El engaño de las tribus de ‘Udal, Al Qarah, y el incidente de Ar-Rayi‘ (Parte 2)

El engaño de las tribus de ‘Udal, Al Qarah, y el incidente de Ar-Rayi‘ (Parte 2)
3388 1612

1-      En esta historia, hay muchos beneficios y enseñanzas, como la que Ibn Hayar, que Al-lah le dé Su perdón, mencionó, dijo: “Un prisionero de guerra musulmán puede escoger entre aceptar o rechazar el pacto que le ofrecen los incrédulos de seguridad por su vida. Al Hasan Al Basri, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: ‘No hay ningún inconveniente en cuanto a este juicio’. Sufian Az-Zawri, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: ‘No me gusta este juicio (Aceptar la seguridad del incrédulo)’”.

También, en la historia hay más enseñanzas, como por ejemplo:
-Cumplir con la promesa dada por el musulmán al incrédulo. 
-Está prohibido rotundamente en el Islam matar inocentes: niños, mujeres y ancianos.
-La confirmación de que a los siervos sinceros de Al-lah, Él los agracia con milagros.
-El permiso de suplicar en contra de los incredulos.
-El musulmán debe rezar antes de que sea ejecutado, de ser posible, y también recitar algunos versos, como lo hizo Jubaib.
-Todo pasa por designio divino, las cosas buenas o malas que le suceden al creyente son una prueba para fortalecer su fe.
-Al-lah, el Altísimo, Acepta la súplica del musulmán y lo Honra esté vivo o muerto tal como sucedió con la suplica de ‘Asim ibn Zabit, que Al-lah esté complacido con él. Al-lah Permitió que muriera a manos de los incrédulos para Honrarlo con el martirio, pero al mismo tiempo Impidió que ellos descuartizaran su cuerpo como querían hacer.
 
2-      El musulmán puede escoger al caer en las manos del enemigo entre luchar hasta la muerte o entregarse al enemigo: se entiende de la historia que el musulmán que está a punto de caer en las manos del enemigo, claro que sí ve que su vida y la de sus compañeros está en peligro y tienen la oportunidad de escapar que lo hagan.
 
3-      Cumplir con la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Los Sahabah, que Al-lah esté complacido con ellos, daban mucha importancia a la Sunnah, Jubaib es un gran ejemplo, pues pese a que estaba detenido y se le iba a ejecutar, pidió una cuchilla para afeitar las partes que enseñó el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam.
 
4-El Islam anula el rencor y el odio, y esto lo extraemos del hecho de que Jubaib, siendo preso y habiendo sido condenado a muerte, cuando tuvo la oportunidad de causarles un daño muy grande a sus captores matando al niño que se le había acercado, pero no lo hizo, pues él no odiaba a nadie y mucho menos iba a contradecir una orden directa del Islam.
 
Es una actitud magnifica que indica la grandeza del alma que no tiene odio ni rencor. También, demuestra que Jubaib, que Al-lah esté complacido con él, aplicaba las leyes islámicas. Al-lah, el Omnipotente, el Majestuoso, Dice (lo que se interpreta así en español): {Nadie cargará con los pecados ajenos} [Corán 17: 15].
 
Aunque los incrédulos cometieron un engaño en contra de los musulmanes capturando a Jubaib, él no engañó a la mujer, matando a su hijo. La rectitud es la naturaleza de la conducta del musulmán en todo momento.
5-El amor de los Sahabah, que Al-lah esté complacido con ellos, hacia el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, quienes preferían soportar cualquier cosa, con tal de que a él no le pasara nada.
Ese amor se considera de la fe, ya que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Quien tiene las siguientes tres cualidade) encontrará la dulzura de la Fe: 
1-Que ame a Al-lah y a Su Mensajero más que todo lo demás.
2-Que quiera a alguien sólo por Al-lah.
3-Que odie volver a la incredulidad como odiaría ser lanzado al fuego”. [Al Bujari].
 

Related Articles