Entonces, ¿qué hay para San Valentín? - II

Entonces, ¿qué hay para San Valentín? - II
10627 2809

 El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, demostraba su amor por sus esposas con sus palabras y acciones.


Cuando ‘Abdul-lah ibn Amro ibn Al ‘As, que Al-lah esté complacido con él, le preguntó: “¿Quién es la persona más amada para ti?”, él respondió: “A’ishah” [Sahih Al Yami’]


De hecho, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, les enseñó y animó a los musulmanes a demostrar su amor y cuidado por sus compañeras cuando dijo: “… serán recompensados incluso por llevar un poco de comida y ponerlo (por amor y cuidado) en la boca de sus esposas” .


La práctica del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue incluso más allá de esto; después de la muerte de su primera esposa, Jadiyah, que Al-lah esté complacido con ella, él demostró su amor y dedicación hacia ella haciendo regalos a las personas a quienes ella amaba. ‘A’ishah le preguntó por qué él les daba regalos a las amistades de Jadiyah, y él le respondió: “A mí me fue regalado su amor” (Sahih Muslim).
Por lo tanto, el Islam no suprime las emociones sino que nos alienta a demostrarlas y nos enseña a hacerlo por la vía correcta del matrimonio, la hermandad y las buenas acciones.


“Entonces, ¿por qué ustedes, los musulmanes, no promueven el día de San Valentín y por qué no establecen un ‘día del amor’ en el Islam?”


El Islam promueve la demostración del amor entre los cónyuges como una práctica continua, y no como evento de un solo día.


Nos anima a demostrar nuestro amor cuando lo sentimos, cuando queremos, cuando podemos, y donde deseemos.


No permite que otros decidan por ti cuándo y cómo demostrar tu amor.


De hecho, el Islam nos anima a demostrar nuestro amor el esposo o la esposa cada día por medio de una hermosa sonrisa, palabras tiernas y un buen trato.


Y, lo más importante en mi opinión, no es el concepto del amor lo que debe ser celebrado, porque el amor es un sentimiento que puede ser negativo o puede ser positivo, puede ser saludable o dañino. Lo que es importante es la persona con la que compartes tu amor y si se lo ha ganado o no.


Cuando no fijas solo un día sino que constantemente demuestras tu amor por tu esposo/a, le estás diciendo indirectamente: “No te amo por la causa del amor, sino que amo el concepto de amor por tu causa”.


Dedicar un “día” al amor lo hará una costumbre y hasta lo hará algo público… y si realmente necesito que alguien me recuerde que te amo, entonces mi amor por ti en realidad no existe, según mi opinión.


El Islam personaliza tu práctica y la mantiene como algo confidencial solo para ti. No tiene por qué enterarse el mundo entero de cuándo y cómo le expresas tu amor a tu esposo/a. Ni tienes por qué copiar a otros y hacer lo que todo el mundo hace, lo típico. Debe ser algo exclusivo de ti.


La mejor manera de demostrar el amor es hacerlo de forma espontánea y sin limitaciones. Es mejor expresarlo cuando lo sientes y hacerlo de forma diferente al resto de la gente. Es mejor demostrarlo cuando está resplandeciendo dentro de ti en lugar de hacerlo simplemente porque todos los demás lo hacen.


Regala en cualquier ocasión y sin ninguna razón


Recordar algo en particular en un momento en que todo el mundo lo hace es en sí mismo contradictorio, convierte a la persona en un imitador en lugar de un líder.


El verdadero amor se demuestra al recordar a alguien cuando todos los demás lo han olvidado, y sorprenderlo cuando menos lo espera.


¿Cómo puede ser una sorpresa el que uno decida “sorprender” a su esposo/a en un día en que todo el mundo planea eso o espera eso?


Nosotros no dejamos que el regalar se convierta en una práctica rutinaria, sino que hacemos de esto el combustible para volver a encender la llama del amor y la pasión cuando se están debilitando y cuando sea necesario.


No tienen que ser rosas, puede ser un anillo. No tienen que ser chocolates, puede ser cualquier otra cosa. Lo principal es expresar el amor.


Podría extenderme mucho más, pero pienso que con esto he expresado mi punto de vista. Así es como me gustaría tratar este asunto y cómo respondería. Sé que no soy perfecto y nunca lo he sido, pero cuanto más aprendemos y ganamos más experiencia, intentamos ser mejores personas y cambiar, y creo que la perspectiva islámica del amor es la mejor, y por eso la he elegido.


Si amas a alguien, guíalo hacia el camino correcto, el camino del Islam. Si amas a alguien, comparte tu vida con esa persona y no te acerques a ella solo de forma temporal.


Las palabras de este artículo son producto de reflexiones y entendimiento personales, así que pueden ser correctas o pueden ser incorrectas. Si son correctas entonces ha sido por la ayuda de Al-lah; y si están equivocadas, se debe a la inmadurez de mi intelecto y los susurros de Satanás. Que Al-lah me guíe hacia el buen camino.

Entonces, ¿qué hay para San Valentín? - I

 

Related Articles