Las virtudes de leer el Corán

Las virtudes de leer el Corán
10647 1445

Reflexionar sobre los versos de Al-lah es una forma de adoración; es algo que acercará a al apersona hacia Al-lah, Glorificado sea. Esta reflexión no es irresponsable y errante, sino que incluye un estudio del Tafsir clásico (exégesis) de los versos. Al-lah. Exaltado sea, Dice en el Corán (lo que se interpreta en español): {¿Acaso no reflexionan en el Corán y sus significados? Si no procediera de Al-lah habrían encontrado en él numerosas contradicciones.} [Corán 4:82]

El Libro de Al-lah es como ninguno otro, es la palabra eternal de Al-lah, y no es una cosa creada. Es una guía de estudio para la vida, la muerte y lo que viene después. Por tanto, merece un estudio mucho más cuidadoso que cualquier otro escrito. Es necesario que su lector retorne a las primeras narraciones de aquellos que fueron testigos de su revelación y escucharon su explicación por quien fue designado por Al-lah para enseñar y explicar Sus Palabras a la humanidad, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Porque si alguien tratara de reflexionar sobre los significados de los versos sin haber hecho este estudio, entonces, seguramente la contaminación de la época en la que vive y su ignorancia de la correcta aplicación y entendimiento que los primeros musulmanes tuvieron, podría hacerle comprender algunas cosas de forma incorrecta, y por lo tanto se extraviará, creyendo que está adorando a Al-lah. Es así que todo musulmán sincero que espera ganar el amor de Al-lah al recitar y reflexionar sobre Su Libro, debe aferrarse a los significados explicados por el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y aquellos enseñados por los Compañeros y sus seguidores inmediatos, y los primeros eruditos del Islam.
Queridos hermanos musulmanes, sepan que recitar y reflexionar sobre el Libro de Al-lah, y dedicar un tiempo regularmente a su estudio e implementación, tiene tremendos beneficios en esta vida y en la otra. Ahora, observemos solo algunos de ellos para apegarnos más firmemente a las majestuosas Palabras de Al-lah. Cada beneficio es un estímulo suficiente para incentivarnos a huir de la pereza que tengamos y dedicarnos totalmente al Corán.
Leer y reflexionar sobre el Corán cumple un deber islámico
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, resumió esta religión con esta afirmación: “La religión (del Islam) es nasihah (ofrecer consejo sincero/ser sincero)”. Tamim bin Aws, que Al-lah Esté complacido con él, dijo: “Preguntamos: ¿a quién?” Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, respondió: “[Siendo sincero con] Al-lah, [con] Su Libro, Su Mensajero, los lideres de los musulmanes y los musulmanes en general”. [Muslim] Esta sinceridad que es debida al Libro de Al-lah incluye su recitación regular, aprender las reglas del Taywid (la forma de recitar el Corán de acuerdo con reglamentos específicos) y recitarlo de forma hermosa, aprender sobre su Tafsir y las razones y las razones para su revelación, afirmando que es la verdad, la palabra perfecta de Al-lah y que no es creado, honrarlo y defenderlo, cumplir con las órdenes y prohibiciones que allí se encuentran, y enseñarlo y llamar hacia él.
El Corán será una prueba a favor o en contra de nosotros en el Día del Juicio
Esto es debido a la afirmación del Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “Y el Corán es una prueba a favor o en contra de ustedes”. [Muslim] Por lo tanto, una de dos cosas ocurrirá con esta prueba, el Libro de Al-lah. Puede que sea una prueba a nuestro favor en aquel Día en el cual necesitaremos desesperadamente toda buena obra, o puede que será algo que se levante en contra de nosotros. ¡La misma Palabra de nuestro Creador como una prueba en contra nuestra! ¿Quién podrá salvarse del terror de aquél Día si la propia Palabra de Al-lah está en su contra?
Piensen con cuidado, queridos hermanos musulmanes, sobre su posición con respecto al Corán. ¿Lo están descuidando, contradiciendo, y hacen caso omiso de sus órdenes y prohibiciones? ¿Estás reflexionando profundamente sobre él? ¿Estará de tu lado en el Día del Juicio?
El Corán intercederá por nosotros en el Día del Juicio
Abu Umamah, que Al-lah Esté complacido con él, relató que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Lean el Corán, porque ciertamente vendrá en el Día del Juicio como un intercesor por sus compañeros”. [Muslim]
El Corán eleva nuestro estatus en esta vida
En el Sahih Muslim, es uno de los dos libros más auténticos de narraciones proféticas, encontramos una historia maravillosa sobre cómo un hombre de la gente de Paraíso, Omar ibn Al Jattab, que Al-lah Esté complacido con él, comprendió este principio. La historia es que una vez, algunos hombres fueron a preguntarle, durante su gobierno como Califa, respecto al liderazgo de Meca. Los hombres preguntaron: “¿A quién designarás para gobernar Meca?” Omar, que Al-lah Esté complacido con él, le respondió: “A Ibn Abza”. Le preguntaron: “¿Y quién es Ibn Abza?” Omar, que Al-lah Esté complacido con él, respondió: “Un esclavo liberto de aquellos que liberamos”. Ellos resaltaron: “¿Dejarás a un esclavo liberto a la cabeza de la Gente del Valle (las tribus nobles de Quraish)?” Omar, que Al-lah Esté complacido con él, respondió: “De hecho, él es un recitador del Libro de Al-lah y es conocedor de la obligaciones de los musulmanes. ¿No han escuchado la afirmación del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam:‘Ciertamente Al-lah eleva a algunas personas por este Libro y rebaja a otras por él’?”
La gente del Corán son las mejores personas
‘Uzman, que Al-lah Esté complacido con él, dijo que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “El mejor de ustedes es el que aprende el Corán y lo enseña a otros”. [Bujari]
Hay diez recompensas por cada letra recitada del Corán
Como un hadiz en At-Tirmidhi lo conprueba: “Quien lea una letra del Corán recibirá una buena acción. (Sabe que) Una buena acción es multiplicada diez veces más. No digo que Alif (A) Lam (L) Mim (M) (una combinación de letras frecuentemente mencionada en el Corán) es una letra. Ciertamente Alif es una letra, Lam es una letra y Mim es una letra”. [At-Tirmidhi] Por tanto, aumenta tu recitación del Corán para ganar estos méritos, así como los que le siguen.
Los recitadores del Corán estarán en compañía de los nobles y obedientes ángeles
‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella, relató que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “De hecho, quien recita el Corán de forma hermosa, fluida y precisa, estará en compañía de los nobles y obedientes ángeles. Mientras que quien recita con dificultad, tartamudeando y tropezando a través de sus versos, tendrá doble recompensa”. [Bujari y Muslim]
Entonces, queridos hermanos musulmanes, no permitan que Satanás les dé falsas excusas, como “yo no soy árabe”, o “este no es mi idioma”. Este hadiz es un prueba firme contra estos susurros.
Dedícate al Libro de Al-lah seas o no árabe. Las excusas han sido eliminadas y el camino ha sido allanado para que te aferres al Libro de Al-lah sin reservas o excusas. Seguramente que no dudarás en buscar un profesor o un círculo de estudio del Corán al conocer sobre los grandes beneficios de leer y reflexionar sobre el Corán.
Nuestra posición y rango en el Paraíso es determinado por la cantidad de Corán que memoricemos en esta vida
‘Abdul-lah bin ‘Amer bin Al ‘As, que Al-lah Esté complacido con él, escuchó al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, decir: “Les será dicho al compañero del Corán: ‘Lee y elévate (en los niveles del Paraíso) y embellece tu voz como lo hacías cuando estabas en la vida mundanal. Porque, ciertamente, tu posición en el Paraíso llegará hasta el último verso que recites”. [Abu Dawud y At-Tirmidhi]
El Corán lleva al Paraiso
Dice el Corán (lo que se interpreta en español): {Por cierto que este Corán guía por el sendero más justo y firme, y albricia a los creyentes que obran rectamente que recibirán una gran recompensa.} [Corán 17:9]
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “El Corán es un intercesor –algo a lo que se le ha dado permiso de interceder -… Quien le de preeminencia, lo llevará hacia el Paraíso; y quien sea negligente con él, lo conducirá hacia el Fuego”. [At-Tabarani]
Queridos hermanos musulmanes, sepan que estos nueve de los muchos beneficios disponibles solo pueden ser alcanzados por medio de un sincero compromiso con el Libro de Al-lah, y no simplemente por una afirmación vacía de amor hacia él. El corazón debe estar aferrado sinceramente al Libro de Al-lah, y las extremidades y la lengua lo seguirán. Debemos tener en cuenta que solamente hemos mencionado unos pocos de los numerosos beneficios de leer y reflexionar sobre el Corán. Existen muchos otros beneficios que esperan por ti cuando leas el Corán y los libros de Hadiz, como el capítulo del Corán que pedirá en tu nombre en la tumba y que es una cura física, una fuente de descanso y una relajación para los corazones, entre muchas otras cosas.

 

Related Articles

Artículo más visitado

El Corán y Ramadán

Cómo mejorar tu relación con el Corán

Se recomienda a todo creyente, hombre y mujer, recitar el Libro de Al-lah, el Sagrado Corán, a menudo, con la meditación y comprensión debidas. Esto se puede hacer usando una copia...más