¿Por qué estudiar la biografía del Profeta Muhammad? (Parte 1)

¿Por qué estudiar la biografía del Profeta Muhammad? (Parte 1)
  • Fecha de publicación:22/09/2010
  • Sección:Su vida
  • Valorar:
1641 517

Las alabanzas son para Al-lah. A Él Le agradecemos, a Él pedimos Su Ayuda y Perdón. Nos refugiamos en Al-lah del mal de nuestras almas y de nuestras malas obras. A quien Al-lah Guía, no habrá nadie que lo pueda desviar; y a quien Al-lah Extravía, nadie puede encaminar.Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, es Su siervo y Mensajero. 

Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
  • {¡Oh, creyentes! Temed a Al-lah como es debido y no muráis sino sometidos a Él.} [Corán 3:102]
  • {¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor Quien os Ha Creado a partir de un solo ser, del que Creó a su esposa e Hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Al-lah, en Cuyo Nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco. Por cierto que Al-lah os Observa.}[Corán 4:1]
  • {¡Oh, creyentes! Temed a Al-lah, y hablad sólo con fundamento. Él Hará prosperar vuestras obras y Perdonará vuestros pecados. Sabed que quien obedece a Al-lah y a Su Mensajero obtendrá un triunfo grandioso.}[Corán 33:70-71]
 
¡Oh, Al-lah! A Ti pertenecen las alabanzas tal como Tu Faz y Tu Poder merecen. Las alabanzas son para Ti hasta que Te Complazcas, las alabanzas son para Ti cuando Te Complazcas, y las alabanzas son para Ti después de que Te Complazcas.
Estudiar la senda profética es un asunto muy importante para cada musulmán, pues este estudio cumple con varios fines. Entre los más importantes tenemos:
 
  • Permite seguir al Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, al conocer su personalidad, sus obras, sus dichos y sus aprobaciones.
  • Hace al musulmán amar al Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, y ayuda a desarrollar y bendecir este amor por él.
  • Hace al musulmán conocer la vida de los nobles Sahabah que realizaron Al Yihad con el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. Así, dicho estudio hace también amar a los Sahabah, seguir su senda y su camino.
  • También As-Sirah aclara al musulmán la vida del Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, con todos sus detalles; desde su nacimiento hasta su muerte, pasando por su infancia, su juventud, su Da‘wah, su Yihad, su paciencia y su victoria contra sus enemigos.
  • Además, As-Sirah muestra claramente que el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, fue un esposo, un padre, un líder, un guerrero, un gobernante, un político, un educador, un predicador, un hombre ascético y un juez. Por esto, cada musulmán puede encontrar lo que necesita para sus distintas ocupaciones y roles sociales en As-Sirah del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam.  
Por ejemplo; el divulgador del Islam puede encontrar en As-Sirah del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, los métodos de Ad-Da‘wah y sus etapas consecutivas, y conocer los medios convenientes para cada una de las etapas de Ad-Da‘wah. Así, el divulgador del Islam se beneficia de As-Sirah respecto a la comunicación con la gente al invitarles hacia el Islam, además de sentir el gran esfuerzo que realizó el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, para llevar en alto la Palabra de Al-lah.
También el divulgador conocerá cómo comportarse ante los obstáculos, los problemas y las dificultades, y cuál es la actitud correcta que debe seguir durante las pruebas y las situaciones difíciles.
El educador encuentra en As-Sirah del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, la enseñanza profética en la educación y el arte de influir en la gente de forma general, y en forma específica sus Sahabah a quienes el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, educó personalmente y les formó. Así pues, el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, pudo formar a una generación coránica única, y con ellos el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, formó la mejor Ummah que haya surgido en la humanidad; pues ordena el bien, prohíbe el mal y cree en Al-lah. Con los Sahabah, el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, estableció un estado que difundió la justicia en las tierras bajo su gobierno, al este y al oeste.
El líder militar y el combatiente encuentran en As-Sirah del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, un sistema perfecto y un método exacto en las artes de conducir los ejércitos, las tribus, los pueblos y la nación. Esto porque encuentra unos modelos claros en lo que concierne a la planificación, una exactitud clara en la realización, el cuidado de personificar los principios de la justicia y cumplir con las reglas de la consulta entre los soldados y los comandantes, entre el gobernante y los súbditos.
El político aprende de As-Sirah cómo el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, solía tratar con sus peores adversarios políticos desviados, tales como el jefe de los hipócritas ‘Abdul-lah ibn Ubai ibn Salul que manifestó su conversión al Islam ocultando Al Kufr (la incredulidad) y su odio hacia el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. En As-Sirah se encuentra cómo este hipócrita tramaba conspiraciones y difundía rumores que dañaban al Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, para debilitarle y alejar de él a la gente, y cómo el Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, lo trató y tuvo paciencia con él y con su rencor hasta que su realidad se hizo evidente ante la gente. Así pues, toda la gente se alejó de él, hasta la más cercana a él, y le trataban con desprecio.
Además, los ulemas pueden encontrar en As-Sirah todo lo que les ayude a entender el Libro de Al-lah, Glorificado Sea. Pues As-Sirah es lo que explica el Noble Corán de forma práctica, ya que ésta incluye las causas de la revelación y la explicación de muchas aleyas, así que les ayuda a entender estas aleyas, deducir las prescripciones legales de ellas, extrayendo así de ella los juicios de la Shari‘ah y los principios de la política de la Shari‘ah.
También a través de As-Sirah, los ulemas pueden conseguir los conocimientos correctos en las diferentes ciencias del Islam, y comprender las aleyas abrogadas y las derogadoras, y las otras ciencias. De este modo, los ulemas pueden saborear el espíritu del Islam y sus sublimes fines.
En As-Sirah, los ascetas pueden encontrar el concepto de la abstinencia (de los placeres de esta vida), su realidad y fines. Así como los comerciantes pueden saber mediante ella las metas del comercio, sus métodos y modales. Y los atribulados aprenden los más elevados grados de paciencia y firmeza, y así se fortalecen sus resoluciones, lo que les ayuda a continuar siguiendo el camino del Islam; también se consolida su confianza en Al-lah, Glorificado y Alabado Sea, y están seguros de que el buen final espera a quienes temen a Al-lah.
Además, la Ummah aprende mediante As-Sirah modales elevados, la buena moral, las creencias auténticas, la adoración correcta, el comportamiento sublime, la pureza del corazón, además del amor por Al Yihad en la Causa de Al-lah y buscar el martirio en Su Camino. Por eso, ‘Ali ibn Al Hasan, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Enseñábamos Al Gazawat (plural de Gazwah) del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, como enseñábamos las suras del Corán". Oí a Muhammad ibn ‘Abdul-lah decir: "Oí a mi tío Az-Zuhri, que Al-lah le dé Su perdón, decir: La ciencia de Al Gazawat contiene la ciencia de la vida mundana y la Última Vida". También Isma‘il ibn Muhammad ibn Sa‘d ibn Abi Waqqas, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Mi padre nos enseñaba Al Gazawat del Mensajero, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. Así pues; las enumeraba y decía: Estas son las hazañas de vuestros padres, no olvidéis mencionarlas".
 
 
 

 

Related Articles