El Corán - I

El Corán - I
898 469

Significado

La palabra árabe “Corán” significa literalmente “la mejor lectura” o “la recitación por excelencia”.
 
Definición
 
El Corán es la Palabra literal de Al-lah, revelada al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, por medio del Ángel Gabriel (Yibril), la paz sea con él. Fue revelado por partes y en diferentes situaciones. Su revelación duró 23 años. Está dividido en Suras (capítulos) y Aiat (versos). Existen 114 capítulos en el Corán, de diferentes extensiones o tamaños, la Sura más larga es la número 2 (Al Baqarah) y la más corta es la 108 (Al Kauzar). Las Suras están dividas en dos periodos de revelación: el periodo antes de la emigración (hégira), también llamado de La Meca, y el periodo después de la emigración, o de Medina. Algunas Suras contienen versos revelados en La Meca y en Medina, así como encontramos capítulos completos revelados en alguna de estas dos ciudades.
 
Los capítulos del periodo de La Meca, tienen como tema principal enseñar la creencia en un solo Dios (monoteísmo), y advertir sobre las diferentes manifestaciones de la incredulidad (Kufr) y la idolatría (Shirk). Los capítulos del periodo de Medina, por su parte, además de mencionar los temas ya descritos, se centran especialmente en poner las reglas generales o leyes que rigen la vida y conducta de la comunidad de creyentes (Ummah).
 
El Corán es la última revelación de Al-lah a Su último Profeta. Dios ha revelado mensajes a la humanidad desde la época de Adam (Adán), la paz sea con él. Antes de la revelación del Corán cada profeta era enviado a su propio pueblo, pero el Corán es la revelación de Al-lah para toda la humanidad. De aquí que Al-lah se refiera al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, en el Corán como {una misericordia para toda la humanidad} [Corán 21:107].
 
Cada letra del Corán fue revelada por Al-lah y Él es Quien se ha encargado de preservarlo.
 
El Corán ha sido preservado en su forma original, tal y como fue revelado al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. El ángel Yibril, la paz sea con él, se lo dictaba al Profeta, y él, a su vez, se lo recitaba a sus seguidores (Sahabas), quienes se lo memorizaban y recitaban nuevamente al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, para confirmar si lo habían memorizado correctamente. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, también les ordenó que lo pusieran por escrito en tablas, telas, cueros, huesos grandes, etc.
 
Antes de la muerte del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, ya todo el Corán había sido revelado y memorizado. Al-lah le reveló al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, poco antes de su muerte, lo siguiente (lo que se interpreta en español):
 
{Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión.}[Corán 5:3]
 
Dios nos informa que existe un escrito original del Corán, grabado en tablas de oro, y que se encuentra en el cielo.
 
¿Cómo se conservó el Corán en su forma original?
 
Como se mencionó anteriormente, el Corán fue revelado por completo en vida del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Después de su muerte, el primer Califa (Líder) de los musulmanes, Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, ordenó que se empezaran a reunir todos los objetos que contenían escritos del Corán (telas, huesos, cueros, etc.). Él no ordenó que se los juntara como un solo libro ya que mucha gente lo tenía memorizado en su totalidad; sin embargo, debido a las guerras, muchas de estas personas murieron. Fue así que el segundo Califa, Omar Ibn Al-Jattab, que Al-lah esté complacido con él, ordenó que se empezaran a organizar todos los escritos y que se los reuniera en un solo lugar. Pero no fue sino hasta el gobierno del tercer Califa, Uzman Bin Affan, que Al-lah esté complacido con él, que se juntaron todos los escritos en un solo libro, siguiendo el orden que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, había enseñado. Esta tarea grandiosa fue llevada a cabo y verificada por los mismos seguidores del Profeta, que Al-lah esté complacido con ellos, lo cual nos asegura su fidelidad, pues ellos conocían de memoria el Corán.
 
El Califa Uzmán ordenó hacer cuatro copias del Corán y las envió a los principales centros urbanos de mundo Islámico de la época. En la actualidad aún existen tres de esas copias originales: una se encuentra en un museo de Turquía, la otra se encuentra en Uzbekistán (ex – Unión Soviética) y la tercera se encuentra en Egipto.
 
Continúa... 
 
 

Related Articles