Historia de la Sunnah: Época de los Compañeros (Parte 13)

31/01/2012| IslamWeb

 Perlas de la Ciencia de la Sunnah

{Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él sólo trasmite lo que le ha sido revelado.}

[Corán 53:3-4]


La historia de la Sunnah

La era de los Compañeros y sus seguidores – VI

 

6. Los escritos del Hadiz

 

Anteriormente en esta serie hablamos con algo de detalle sobre los escritos de la Sunnah en la era del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y también mostramos que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, eran animados por él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, a aprender a escribir y que muchos de ellos aprendieron y dominaron la escritura. De esta forma, los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, no sólo usaron su don de poseer memorias poderosas para comenzar una tradición de transmisión oral de la Sunnah, sino que agregaron a eso el uso de su nueva habilidad adquirida: la escritura. Muchos Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, registraron la Sunna para sus referencias personales y para complementar sus hadices memorizados. La existencia de estas referencias personales ha sido el tema de numerosos tratados realizados por eruditos tanto antiguos como contemporáneos, tanto musulmanes como no musulmanes.

 

 

Sin embargo, existen dos puntos que son mencionados por aquellos que creen que la Sunnah no fue registrada por los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, y es necesario aclararlos. El primero es el alegato de que se reporta que algunos de los Compañeros famosos se negaron a escribir la Sunna y ordenaron a otros que no la escribieran. Esos reportes incluyen a Abu Baker, Ibnul Jattab, ‘Ali, Ibn ‘Abbas e Ibn Mas’ud, que Al-lah Esté complacido con todos ellos. Y si bien algunos de estos reportes son auténticos, ninguno de ellos presenta como prohibido el llevar a cabo la escritura de la Sunnah; el punto era más bien que estos Compañeros temían que estos escritos pudieran generar confusión con el Corán, y ningún reporte jamás indicó que ellos trataron de evitar que otros la escribieran. Además de esto, estos Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, estaban en contra de tener una colección personal de los hadices, y no en contra de escribir la Sunnah en general; incluso, más tarde, algunos de ellos, como Abu Baker, Omar y Ali, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, cuando fueron califas, ordenaron la escritura de la Sunna en varias ocasiones por diferentes razones.

 

 

El segundo punto es el alegato de que fue Omar ibn ‘Abdul Aziz quien ordenó por primera vez la escritura de la Sunna como una colección. Obviamente, esto es citado en apoyo del alegato de que no se realizó ningún registro escrito de la Sunnah hasta aquel punto en el tiempo. Esto no es verdad porque los registros auténticos prueban que muchas colecciones –mayormente personales– datan desde la época del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, y la de los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos. Sin embargo, los esfuerzos de Omar fueron parte del intento de reunir los hadices a una escala global para facilitar su accesibilidad a todos. Con el tiempo este objetivo fue alcanzado y toda la Sunnah pudo ser recogida en los libros que son bien conocidos, los cuales representan una tradición de cuidado y preservación sin igual en ninguna otra religión o nación. Es un hecho indiscutible que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, usaron sus habilidades en la escritura para preservar la Sunnah y transmitirla a sus Seguidores, que Al-lah Tenga misericordia de ellos.

 

 

7. Práctica

Una forma extremadamente importante que los Compañeros, que Al-lah Esté complacido con todos ellos, usaban para preservar la Sunnah eran sus esfuerzos por llevarla a la práctica y conducir sus vidas de acuerdo a ella. Ellos verdaderamente comprendieron que el énfasis que el Islam pone sobre el conocimiento va más allá del mero entendimiento teórico y ejercicio intelectual. Ellos se dieron cuenta de que las enseñanzas del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, no son contemplaciones filosóficas, sino medios y guías que están íntimamente conectadas con los asuntos de esta vida. Ellos veían en el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, un entrenador y un modelo a seguir, lo que sea que aprendían de él lo ponían inmediatamente en práctica. Su ambiente era seguir la Sunnah a todos los niveles, un ambiente que era producido por una reverencia generalizada y una constante práctica de la Sunnah. Este ambiente proveía la mejor condición para que ellos enseñaran, y entrenaran a quienes los seguían, toda la religión tal y como ellos la habían aprendido y la practicaban, y de esta forma preservarla para el futuro. Todos nosotros estamos en deuda con ellos, que Al-lah Esté complacido con todos ellos.

 

 

 

 

www.islamweb.net