Consejos útiles para el peregrino

Consejos útiles para el peregrino
2890 894

1 – El peregrino debe arrepentirse sinceramente de todos sus pecados y utilizar dinero ganado lícitamente para costear los gastos del Hayy y la ‘Umrah.

2 – Debe evitar la mentira, la calumnia, las habladurías y la burla.
3 – Debe poner la intención de cumplir con los ritos del Hayy y la ‘Umrah para complacer a Allah.
4 – Debe tener conocimiento de los preceptos relacionados al Hayy y a la ‘Umrah o de lo contrario, preguntar a los musulmanes idóneos sobre lo que ignore.
5 – Debe determinar la modalidad de Hayy que desea realizar al momento de adoptar el Ihram y poner la intención de consagrarse para la peregrinación en el Miqat. Quien no posea un animal para ofrendar, es preferible que realice el Hayy Tamattu‘, mientras que el Qiran es la modalidad recomendada para quien haya traído consigo el animal para ofrendar.
6 – Quien haya adoptado el Ihram se vea impedido o tema porque no puede cumplir con los ritos del Hayy, debido a una enfermedad u otro motivo, deberá decir:
In habasani habisun famahilli haizu habastani
“Si me retiene algún impedimento, la suspensión de mi Ihram será, pues, donde me hayas retenido”.
7 – Los niños pueden realizar el Hayy, pero ello no los exime de la obligación de realizarlo cuando alcancen la madurez sexual.
8 – Está permitido bañarse, lavarse la cabeza o incluso rascársela en caso de necesidad durante el estado de Ihram.
9 – La mujer, en estado de Ihram, puede cubrirse el rostro si teme ser observada por hombres extraños a su familia.
10 – La costumbre de algunas mujeres de usar durante el estado de Ihram un accesorio para evitar que el velo no toque su rostro no tiene ningún fundamento en la Legislación Islámica.
11 – Está permitido lavar las prendas vestidas para el Ihram o sustituirlas por otras limpias.
12 – Si el peregrino viste ropas con costuras, cubre su cabeza o se perfuma por olvido o ignorancia, no está obligado a realizar una expiación.
13 – El peregrino debe interrumpir la Talbiah al llegar a la Ka‘bah, antes de comenzar el Tawaf. Esto es igual para quien está realizando el Hayy o la ‘Umrah.
14 – Sólo está permitido descubrirse el hombro derecho y apresurar el paso en las tres primeras vueltas correspondiente al primer Tawaf que se realiza al arribar a La Meca. Esta prescripción es para los hombres únicamente.
15 – Si el peregrino duda acerca del número de circunvalaciones realizadas, debe considerar siempre la posibilidad menor; es decir, que si duda haber realizado tres o cuatro vueltas, debe contar tres. Esto mismo ocurre con los recorridos entre Safa y Marwah.
16 – En caso de aglomeración, se pueden realizar las circunvoluciones por detrás del Maqam de Ibrahim o incluso más lejos, pues toda la Mezquita es lugar válido para realizar el Tawaf.
17 – Está prohibido que la mujer al realizar el Tawaf llame la atención de los hombres con sus adornos y su perfume. Además debe cubrirse apropiadamente, como lo establece el Islam.
18 – Si la mujer comienza a menstruar o da a luz después de haber entrado en estado de Ihram, no podrá realizar el Tawaf hasta que sus hemorragias cesen y se purifique.
19 – La mujer puede vestir cualquier prenda para adoptar el Ihram, siempre que no se asemeje a las que usan los hombres y no sea llamativa.
20 – Pronunciar la intención antes de realizar un acto de adoración, incluyendo el Hayy y la ‘Umrah es una innovación. Más incorrecto es aún elevar la voz al pronunciarla.
21 – Está prohibido para quien desea realizar el Hayy o la ‘Umrah pasar el Miqat sin adoptar el Ihram y consagrarse para el rito.
22 – El peregrino que llega por vía aérea debe adoptar el estado de Ihram en el avión al sobrevolar el Miqat correspondiente. Por ello, debe tener la precaución de abordar el avión preparado para consagrarse para el Hayy o la ‘Umrah antes de aterrizar.
23 – Quien habita en La Meca o dentro de los límites de los Miqats no está obligado a dirigirse a ninguno de estos puntos para adoptar el Ihram. Tanto para el Hayy como para la ‘Umrah, puede adoptar el Ihram en el mismo lugar donde reside.
24 – No es correcto dirigirse a Tan‘im o a Ju‘ranah tras haber terminado el Hayy para adoptar el Ihram y hacer una nueva ‘Umrah, con el afán de incrementar el número de ‘Umrah realizadas. Esta práctica carece de fundamentos.
25 – Quien realiza Hayy Tamattu‘ deberá adoptar el Ihram para la peregrinación en su lugar de residencia en La Meca el día 8 de Dhul Hiyyah. No es necesario que se dirija a ningún otro lugar dentro de la ciudad, como por ejemplo ir a Al Mizab, tal como hacen muchos peregrinos. Tampoco se debe realizar el Tawaf de despedida cada vez que se sale de la ciudad de La Meca durante la época del Hayy.
26 – Es preferible dirigirse a ‘Arafat desde Mina el día nueve después de la salida del sol.
27 – Está prohibido dejar ‘Arafat antes de la puesta del sol el día nueve. La marcha desde ‘Arafat a Muzdalifah debe ser tranquila y con calma.
28 – Las oraciones del Magrib y del ‘Isha' deben hacerse tras arribar a Muzdalifah, en cualquiera de los dos horarios indistintamente.
29 – Está permitido recoger las piedritas para arrojar a los monolitos en cualquier sitio dentro de los límites de La Meca, no necesariamente en Muzdalifah.
30 – No es recomendable lavar las piedritas. No existe ningún reporte que confirme que el Profeta r o sus Compañeros lo hicieran. La piedritas que fueron lanzadas no pueden ser utilizadas nuevamente.
31 – Las personas débiles, las mujeres y los niños pueden dirigirse hacia Mina transcurrida la mitad de la noche.
32 – Al llegar a Mina, el Día de la Fiesta (10 de Dhul Hiyyah), el peregrino debe interrumpir la Talbiah y luego arrojar sucesivamente siete piedritas en Yamratul ‘Aqabah.
33 –Las piedritas deben ser simplemente arrojadas a los monolitos y no es necesario que las mismas se queden en el lugar donde fueron lanzadas.
34 – Según la opinión más fuerte de los sabios, el tiempo para el sacrificio se extiende hasta la puesta del sol del día 13 de Dhul Hiyyah.
35 – El Tawaf del Hayy (Tawaful Ifadah) que se realiza el Día de la Fiesta es un rito esencial para la validez del Hayy. Por ello, si no se realiza, el Hayy queda incompleto. Aunque está permitido postergarlo hasta después de permanecer los tres días en Mina.
36 – Quien hace el Hayy Qiran o el Ifrad tiene que realizar un solo Sa‘i y debe permanecer en estado de Ihram hasta el Día del Sacrificio.
37 – Es preferible que el peregrino realice los ritos correspondientes al Día del Sacrificio en el siguiente orden: a) arrojar las piedritas a Yamratul ‘Aqabah, b) realizar el sacrificio, c) cortarse el cabello o rasurarse la cabeza, d) hacer el Tawaf y e) realizar el Sa‘i. No hay ningún inconveniente alguno en alterar este orden.
38 – Para poder suspender el estado de Ihram es necesario realizar lo siguiente: a) arrojar las piedritas a Yamratul ‘Aqabah, b) cortarse el cabello o rasurarse la cabeza y c) realizar el Tawaf y el Sa‘i.
39 – Quien decida permanecer sólo dos días en Mina, debe abandonar la ciudad el día 12 de Dhul Hiyyah antes de la puesta de sol.
40 – El niño que no pueda arrojar las piedritas puede delegar este rito a su tutor, quien las arrojará en su nombre después de haber lanzado las suyas.
41 – La persona que no pueda arrojar las piedritas, ya sea por enfermedad, vejez o embarazo, puede delegar ese rito a otra persona.
42 – El delegado debe arrojar primero sus propias piedritas y luego, en el mismo lugar, lanzar las de la persona que le encomendó dicha tarea.
43 – Quien realiza Hayy Tamattu‘ o Qiran puede sacrificar un cordero o compartir junto con otras siete personas el sacrificio de un camello o una vaca.
44 – Quien no pueda sacrificar un animal, deberá ayunar tres días durante el Hayy y siete cuando vuelva a su hogar.
45 – Es preferible ayunar esos tres días antes del Día de ‘Arafat. También puede hacerlo los días 11, 12 y 13 de Dhul Hiyyah.
46 – Está permitido ayunar esos tres días de manera sucesiva o discontinua. Lo mismo se aplica a los siete días que deberá ayunar cuando regrese a su hogar.
47 – El Tawaf de despedida es una obligación para todos los peregrinos, salvo para las mujeres que se encuentren menstruando o en el puerperio.
48 – La visita a la Mezquita del Profeta es Sunnah y puede hacerse antes o después de Hayy.
49 – Cuando se ingresa a la Mezquita del Profeta se deben realizar dos Raka‘at como salutación; y aunque se puedan hacer en cualquier lugar de la Mezquita, lo mejor es hacerlo en la Raudah.
50 – La visita a la tumba del Profeta y a otras tumbas es lícita sólo para los hombres.
51 – Tocar, frotar con las manos o besar todo lo que se encuentra próximo a la tumba del Profeta es un acto sin precedentes y una innovación reprochable. Es importante recordar que dar vueltas alrededor de una tumba es un acto de idolatría (Shirk).
52 – También es Shirk invocar al Profeta para pedirle asistencia en momentos de aflicción y de enfermedad.
53 – El Profeta se encuentra en su tumba en una vida transitoria (Barzaj) hasta el momento de la Resurrección; y sólo Allah conoce la realidad de esa vida.
54 – Realizar invocaciones con las manos elevadas frente a la tumba del Profeta es una innovación.
55 – Visitar la tumba del Profeta no es una obligación, ni tampoco una condición para la validez de la peregrinación, como creen algunas personas.
56 – Los Hadices a los cuales recurren quienes sostienen que es obligatorio visitar la tumba del Profeta son fraguados o de transmisión dudosa.

Related Articles

Artículo más visitado

Artículos variados

Para el Hayy

Dijo Al-lah, Glorificado y Exaltado sea (lo que se interpreta en español): {Ciertamente, la primera Casa erigida para los hombres es la de Bakkah [la Ka‘bah], en ella hay bendición...más