Índice > Hayy > Errores comunes >

Errores frecuentes durante la peregrinación

Domingo 09/10/2010

1 – Errores relacionados al estado de Ihram:

Pasar el Mitaq correspondiente sin haber adoptado el Ihram o detenerse allí para hacerlo y consagrarse para la peregrinación. Muchos esperan llegar a Yeddah o a otras ciudades que se encuentran dentro de los límites de los distintos Miqats para recién vestir el Ihram. Esto contradice el mandato del Profeta r, quien dispuso que todo peregrino debe adoptar el Ihram en el Miqat correspondiente a su camino de ingreso a La Meca.
Quien cometa este error, debe regresar hasta al Miqat para adoptar su Ihram desde ese punto. De lo contrario, tendrá que sacrificar un cordero en La Meca y distribuir toda su carne entre los pobres como expiación. Esto es para todos los peregrinos por igual, sin importar si llegan por tierra, mar o aire.
Quien en su camino a La Meca no pase por ninguno de los Miqats, deberá adoptar su Ihram en el punto más cercano a uno de ellos.
2 – Errores relacionados con el Tawaf:
Comenzar la circunvolución antes o después de la Piedra Negra. Es obligatorio comenzar y terminar cada circunvolución en la Piedra Negra.
Dar las vueltas a la Ka‘bah por el interior del Hiyr de Ismael. El Tawaf debe hacerse rodeando la Ka‘bah y el Hiyr de Ismael forma parte de ella. Por consiguiente, el Tawaf de quien ingrese al Hiyr de Ismael en sus circunvoluciones a la Ka‘bah no tendrá validez.
Correr o apresurar el paso en las siete vueltas. Esto sólo debe hacerse en las tres primeras circunvoluciones correspondientes al primer Tawaf realizado a llegar a La Meca.
Forcejear fuertemente para besar la Piedra Negra y llegar, en algunas ocasiones, a golpes y empujones. No está permitido perjudicar a un musulmán de ninguna manera, y menos aún empujarlo o golpearlo.
El hecho de no besar la Piedra Negra no significa que el Tawaf esté incompleto, pues es perfectamente válido sin ello. Quien no pueda besar la Piedra Negra, debe señalarla cuando esté frente a ella y pronunciar el Takbir, sin importar la distancia a la que se encuentre.
Frotar la Piedra Negra con las manos con el fin de obtener bendiciones. Ello es una innovación que no tiene ningún fundamento en el Islam. La Sunnah consiste en simplemente besarla o tocarla cuando es posible.
Tocar o frotar todas las esquinas de la Ka‘bah, e incluso las paredes. El Profeta r sólo tocó la Piedra Negra y la Esquina Yemenita.
Asignar a cada una de las vueltas una plegaria particular. El Profeta r no estableció una súplica específica para cada vuelta; sólo pronunciaba el Takbir cada vez que llegaba a la Piedra Negra y al final de cada vuelta, entre la Esquina Yemenita y la Piedra Negra. Repetía: “¡Señor nuestro! Danos bienestar en esta vida y en la otra y presérvanos del tormento del Fuego.”
Elevar la voz durante el Tawaf. Esto causa confusión entre las demás personas.
Forcejear para hacer la oración detrás del Maqam de Ibrahim. Está prohibido perjudicar a un musulmán. Esas dos Raka‘at pueden ser realizadas en cualquier otro lugar de la Mezquita.
3 – Errores relacionados al Sa‘i:
Elevar las manos a la altura del lóbulo de la oreja al pronunciar el Takbir sobre las colinas de Safa y Marwah como se hace en la oración. El Profeta r sólo levantaba sus palmas para rogar a Allah. Cuando se está en este lugar se debe glorificar a Allah, agradecerle e invocarle en cualquier idioma mirando a la Ka‘bah. Es recomendable pronunciar las palabras empleadas por el Profeta r para invocar a Allah en ambas colinas.
Trotar la distancia completa entre Safa y Marwah en cada recorrido. La Sunnah consiste en trotar únicamente la distancia que existe entre las dos luces verdes y el resto del recorrido se hace caminando.
4 – Errores relacionados a la parada en ‘Arafat:
Acampar fuera de los limites de ‘Arafat y permanecen allí hasta la puesta del sol. Este es un grave error que invalida la peregrinación, ya que la parada en ‘Arafat es la esencia del Hayy; y por ello, los peregrinos deben permanecer dentro de sus límites. Cuando la parada en ‘Arafat durante el día se torna muy dificultosa, está permitido llegar al lugar después de la puesta de sol y permanecer allí la noche que precede al Día del Sacrificio.
Partir de ‘Arafat antes de la puesta de sol. El Profeta rpermaneció en ‘Arafat hasta la puesta de sol.
Forcejear para subir al monte ‘Arafat y llegar a su cima. Está prohibido perjudicar o lastimar a un musulmán. Toda la llanura de ‘Arafat es lugar de parada; y además, no es obligatorio subir la montaña y menos rezar en la cima.
Suplicar a Allah mirando hacia el monte ‘Arafat. La Sunnah es hacerlo mirando hacia la Qiblah.
Juntar tierra o piedras de determinados lugares el día de ‘Arafat. Esta es una práctica que la Legislación Islámica no contempla.
5 – Errores relacionados a la pernoctación en Muzdalifah:
Apresurarse a reunir las piedritas para arrojar el Día del Sacrificio al arribar al lugar, incluso antes de hacer las oraciones del Magrib y el ‘Isha', creyendo que es una obligación. Está permitido recoger las piedritas en cualquier parte de La Meca. El Profeta r no ordenó que sean reunidas en Muzdalifah, sino que simplemente las recogió allí durante la madrugada antes de marcharse de Muzdalifah. Las siete piedritas se arrojan en Yamratul ‘Aqabah y el resto en Mina.
Lavar las piedritas con agua. Esta es una práctica que la Legislación Islámica no contempla.
6 – Errores relacionados con el lanzamiento de las piedritas:
Arrojarlas a los tres monolitos con furia y potencia por creer que las piedras se lanzan contra los demonios. Este rito fue prescrito con la mera intención de invocar a Allah.
Arrojar piedras de gran tamaño, e incluso trozos de ladrillo. Esto es una exageración, y por cierto que el Profeta r prohibió el fanatismo. Lo correcto es arrojar piedritas del tamaño de una avellana.
Empujar y luchar para arrojar las piedritas. Lo correcto es hacerlo con cuidado para no lastimar a nadie.
Arrojar las siete piedritas en una misma lanzada. Los sabios dicen que en caso de arrojar las siete piedritas de una vez, se considerará una lanzada sola. Lo correcto es arrojar una piedrita a la vez, y pronunciar el Takbir antes de cada lanzada.
Delegar a otro creyente  el lanzamiento de las piedritas sólo por agotamiento o temor a la aglomeración. Esto es lícito únicamente cuando la persona no puede hacerlo por sus propios medios, como el enfermo o el anciano.
7 – Errores relacionados al Tawaf de despedida:
Dirigirse desde Mina a La Meca el último día para realizar el Tawaf de despedida y luego de ello regresar a Mina para arrojar las piedritas y emprender la partida desde allí; es decir, que el último rito que se realiza es arrojar las piedritas y no es la circunvalación a la Ka‘bah. El Profeta r dijo: “El último rito que debéis realizar antes de partir es el Tawaf”.
El Tawaf de despedida debe realizarse después de completar todos y cada uno de los ritos del Hayy y antes de emprender el viaje de regreso. Luego de cumplir con esta obligación, sólo se podrá permanecer en La Meca el tiempo necesario para preparar la partida.
Salir de la Mezquita al finalizar el Tawaf de despedida caminando hacia atrás para no dar la espalda a la Ka‘bah como muestra de veneración. Esto es una innovación que carece de fundamentos.
Detenerse ante la puerta de la Ka‘bah al finalizar el Tawaf de despedida para realizar plegarias. Esto también es una innovación que carece de fundamento en la Legislación Islámica.
8 – Errores relacionados a la visita a la Mezquita del Profeta:
Tocar y frotar con las manos las paredes y los barrotes de hierro que se encuentran alrededor de la tumba del Profeta r. También, atar hilos en los barrotes y realizar cualquier otro acto con la intención de ser bendecido. Las bendiciones se alcanzan a través de lo que Allah y Su Profeta han legislado y no con innovaciones.
Ir a las cuevas que se encuentran en la montaña de Uhud, así como a las cuevas de Hira' y de Zaur en La Meca, para anudar allí pedazos de tela y hacer plegarias especiales que no han sido prescritas por Allah. Esto es una innovación y una carga innecesaria que no tiene fundamentos en la Legislación Islámica.
Visitar determinados lugares en la ciudad creyendo que hay en ellos vestigios del Mensajero de Allah r, como el lugar donde se sentó su camella y el pozo de ‘Uzman y recoger tierra de esos lugares buscando alguna bendición.
Invocar a los muertos al visitar el cementerio del Baqi‘ y las tumbas de los mártires de Uhud y lanzar monedas en ese lugar para obtener bendiciones de las personas enterradas allí. Esto es un acto de idolatría (Shirk), según lo señalan los sabios del Islam. El Libro de Allah y la Sunnah del Profeta r expresan claramente que todo acto de adoración, como las súplicas, las ofrendas y los votos por ejemplo, deben ser pura y exclusivamente para Al-lah.
Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):
{Y se les había ordenado [en sus legislaciones] que adoraran a Al-lah con sinceridad, fuesen monoteístas, realizaran la oración...} [Corán 98:5] y {Por cierto que en las mezquitas sólo se adora a Al-lah, así pues no invoquéis a nada ni a nadie junto con Al-lah}. [Coran 72:18]
Pedimos a Allah I que mejore la situación de los musulmanes, les conceda una sana comprensión del Islam y los proteja de las desviaciones; Él es Quien todo lo oye y responde.

Glosario del Hayy

A continuación ponemos a su disposición el significado una serie de términos que se usan con frecuencia... más

Hajj Flash Video

ÚNASE A NOSOTROS PARA VIVIR MOMENTO A MOMENTO LOS ACONTECIMIENTOS ESPIRITUALES
© 2014, IslamWeb todos los derechos reservados.