las demás oraciones, sin cambiar nada.
 
Jutbatul ‘Id (el sermón del ‘Id):
 
Cuando el Imam termine la oración, pronuncia dos sermones para la gente, empezando con alabanzas a Al-lah, Enaltecido Sea, y repite el Takbir a menudo durante ello. Y si es ‘Idul Ad-ha, incita a la gente a sacrificar el animal aclarando sus reglas.
 
Sin embargo, no es necesario asistir a dicha Jutbah, según el hadiz de ‘Abdullah ibn As-Sa‘ib, que Al-lah Esté complacido con él, que dijo: “Asistí al ‘Id con el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y cuando terminó la oración, dijo: “Daré una Jutbah, quien quiera asistir, que se quede; y quien quiera ir, que se vaya”. [Abu Dawud]
 

Y no hay ninguna duda que asistir la Jutbah es mejor por lo que abarca de escuchar el Dhiker, las reuniones del bien y la presencia de los Ángeles, la paz sea con ellos; y también, por enseñar a quien no sabe y recordar a quien olvida.

Glosario del Hayy

A continuación ponemos a su disposición el significado una serie de términos que se usan con frecuencia... más

© 2018, IslamWeb todos los derechos reservados.