Breve reseña histórica sobre el origen del ayuno

Breve reseña histórica sobre el origen del ayuno
3934 979

Dice Al-lah, Altísimo y Glorificado sea (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad} [Corán 2:183]. Con estas palabras Al-lah pone de manifiesto que el ayuno no es una forma de adoración exclusiva del mensaje que le reveló a Su último Enviado y Mensajero, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Como sabemos, quienes precedieron a esta nación fueron los cristianos y los judíos. 

El ayuno, al igual que las principales formas de adoración como la oración, es uno de los más antiguos actos con los que el creyente adora a Al-lah, sin importar la duración o la forma del mismo, lo importante es que pasó de una nación a otra hasta llegar a nosotros.
 
En la religión judía, Al-lah decretó que sus seguidores ayunaran el décimo día del décimo mes de su año, conocido como Tishrei. Este ayuno iniciaba luego de la puesta del sol del noveno día y terminaba con el ocaso del décimo día. Este periodo era conocido por ser un tiempo en el que se redimían los pecados, y lo llamaba Yom Kippur. Luego los rabinos establecieron otros ayunos durante los primeros días de los meses cuarto, quinto, séptimo de su calendario, en conmemoración de algunos acontecimientos sucedidos en Jerusalén. También, ayunaban en celebración de lo que conocen como Purim, que se refiere a lo relatado sobre que los judíos se salvaron de ser aniquilados bajo el reino del emperador persa Asuero (conocido por algunos historiadores como Jerjes I). Ellos lo ayunan en la víspera.
 
Además ayunaban días voluntarios, como lo expresa el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en el hadiz: “Ciertamente el ayuno que más le gusta a Al-lah, de los ayunos voluntarios, es el que hacía el Profeta David. Y la oración que más ama Al-lah, de las voluntarias, es la que acostumbraba hacer David. Él dormía media noche, luego se levantaba para rezar la tercera parte de la noche, y luego dormía la sexta parte restante. Y su ayuno era de un día de por medio, es decir, que ayunaba un día y otro no”. [Bujari y Muslim]
 
Ayunaban también el día de ‘Ashura’ (décimo día del mes de Muharram, primer mes del calendario islámico). Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él relató: “Cuando el Envidado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, arribó a Medina se encontró con que los judíos ayunaban el día de ‘Ashura’, ellos, explicándole el motivo de su ayuno, le dijeron: ‘Este día es en el que Moisés venció al Faraón’. Entonces, el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo a sus Sahabah: ‘Ayúnenlo, pues ustedes tienen más derecho sobre Moisés que ellos’”. [Bujari]
 
En cuanto a los cristianos, tenemos que ellos seguían a los judíos en sus ayunos. ‘Abdul-lah Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Cuando el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, ayunó el día de ‘Ashura’ y se le ordenó a sus Sahabah que lo hicieran también, le dijeron: ‘Mensajero de Al-lah, este es un día enaltecido por los judíos y los cristianos’. [En otro relato de esta historia registrado por Abu Dawud encontramos: ‘Lo ayunan los judíos y los cristianos’]. Entonces, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: ‘Entonces, el próximo año, si Al-lah quiere, ayunaremos el día noveno y ‘Ashura’. Pero el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, falleció antes de que llegara esa fecha”. [Muslim y Abu Dawud]
 
Sus monjes y sacerdotes establecieron también el ayuno de 40 días, siguiendo lo establecido por Jesús, la paz sea con él, quien ayunó esta cantidad de días antes del comienzo de su misión. Para ellos el ayuno es también una forma de expiar los pecados. Sin embargo, su ayuno no es como el nuestro, porque para ellos significa solamente dejar de comer ciertos tipos de carnes y bebidas, comer sólo una clase de alimentos, y/o comer muy poco.
 
En la época de la Yahiliah (de la ignorancia, la forma como se conoce la época pre islámica) los árabes politeístas ayunaban también el día de ‘Ashura’. ‘A’ishah, que Al-lah esté complacido con ella, dijo: “El día de ‘Ashura’ era ayunado por la gente de Quraish en la época de la Yahiliah, y en aquel tiempo el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, solía ayunarlo también. Luego, cuando el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, llegó a Medina, también lo ayuno. Una vez fue ordenado el ayuno del mes de Ramadán, se dejó de ayunar en ‘Ashura’. Quien quería lo ayunaba y quien no, pues no lo hacía”. [Ahmad y Abu Dawud]

Related Articles