Significado y propósito del sacrificio en el ‘Eid Al Ad-ha

Significado y propósito del sacrificio en el ‘Eid Al Ad-ha
  • Fecha de publicación:03/10/2010
  • Sección:'Id Al Adha
  • Valorar:
8061 816

¿Qué es Al Ud-hiah? 

El significado lingüístico de Al Ud-hiah hace referencia al animal que es sacrificado el día del ‘Id Al Ad-ha. En la Shari’ah, la Ley revelada por Al-lah, ud-hiah significa el sacrificio ritual realizado con la intención de acercarse a Al-lah, el único Creador de todo lo existente, en días específicos y cumpliendo ciertas condiciones establecidas. Por lo tanto, cualquier sacrificio en otros días por la causa de Al-lah no es una Ud-hiah, y lo que es sacrificado en los días designados del sacrificio, pero no directamente por la causa de Al-lah en cumplimiento del ritual de ese día, como los que hace el carnicero para vender, no son una Ud-hiah.
 
La prescripción de Al Ud-hiah
 
El sacrificio (Al Ud-hiah) en los días establecidos para el mismo (Aiam annahr, los días 10, 11, 12 y 13 de Dhul Hiyyah, el 12do. mes del calendario lunar) es algo prescrito en el Islam como parte del peregrinaje ritual del Hayy. El Corán, la Sunnah y el consenso de los sabios (Iyma’) establecen su práctica. De acuerdo al Corán, Al-lah, Alabado y Exaltado, Sostiene lo siguiente (que se interpreta en español): {Reza, pues, a tu Señor y sacrifica [los animales en Su nombre].} [Corán 108:2] Este es un mandato para el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, lo que lo convierte en una orden para todos los creyentes ya que ellos deben seguir al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam. De acuerdo con las pruebas de la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, fue una tradición establecida por él, seguida por los Compañeros y quienes los siguieron en la fe, el sacrificar un animal (usualmente una oveja) en el día del ‘Id Al Adha. Existen numerosos reportes de que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y sus Compañeros hicieron este sacrificio en el ‘Id y ordenaron a los demás que lo hicieran.
 
La sabiduría detrás de Al Ud-hiah
 
Es imposible para el ser humano comprender completamente la sabiduría detrás del Ud-hiah. Sin embargo, podemos discernir algunos de sus beneficios:
a)      Es una expresión de gratitud hacia Al-lah por traernos a la existencia.
b)      Es un reavivamiento de las enseñanzas de Ibrahim, padre de los Profetas, la paz sea con él. Así que, cuando el creyente sacrifican un animal, está recordando cómo Ibrahim e Isma’il, la paz sea con ellos, pacientemente obedecieron el mandato de Al-lah: en el caso de Isma’il, ofreció su propia vida; y en el caso de Ibrahim, la vida de su hijo, como un sacrificio para Al-lah, Alabado y Exaltado. Así, cuando el creyente recuerda esto, se esfuerza para seguir los pasos de estos nobles profetas.
c)      Al Ud-hiah es un acto abierto de refutación en contra de aquellos que dicen que no está permitido para los seres humanos sacrificar animales y comer su carne debido al dolor que esto les causa o debido a que sus vidas son sagradas.
d)     Al Ud-hiah establece que el método más humanitario de matar a un animal es sacrificándolo.
e)      Al Ud-hiah incrementa nuestra gratitud hacia Al-lah ya que es una demostración abierta de cómo Él sometió la tierra a la humanidad e hizo lícito el tomar la vida de determinadas criaturas para satisfacer las necesidades de los seres humanos.
 
La naturaleza de la prescripción de Al Ud-hiah
 
La mayoría de los sabios son de la opinión de que laUd-hiah es una acción enfáticamente recomendada, siguiendo así la tradición del Profeta (Sunnah Mu’akkadah). Esta también fue la opinión de dos de los Califas bien guiados: Abu Baker y ‘Umar, que Al-lah Esté complacido con ellos. Para ellos, la prueba de que esto no era obligatorio (fard) era el dicho del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “Si llegan los 10 (primeros días de Dhul Hiyyah) y uno de ustedes desea sacrificar, que no tome nada de su pelo o piel”. [Muslim] Los Hanafis sostienen que es wayib (obligatorio) basados en el verso del Corán antes mencionado (108:2).
 
Además, quienes sostienen que es wayib dicen que es fard ‘ain para todo aquel que tiene las condiciones de hacerlo. Sin embargo, quienes dicen que es recomendable, sostienen que es así para cada familia que tiene las condiciones de hacerlo, no para cada individuo. Aquí, la definición de “familia” se refiere al grupo de personas que viven juntas, cuyas finanzas están mezcladas y que están relacionadas entre sí de una u otra forma, incluso si se trata de parentesco lejano.
 
Condiciones bajo las cuales es obligatorio –de acuerdo con quienes sostienen que es una obligación– y bajo las cuales es Sunnah –de acuerdo con quienes sostienen que es Sunnah–
a)      Que quien sacrifica sea musulmán. La Ud-hiah no está estipulada para los no musulmanes porque esta es un acto para acercarse a Al-lah, y la persona debe someter su voluntad libremente a la voluntad de Al-lah antes de intentar acercarse a Él.
b)     Que quien sacrifica sea residente, no un viajero. El viajero no está obligado a realizar la Ud-hiah ya que es dificultoso llevar un animal para sacrificar cuando se está de viaje.
c)      Que quien sacrifica tenga recursos económicos suficientes. La prueba de esto es el dicho del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, donde condicionó la Ud-hiah para “aquel que tiene suficiente riqueza…”.
d)     Que quien sacrifica sea un adulto en pleno uso de sus facultades mentales. Esta es una condición de acuerdo con quienes dicen que la Ud-hiah es Sunnah. Respecto a quienes sostienen que es una obligación, algunos dicen que la Ud-hiah debe ser realizada con la riqueza del demente o el niño, si tiene riqueza, en su nombre.
 
Condiciones para la validez de Al Ud-hiah
a)      Que lo que sea sacrificado debe ser considerado animal doméstico, como ovejas, cabras, camellos y demás similares; pero sacrificar, por ejemplo, uno o más pollos no es válido.
b)     No importa si lo que se sacrifica es hembra o macho.
c)      Nunca se reportó que los Compañeros hayan sacrificado algo diferente a lo mencionado anteriormente para el ‘Id Al Ad-ha.
d)     Una oveja o una cabra cuentan para una persona, mientras que un camello o una vaca puede ser compartido hasta por 7 personas. Yabir dijo: “Sacrificamos con el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en el año del tratado de Hudaibiah, un camello para 7 y una vaca para 7”.
e)      El animal sacrificado debe haber crecido completamente: cerca de 6 meses para una cabra, un año para una oveja, 3 años para una vaca y 5 años para un camello.
f)       El animal para el sacrificio debe estar libre de defectos, especialmente aquellos que afectan la carne.
 
El tiempo de Al Ud-hiah
 
El tiempo de Al Ud-hiah comienza en el Fayer del segundo ‘Id. Sin embargo, este debe ser realizado después de la oración del ‘Id; es permitido que se realice antes de la Jutbah, pero es preferible después de esta. Si uno vive en un área donde se realizan varias oraciones del ‘Id, es suficiente con completar el salat en uno de ellos. Si uno vive en un lugar donde habitualmente se realiza la oración del ‘Id, pero se la retrasa hasta el segundo día del ‘Id por alguna razón, o simplemente no se la lleva a cabo, entonces el tiempo del sacrificio comienza en el tiempo indicado para la oración del ‘Id al final del primer día, y esto debe ser después de que el sol pasa su zenit. Sin embargo, si uno vive en un lugar donde no se realiza la oración de ‘Id, entonces se puede sacrificar en cualquier momento después del amanecer.
 
El tiempo del sacrificio termina, de acuerdo con los Hanafis, Malikis y Hanbalis, con el ocaso del tercer día del ‘Id. Sin embargo, los Shafi’is son de la opinión de que los días del sacrificio son 4, incluyendo el día del ‘Id. Su prueba es el dicho del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “Todos los días de Tashriq (11, 12 y 13 del Hayy) son días de sacrificio”. Cualquier sacrificio fuera de estos tiempos no es una Ud-hiah.
 
Distribución de la carne
 

La Sunnah de Al Ud-hiah se cumple al dejar fluir la sangre del animal al realizar el sacrificio. Sin embargo, es preferible distribuir un tercio de la carne a los pobre en caridad; dar un tercio como regalo para los vecinos, parientes y amigos; y un tercio de la carne para la familia; esto se debe hacer en proporciones iguales. Si la familia de quien sacrifica necesita la carne, la persona debe guardar para sí la mayor parte de esta. Si se tiene un familiar necesitado y uno mismo no está en necesidad, entonces debe darle a su familiar la mayor parte de la carne. Y si quien sacrifica y sus parientes son ricos, entonces debe dar la mayor parte de la carne en caridad.

Related Articles

Artículo más visitado

'Id Al Adha

Objetivos del 'Id (fiesta) y sus beneficios

Los preceptos de la Shari'ah se establecieron para permitirle a los hombres alcanzar sus intereses y lograr beneficios en está y la Otra Vida. Encontramos en el Corán que en algunas aleyas...más