Los acontecimientos más importantes antes del nacimiento del Profeta Muhammad (Parte 1)

Los acontecimientos más importantes antes del nacimiento del Profeta Muhammad (Parte 1)
3264 744

La historia de Abdul Muttalib, el abuelo del Profeta, y la excavación del pozo de Zamzam.

El Sheij Ibrahim Al ‘Ali, que Al-lah le dé Su perdón, mencionó en su valioso libro llamado "Sahih As-Sirah An-Nabawiah" (Lo que es auténtico en la biografía del Profeta), una narración de grado Sahih (Autentico) acerca de la historia de la excavación del pozo de Zamzam bajo la autoridad de ‘Ali Ibn Abu Talib, que Al-lah esté complacido con él, el cual narró: "‘Abdul Muttalib dijo: mientras estaba durmiendo en Al Hiyr vino alguien y me dijo: excava Tibah (la buena), pregunté: ¿Qué es Tibah? Dijo: luego se fue. Dijo otra vez: al siguiente día,volví a dormirme y me vino alguien y me dijo: excava Birrah (la bondadosa). Pregunté: ¿y qué es Birrah? Dijo:luego se fue. Al siguiente día vino de nuevo cuando me dormí y me dijo: Excava Al Madnunah (la valiosa). Dijo: dije: ¿Qué es Al Madnunah? Dijo: luego se fue. Al siguiente día cuando me dormí vino nuevamente y me dijo: excava Zamzam. Dije: ¿Y que es Zamzam? Respondió: la cual nunca se vacía, da de beber a los peregrinos, entre Al Farz y Ad-Dam junto al Al Gurab Al A‘sam y al pueblo de las hormigas.
Dijo: cuando aclaró su asunto y precisó su lugar, ‘Abdul Muttalib entendió que era verdad. Al siguiente día llevó una azada y fue en compañía de su hijo Al Hariz Ibn ‘Abdul Muttalib. En aquella época no tenía otro hijo. Luego comenzó a excavar y, cuando apareció el borde del pozo, dijo: ¡Al-lah Es el más grande! Entonces Quraish supo que logró su objetivo. Así que se dirigieron a ‘Abdul Muttalib y le dijeron:   Este es el pozo de nuestro padre Isma‘il (Ismael), la paz sea con él, y tenemos derecho sobre él.
Así que compártelo con nosotros. Respondió: no lo haré, este asunto fue confiado a mí y me fue otorgado por sobre de vosotros. Entonces le dijeron: sé justo con nosotros, ya que no te dejaremos en paz hasta que lo compartas.
Dijo: entonces poned un juez entre nosotros al cual pueda pedir su juicio. Dijeron: la vidente del clan de Sa‘d Ibn Hudhaim, lo cual él aceptó. Esta vidente se encontraba en Ash-Sham, así que ‘Abdul Muttalib viajó con unos hombres del clan de su padre, es decir, el clan de ‘Abd Manaf, y viajó también de cada clan de Quraish un grupo.
El camino era desértico y en un lugar se acabó el agua de ‘Abdul Muttalib y su gente, por lo que tuvieron tanta sed que pensaron que iban a morir. En ese momento le pidieron agua a quienes les acompañaban, pero estos se negaron a dársela y le dijeron: estamos en un desierto y tememos que nos toque lo que os tocó. Así que ‘Abdul-Muttalib dijo: “creo que cada uno debe excavar una tumba para sí mismo con lo que le queda de fuerzas. Y cada vez que un hombre muera, sus compañeros le pondrán en su tumba y le cubrirán. Así será hasta que quede sólo un hombre vivo. Y que quede un solo hombre sin enterrar es menos problema a que quede todo el grupo sin enterrar. Dijeron: ¡sí! ¡Qué bueno lo que mandas!
Así que cada hombre excavó para sí mismo una tumba, luego se sentaron esperando la muerte por la sed que tenían. Luego ‘Abdul Muttalib dijo a sus compañeros: “ ¿Por Al-lah nos rendiremos de esta forma a la muerte sin buscar agua en la zona? ¡Claro que no! Eso sería una completa incapacidad. Quizá Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, nos Provea de agua en algún lado. Así que procedamos”.
Cuando ‘Abdul Muttalib trajo su montura brotó debajo de su pie un pozo de agua dulce. ‘Abdul Muttalib y sus compañeros dijeron: ¡Al-lahu Akbar! (¡Al-lah Es el más grande!), así que bebió con sus compañeros, y cargaron agua para el resto del viaje. Luego llamó a los clanes de Quraish mientras estaban mirándole en todos estos aprestos. Dijo: “venid a beber, Al-lah nos Hizo beber”. Por eso vinieron y bebieron, y todos cargaron agua y luego dijeron: “¡Por Al-lah! Al-lah te Dio la razón, ¡Por Al-lah! No discutiremos contigo nunca acerca de Zamzam. Quien te Hizo beber agua en este desierto es Quien te hizo beber de Zamzam. Así que vuelve tranquilo a dar a los peregrinos de beber. Por lo tanto volvieron con él sin haber llegado a la vidente y le dejaron el pozo de Zamzam.
Ibn Ishaq, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: esto es lo que se me transmitió de ‘Ali Ibn Abu Talib acerca del asunto de Zamzam. Se han transmitido acerca del mérito del agua de Zamzam muchos Hadices, de los cuales destaca la narración de Muslim en su Sahih acerca de la historia de la islamización de Abu Dhar, que Al-lah esté complacido con él, cuando el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo de Zamzam: "El agua de Zamzam alimenta".
Fue narrado bajo la autoridad de Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, quien lo transmitió del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, que dijo: "El agua de Zamzam sirve según la intención por la cual se bebe.: Si la bebes buscando curación, Al-lah te Curará, y si la bebes para sentirte satisfecho, Al-lah te Dará satisfacción . Si la bebes para acabar con tu sed, Al-lah te Hará acabar con ella. Es el resultado de los aleteos de Yibril (Gabriel), y Al-lah Dio de beber con ella a Isma‘il -la paz sea con él".
El Sheij Muhammad Abu Shuhbah, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: Sea lo que sea, Al Hafidh Ad-Dumiati, que Al-lah le dé Su perdón, quien es de los narradores de hadices más minuciosos de entre los tardíos, le dio el grado de Sahih al hadiz: "El agua de Zamzam es buena para lo que se la tome" Y Al Hafidh Al ‘Iraqi, que Al-lah le dé Su perdón, lo confirmó.

Related Articles