Enseñanzas y experiencias obtenidas del suceso del elefante

Enseñanzas y experiencias obtenidas del suceso del elefante
  • Fecha de publicación:12/10/2010
  • Sección:Reflexiones
  • Valorar:
3352 953

1- El honor y dignidad de la Ka’bah que fue establecida como el primer templo dispuesto para los seres humanos. Y como los incrédulos de entre los árabes la glorificaban y santificaban, y no tenían nada más preciado que la Ka’bah. La Casa Santa tenia esta elevada posición consecuencia de las enseñanzas dejadas por los Profetas Ibrahim (Abraham) e Isma‘il (Ismael), la paz y bendiciones sean con ambos.

2- El deseo de los cristianos de cambiar las creencias de los árabes y borrar por completo cualquier cosa que los conectara con las costumbres de sus ancestro, para de esta forma hacerles perder su identidad. Por eso Abrahah quiso que los árabes dejen de venerar la K’abah, e hizo construir la iglesia de Al Qulais. A pesar de usar todos los recursos de convencimiento y amedrentamiento no logró que abandonen la Ka’bah y las cosas llegaron al límite de su paciencia cuando un beduino actuó obscenamente dentro de Al Qulais. 
Ar-Razi, que Al-lah le dé Su perdón, dijo acerca de lo que Al-lah, el Majestuoso, Dice (que se interpreta en español): {Desbarató sus planes [de destruir la Ka‘bah].} [Corán 105:2] lo siguiente: sepan que Al Kaid es el deseo secreto de perjudicar al prójimo. Entonces algunos dirán: ¿Por qué lo que hizo Abrahah fue llamado Kaid (en el Corán) siendo que él declaró abiertamente que quería destruir la Ka’bah? Respondo: ¡Si! Pero la maldad que ocultaba en su corazón era peor de la que mostraba, porque ocultaba lo que quería de los árabes, quiso despojarles del honor que tenían y el orgullo que sentían por su raza y tierra, los que eran animados por la veneración a la Ka‘bah; para así poder someterlos y convertirlos en sus subditos. 
3- El sacrificio por las cosas sagradas: Un rey de Himiar luchó en contra de Abrahah siendo aprisionado. An-Nufail Ibn Habib Al Jaz‘ami y quien le siguió de los clanes del Yemen lucharon en contra de él, pero fueron vencidos por su ejército debido a que era mayor. Así pues; ellos ofrendaron su sangre para defender sus cosas sagradas. Es algo de la naturaleza innata del hombre defender las cosas sagradas y sacrificarse por su causa.
4- Los que traicionan a su nación serán humillados: aquellos agentes quienes colaboraron con Abrahah y se convirtieron en aliados y espías suyos, indicándole dónde estaba Al Ka‘bah para que la destruyera. Entonces, fueron maldecidos en esta vida mundanal y en la Otra Vida. Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, les maldijo. La tumba de Abu Rigal se convirtió en un símbolo de la traición. Este hombre se fue odiado en los corazones de la gente. Cada uno que pasaba por su tumba le tiraba piedras.
5- La palabras de ‘Abdul Muttalib, el jefe de La Meca: "Nos apartaremos de su paso hacia La Ka’bah, pues si Al-lah les Ha Permitido llegar hasta ella no tendremos fuerza para luchar contra él" Esta es una descripción precisa de lo que le sucede a quien desafía a Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea. Pues sea la que sea la fuerza del enemigo y sus soldados, no podrá resistir ni un segundo frente al poder de Al-lah.
Al-lah, Enaltecido Sea, Es quien Da la vida y la Quita en cualquier momento. Al Qashani, que Al-lah le dé Su perdón, dijo que la historia del año del elefante es famosa y cercana a la era del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam. Esto es un signo del Poder de Al-lah. Un resultado de su ira contra quien se mete con lo que Él Ha Decretado como sagrado.
6- La veneración de la gente hacia Al Ka‘bah: La veneración de los árabes por la Casa inviolable de Al-lah, Quien se Encarga de Protegerla de los corruptos y de la astucia de los astutos.
Los árabes honraron a Quraish y dijeron: son la gente de Al-lah. El Luchó por ellos y les Protegió del enemigo. Esto era un signo de Al-lah, Alabado Sea, una señal de que Enviaría a un Profeta desde La Meca, que Purificaría Al Ka‘bah de los ídolos, y le devolvería su respeto y elevada posición.
7- La historia del elefante es una prueba de la profecía, pues algunos ulemas dijeron: el acontecimiento del elefante es uno de los testimonios de la profecía y de sus señales. Entre estos se cuenta Al Mawardi, que Al-lah le dé Su perdón, quien dijo: los signos de la Soberanía son impresionantes, los testimonios de la Profecía son obvios, sus inicios indican los resultados, en los cuales no se confunde la verdad con la falsedad.
Cuando se acercó el nacimiento del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, aparecieron los signos de la profecía y de su condición bendita. El signo más importante entre ellos, famoso y claro, es el acontecimiento del año del elefante... el signo del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, en la historia del elefante es que en su momento, era un feto en el vientre de su madre en La Meca, porque nació cincuenta días después de este acontecimiento, tras el fallecimiento de su padre, el lunes, doce de Rabi‘ Al Awwal. Entonces fue un signo profético por:
Primero: Si hubieran ganado, hubieran tomado mujeres y hombres como esclavos. Así que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, les Destruyó para proteger a Su Mensajero.
Segundo: Los Quraish no eran religiosos; de modo que Al-lah les Hiciera merecedores de Su protección de la gente del elefante, ni eran gente del libro (judíos y cristianos), porque adoraban a los ídolos, apoyaban a la incredulidad e impedían la creencia correcta, sino que lo Hizo porque Quiso que el Islam apareciera, protegiendo a Su profecía y como forma de aumentar la honra de la Ka‘bah.
Cuando se difundió entre los árabes lo que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Hizo en contra del ejército del elefante, estos respetaron al Haram y la gente obedeció a Quraish y dijo: son la gente de Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, pues Al-lah Luchó por ellos y les Protegió de la astucia de sus enemigos. Así que les honraron más. Quraish les ofrecía a los peregrinos Ar-Rifadah, As-Sidanah y les dio de beber.
Ar-Rifadah es una cantidad de dinero que Quraish pagaba cada año de sus propios bienes, con el cual hacían comida para la gente en los días de Mina. Por lo tanto ; se volvieron señores a los que la gente debía favores y se volvieron líderes seguidos por los demás.
La gente del elefante se convirtió en un ejemplo de los antepasados. Ibn Taimiah, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Esto era en el año del nacimiento del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, pues los vecinos de la Casa eran incrédulos, adoraban a los ídolos y la religión cristiana era mejor que la de ellos. Así que este suceso ocurrió no por la gente de la Meca en aquel tiempo, sino por Al Ka‘bah misma o por el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, el cual nació en aquel año, o por ambos. Cualquiera de los dos casos pues es de las pruebas de su profecía”.
Ibn Kazir, que Al-lah le dé Su perdón, dijo cuando habló acerca del acontecimiento del elefante: “Era una preparación para la profecía del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, ya que en aquel año nació según la opinión más extendida”.
La evidencia confirma que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, no Auxilió a Quraish porque los Prefiriera, sino que era para proteger Al Ka‘bah, a la cual Al-lah, Honraría mediante el envío del Profeta iletrado y el último de entre los Mensajeros.
8- La Protección de Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, para con Al Ka‘bah: Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, no Predestinó que la gente del Libro -Abrahah y sus soldados- destruyeran Al Ka‘bah ni dominaran la tierra sagrada, aunque estaba impurificada por el politeísmo y el gobierno de los idólatras, lo Hizo para Liberar Al Ka‘bah del dominio de los enemigos y para proteger la libertad de esta tierra para que surgiera en ella una creencia inalterable, que no estuviera dominada por un poder secular, ni por un tirano ni fuera dominada esta religión, la cual vendría para superar al resto de las religiones y conquistar los corazones de la gente, y para que dirija a la humanidad y no sea controlada por los hombres. Este era el Plan de Al-lah para su Casa y religión antes de que nadie conociera que Su Mensajero nació en aquel año.
Esto es una prueba que nos tranquiliza y da esperanza, pese a los planes e intentos que los sionistas y sus secuaces de destruir los lugares sagrados del Islam, pues así como Al-lah Protegió la K’abah, protegerá los demás sitios que Él Declaró como sagrados.
 9- Al-lah Hizo de este suceso una fecha histórica para los árabes, quienes consideraron muy grave lo que le pasó a la gente del elefante, por lo tanto lo tomaron como fecha referencial y decían: tal cosa tuvo lugar en el año del elefante, fulano nació en el año del elefante, tal cosa pasó tantos años después del año del elefante. El año del elefante coincide con el año 570 d.C.
 

Related Articles

Artículo más visitado

Reflexiones

La proteccion de Banu Hashem

Los incrédulos de Banu Hashim y de Banu Al Muttalib se asociaron con el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y le protegieron, como una de las costumbres de Al Yahiliah. De esto...más