Desintegración familiar – II

Desintegración familiar – II
6667 761

 

Las drogas son otra de las razones detrás de la desintegración familiar. Este es un asunto muy peligroso que ha afectado a gran parte de la juventud de nuestros días. Nuestros enemigos han esparcido las drogas a causa de que nuestra juventud no se siente atraída hacia el Islam, esta explosión de las drogas es, por tanto, un resultado natural.
 
También, el desempleo induce a los jóvenes a involucrarse con drogas para hacer dinero, y así sus problemas familiares los conducen a utilizarlas. A los padres no les importa quiénes son las amistades de sus hijos; de esta manera, ellos pueden hacerse amigos de malas personas que los introducen en las drogas, mientras que sus padres ni se enteran.
 
El desmoronamiento de la familia también resulta de la falta de compasión y benevolencia en la casa, por parte de los padres. El padre llega del trabajo, come, bebe, duerme, luego despierta y pasa la noche con sus amigos; mientras tanto, la madre está ocupada con los últimos lanzamientos de la moda en el mercado y visitando a sus amigas, y no tiene tiempo para atender a sus hijos, quienes están siendo atendidos por una criada.
 
Con respecto a las madres que trabajan, quienes quedan agotadas debido a la naturaleza débil de sus cuerpos, los problemas del trabajo las afectan física y emocionalmente; por lo tanto, ellas no tienen el tiempo ni la mente para encargarse de sus hijos antes de ir al trabajo.
 
Algunas madres admiten que ya están cansadas de sus hijos y de sus maridos. Por otro lado, el padre sostiene que él les provee la mejor comida, bebidas, juguetes, computadoras, al igual que todo lo que necesitan para el colegio, y que no les hace falta nada. ¡Pobre hombre!...Sin embargo, la verdad es que ellos carecen de algo que es muy importante, es esencial: amor, compasión y un buen ejemplo. Este hombre sólo está gastando en satisfacer las necesidades físicas de sus hijos, mientras que lo que realmente necesitan es que él se siente a jugar con ellos.
 
Preste atención a lo que Al-lah Dice respecto al Profeta Iahia, la paz sea con él (lo cual se interpreta en español): {Y le concedimos la sabiduría desde pequeño.} [Corán 19:12] Así pues, Al-lah le concedió la profecía, el conocimiento y, como Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Hicimos de él un joven clemente y puro, y fue piadoso.} [Corán 19:13] Sin duda, es una misericordia de Al-lah el haber hecho de Iahia, la paz sea con él, una persona afectuosa, misericordiosa, bondadosa y amable.
 
Entonces, Al-lah hizo que esta compasión y misericordia dieran lugar a algo grande, como lo Menciona en la siguiente aleya (que se interpreta en español): {Benevolente con sus padres, no fue soberbio ni desobediente.} [Corán 19:14]
 
Otra de las causas del colapso familiar es el uso de magia (brujería), a la que la gente recurre para tomar venganza, lo cual ha dado como resultado que el monoteísmo islámico desaparezca de las prácticas de la gente. Ciertamente, la magia es una realidad y tiene efectos sobre las personas. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {…Aprendían de ellos como separar al hombre de su esposa, pero en verdad no podían engañar a nadie si Al-lah no lo permitía…} [Corán 2:102]
 
Ciertamente, ningún daño puede ser causado excepto con el permiso de Al-lah, y a menos que Él haya decretado ya que ese daño se causaría. Al-lah Continúa Diciendo (lo que se interpreta en español): {…Aprendían lo que les perjudicaba y no les beneficiaba, y sabían que quien accedía a la magia y la brujería no tendría éxito en la otra vida…} [Corán 2:102]
 
Consecuentemente, quien se mete en asuntos de magia no tendrá parte en la otra vida, lo cual significa que no tendrá ninguna recompensa. El castigo que la ley da para los brujos o hechiceros es la muerte, porque ellos son verdaderos incrédulos. Al-lah Concluye este verso Diciendo (lo que se interpreta en español): {…¡Qué mal hicieron en vender sus almas!} [Corán 2:102]
 
No obstante, en la actualidad, la gente está confundida y desprevenida de la realidad de la hechicería, ellos piensan que un hechicero o brujo puede matarlos y no confían en Al-lah, Quien Dice (lo que se interpreta en español): {…Y quien se encomiende a Al-lah, sepa que Él le será suficiente…} [Corán 65:3]
 
El poner nuestra fe en Al-lah detiene los efectos de la hechicería, mientras que las almas débiles que no son obedientes y cuya convicción está vacilando, definitivamente serán afectadas. Ellos no perseveran en el recuerdo diario de Al-lah ni en mencionar el Dhiker (alabanzas a Al-lah), ni suplican a Al-lah antes de dormir ni después de las oraciones (recitando las suras Al Falaq, An-Nas y Al Ijlas tres veces después de las oraciones y antes de dormir, porque estos capítulos son el mejor remedio para curar la hechicería y prevenirla).
 
Además, uno necesita ser cuidadoso con respecto a quiénes entran en la casa y sólo permitir la entrada a gente virtuosa; ya que, de lo contrario, alguna persona malvada podría entrar y poner un hechizo en la casa, lo cual implicaría tener que buscar a alguien para deshacer el hechizo.
 
El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, fue afectado por un hechizo que le mandó un brujo judío; ¿qué lo curó de esto?...fue curado por las tres suras mencionadas anteriormente y con el permiso de Al-lah, junto a las bendiciones del Corán, lo cual tiene un gran efecto sobre las almas y sana, siempre y cuando la gente crea en sus efectos.
 
Los videos y la televisión están también entre las causas de la desintegración familiar, porque son dos instrumentos que diseminan el veneno y la inmoralidad. Algunas personas piensan que esto lleva a la familia a unirse cuando todos se reúnen para mirar una película o un video en la televisión; aunque la realidad es que ellos no hablan unos con otros mientras están viendo la película, y si alguien trata de hacer un comentario, todos lo callan. En algunas casas, existe un equipo de televisión en cada habitación, además de la antena parabólica.
 
Las estadísticas han confirmado que la televisión priva a la persona de disfrutar de su vida social y de la lectura; lo ayuda a alejarse de los demás y disminuye el grado de comprensión entre los esposos, además de distraer a los estudiantes de sus deberes. También, ha sido confirmado que los niños no pasan la cantidad de tiempo necesaria con el resto de la familia una vez que la televisión ha cruzado el umbral de las casas de las personas. Así, este es uno de los tipos de corrupción a los que la gente se expone.
 
Continuando con el tema de las causas de la desintegración familiar, otra de ellas es el permitir a las muchachas hablar por teléfono con quien sea. Puede que un muchacho esté hablando con ella, halagándola y coqueteando con ella, haciéndola sentir que flota en el aire; tan pronto como regresa del colegio, ella se sienta cerca del teléfono esperando su llamada, para escuchar más de esos coqueteos. Después, él le promete falsamente que se casará con ella, le pide encontrarse con ella y, entonces, esto la lleva a cometer fornicación; el desastre tiene lugar, mediante el cual ella pierde lo más precioso que posee, luego él se aleja de ella y… ¿qué sucede? Cuando alguien vaya a pedir su mano, ¿qué dirá? Todo esto es debido a la falta de supervisión y la forma equivocada en que los padres educan a sus hijos.
 
Si no retornamos a Al-lah con sinceridad, los colapsos ocurrirán y caeremos al mismo nivel de las sociedades de los incrédulos, donde los ancianos son humillados y enviados a los acilos, las hijas se vuelven rebeldes y salen a las calles. ¿Continuaremos sentados, observando lo que pasa, sin hacer nada al respecto?
 
¿Somos lo suficientemente sabios como para volvernos verdaderamente a Al-lah y ponerle fin a la situación en que se encuentran nuestras familias? 
 
Usted será responsable por aquello que le ha sido confiado; sus hijos son una confianza que Al-lah Ha puesto en sus manos y Él le preguntará al respecto el Día en que la riqueza y los descendientes no servirán de nada, y sólo aquel que se encuentre con Al-lah con un corazón puro se beneficiará, pues su corazón estará lleno de fe.
 

Cada persona estará preocupada sólo por sí misma, y nadie se preocupará por sus padres, medres, hermanos o hermanas. Este será el Día del Juicio, el Día terrible, que durará cincuenta mil años. Realmente necesitamos mantener el recuerdo de este Día vivo en nuestros corazones y mentes, y comenzar a rectificar nuestra situación.

Related Articles

Artículo más visitado

Vida matrimonial

Las occidentales y el matrimonio

Soy psiquiatra y mi trabajo me permite ver la otra cara de la sociedad y mezclarme con diferentes tipos de gente, tanto mujeres como hombres. La naturaleza de quienes trabajan en ramos como el mío...más