Una perspectiva islámica sobre Halloween 1

Una perspectiva islámica sobre Halloween 1
  • Fecha de publicación:12/10/2014
  • Sección:Halloween
  • Valorar:
11161 3450

 

Cada año, durante la noche del 31 de octubre, millones de niños a lo largo de Norte América pintan sus rostros, visten disfraces y van puerta por puerta pidiendo dulces. Los adultos a menudo decoran sus casas con figuras fantasmales, tallan rostros tenebrosos en calabazas y ponen velas dentro de ellas. Desafortunadamente, entre los millones de norteamericanos que siguen esta costumbre, hay también muchos musulmanes. Este artículo aclarará el significado y los orígenes de Halloween y por qué los musulmanes no deben participar de esta celebración.
Orígenes del festival de Hallowwen
El antiguo festival celta (Irlanda/Escocia/Gales) llamado Samhain es considerado por muchos historiadores y eruditos como el predecesor de lo que hoy en día es Halloween. Samhain era el Año Nuevo de los paganos celtas. También era el Día de la Muerte, un tiempo en el que se creía que a las almas de aquellos que habían muerto durante el año se les permitía el acceso a la “tierra de los muertos”. Muchas creencias tradicionales y costumbres asociadas con Samhain continúan siendo practicadas actualmente el 31 de octubre. La más notable de esas costumbres es la práctica de dejar ofrendas de comida y bebida (ahora dulces) a los bromistas enmascarados y disfrazados, y la realización de fogatas. Elementos de este festival fueron incorporados al festival cristiano de All Hallow’s Eve o Hallow-Even, la noche antes del día de Todos los Santos (Hallows). Con el tiempo, el nombre Hallow-Eve dio como resultado al nombre Halloween. Hasta tiempos recientes, en algunas partes de Europa se creía que durante esta noche los muertos caminaban entre ellos y que los brujos y brujas volaban a la media noche. Como preparación para esto, se armaban fogatas para protegerse de esos malévolos espíritus.
Alrededor del siglo XIX, las bromas de las brujas fueron reemplazadas por trucos de los niños. Los espíritus de Samhain, que una vez se creían que eran salvajes y poderosos, ahora son reconocidos como malvados. Los cristianos devotos comenzaron a rechazar este festival. Ellos descubrieron que los supuestos dioses, divinidades y otros seres espirituales de las religiones paganas eran engaños diabólicos. Las fuerzas espirituales que la gente experimentaba durante este festival eran de hecho reales, pero eran manifestaciones del demonio, quien desvía a la gente hacia la adoración de falsos ídolos. Por esta razón, ellos rechazaban las costumbres asociadas con Halloween, incluyendo todas las representaciones de fantasmas, vampiros y esqueletos humanos, y las de demonios y otras criaturas del mal. También, se debe notar que muchos adoradores de Satanás consideran la noche del 31 de octubre como su noche más sagrada. Y muchos cristianos devotos hoy en día continúan distanciándose de esta festividad pagana.
La perspectiva islámica
La fe es el fundamento de la sociedad islámica, y el Tawhid (la creencia en la unicidad de Al-lah) es la esencia de esta fe y el corazón mismo del Islam. La protección de esta fe y de este Tawhid puro es el objetivo principal de todas las enseñanzas y legislaciones islámicas. Para poder mantener a la sociedad musulmana purificada de todo rastro de idolatría y remanentes de errores, se debe librar una guerra continua en contra de todas las costumbres y prácticas originadas de la ignorancia de la guía divina de las sociedades y del error de la adoración a ídolos.
Nuestro amado Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos dio una severa advertencia: “¡Quien imita a una nación, es uno de ellos!” [Abu Dawud] Los musulmanes deben prestar atención a esta advertencia y evitar copiar o imitar a los kufar en sus celebraciones. El Islam prohíbe enfáticamente a los musulmanes seguir las costumbres religiosas o sociales de los no musulmanes, y especialmente de los idólatras o quienes adoran al demonio. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Por Aquel en Cuyas Manos está mi vida, se les ha ordenado practicar el bien y prohibir el mal, o (de lo contrario) ciertamente Al-lah los afligirá con tormentos. Y en adelante, incluso sus Du’a (súplicas) no serán aceptadas”. [At-Trimidhi] Desde el punto de vista islámico, Halloween es una de las peores celebraciones debido a sus orígenes e historia y está prohibido, es HARAM, incluso si en esas prácticas hay algunos elementos que parecen buenos o inofensivos, como se evidencia por las palabras del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “Toda innovación (en nuestra religión) es un desvío, incluso si la gente la considera como algo bueno”. [Ad-Darimi] Incluso si se sostiene que la celebración de Halloween hoy en día no tiene nada que ver con la adoración al demonio, sigue siendo prohibida para los musulmanes participar de ella. Si los musulmanes comienzan a tomar parte en tales costumbres, es un claro signo de debilidad de la fe y de que hemos olvidado o rechazamos rotundamente la misión de nuestro Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, quien vino a purificarnos de las costumbres, supersticiones y falsas prácticas de la Yahiliah (la era preislámica).

Una perspectiva islámica sobre Halloween 2

Related Articles

Artículo más visitado

Halloween

Lidiando con Halloween: 13 consejos para los padres 1

Supongamos que tus hijos llegan a casa la noche de Halloween (31 de octubre) y comienzan a decirte “dulce o truco”. Casi no pueden esperar por toda la goma de mascar, paletas y chupetas, vestidos...más