Adicción visual y Tolerancia Sexual

Adicción visual  y Tolerancia Sexual
3741 688

La pornografía a un nivel neurológico


Vivimos en una era donde la ciencia y la razón son consideradas sinónimos y, por lo tanto, muy apreciadas. Cuando se nos pregunta a nosotros los musulmanes por qué nos abstenemos de consumir carne de cerdo, automáticamente nos sentimos obligados a sostener un punto de vista "científico", una posición "razonable" e "inteligente" en lo que se refiere a por qué no consumimos ese animal.
Poco pensamos, aunque puede haber una razón, que no podemos estar facultados ni somos capaces de entenderlo con nuestras facultades limitadas. En esta era moderna y sofisticada, raramente prolongamos nuestro pensamiento más allá de las alas de nuestros sombreros y, de hecho, nos atrevemos a ahondar en que la religión tiene el peso terrenal para eso y que el pensador exitoso puede tomar ejemplos de sus leyes y sus cualidades y, finalmente, alentar y fomentar ciencia de eso. Mi meta aquí es simplemente plantar una semilla de pensamiento que puede brotar del terreno espiritual, y, sí, lo intentaré con mi limitada razón.
Fuimos todos creciendo con la aguda conciencia de que mirar el cuerpo humano desnudo es un acto vergonzoso. De la etapa experimental en la cual nosotros, como niños pequeños, curiosamente exploramos las diferencias entre niños y niñas, a la etapa en que nos sentimos culpables (obsesionados todos hasta que los niveles de hormonas decrecen sustancialmente con la vejez) cuando no podríamos evitar permanecer con la mirada fija y sintiéndonos excitados; nuestros padres y nuestros mayores continuamente inculcaron en nosotros la gravedad de ver un cuerpo desnudo, sin mencionar los actos íntimos como besarse y acariciarse.

¿Por qué mirar un cuerpo desnudo es un acto prohibido y está mal?

Es incorrecto porque el Profeta, sallallahu alaihi wa sallam, claramente lo desalentó, tanto indirecta y directamente.

Está mal porque Dios prohibió inmiscuirse en la privacidad del otro, violando su dignidad.

No obstante, usted y yo queremos algo más "concreto" para darnos una "razón" de por qué no podemos contemplar el cuerpo humano al desnudo. Por qué, a lo largo de nuestras vidas durante nuestra niñez, nuestros padres cubrían nuestros ojos con sus suaves manos cuando las bocas se acercaban (para besarse) en una película. Por qué las formaciones anatómicas naturales de los cuerpos masculinos y femeninos no deben verse fuera del ámbito matrimonial.

Así es, el ser humano es bello, una obra de arte si usted quiere. Quiero decir, me siento aun más viril cuando veo las esculturas como la de "Le Penseur" o "El pensador", con su forma muscular sobre la que se hizo énfasis y su postura absolutamente sensacional.

Todos nosotros sabemos que el opio es una droga y que genera adicción. Pero a un nivel fisiológico, o mejor dicho, en un nivel neurológico, ¿Qué significa la adicción? Cuando la morfina, una subcategoría del opio, se une a los receptores mu-opioid en el cerebro, que están asociados con las funciones analgésicas (el alivio del dolor) y las funciones adictivas presentes en el cerebro, la adicción y la tolerancia, siempre resultan.

Para ilustrar este efecto, digamos que eres un adicto a las drogas o simplemente alguien con una tolerancia al dolor sumamente baja que resulta estar en esa forma de droga. Repetidas activaciones de tus receptores (las proteínas incrustadas en tus nervios que aceptan diversas moléculas) las reducirán en números, y desarrollarás tolerancia a la droga. En otras palabras, el uso inicial de la droga resultará ser bastante más intensivo y eufórico que el uso sobre la marcha. Lentamente estarás cambiando la fisiología real de tu cuerpo y volviéndote físicamente sin sensibilidad para el efecto del estímulo, en este caso, estarás abusando de la droga. Por lo tanto, la necesidad será cada vez mayor, terminando en la adicción.

Por analogía, la situación previa que involucra el uso de morfina directamente puede guardar relación con el efecto de mirar pornografía y otros materiales eróticos. ¿Cómo? Bien, piense bien acerca de esto. Después de mirar las cosas con intensidad, tu mente está muy entusiasmada y experimenta tensión sexual, que generalmente requiere soltarse en forma de ... pues bien, pienso que entiendes qué sucede.

Según el Dr. William M. Struthers, profesor de neuropsicología en Wheaton College en Illinois: "Debido a la naturaleza del sistema nervioso humano, las señales espinales llegan del cuerpo y están relacionadas a la eyaculación liberando narcóticos". En este contexto, éstos son productos químicos producidos naturalmente, que son similares a los efectos del opio. Estos narcóticos del cuerpo humano se agarran del sitio que es la fuente primaria de la Dopamina". La Dopamina no obtuvo su nombre por nada. Es el neurotransmisor directamente asociado con el sistema del placer del cerebro, suministrando los sentimientos de gratificación.

Como el usuario del opio, mirando reiteradas veces la pornografía y obteniendo diariamente placer, estarás activando estos sitios que encuadernan narcóticos y, por lo tanto, continuamente soltando dopamina en su sistema, lo cual lo puede conducir a la mismísima tolerancia o la falta de sensibilidad y a la adicción que producen las drogas "realmente" malas. En efecto, estás produciendo drogas, excepto que las drogas que produces son intrínsecas y naturales, lo cual, para tu información, no siempre quiere decir “saludable”.

Así es que, ¡deja de hacer drogas y cuida tu cuerpo! No maltrates esa preciosa creación, bellísima, esa anatomía con la que Al-lah te Ha bendecido. ¡Oponte a esa tolerancia sexual!

¿Aún no estás convencido de por qué mirar pornografía es perjudicial para ti y para aquellos que están cerca tuyo? Quiero decir, ¿acaso el café es adictivo? Contiene una droga psicoestimulante conocida como cafeína. Buen punto... aunque no perdurará por mucho tiempo.

Una de las diferencias principales entre dopamina y cafeína es que la dopamina es intrínseca y estará contigo dondequiera que vayas. La cafeína, por otra parte, puede ser removida de tu sistema en cuestión de horas.

Cuando el matrimonio pierde su rumbo, las cosas van a ponerse difíciles. La tasa de divorcios se incrementa y cada vez más con los hombres disconformes con sus vidas matrimoniales. ¿Por qué? Porque si uno crece mirando pornografía, programa su cerebro a pensar sexualmente, y se convierte en un adicto virtual de la dopamina, las mujeres pierden su valor intrínseco, y el sexo toma preferencia.

Recuerda, eres un adicto, y harás cualquier cosa para obtener tu estupefaciente, aun si eso significa casarte y usar el cuerpo de alguien más para alimentar tu adicción.

Si miras, eres un adicto óptico del opio. ¡Y cuántos mirones están entre nosotros ahora! Pregúntate por qué la tolerancia sexual es la nueva epidemia global.

Related Articles