Cómo dejar de fumar en Ramadán (Parte 1)

Cómo dejar de fumar en Ramadán (Parte 1)
3074 1134

 

El mes sagrado de Ramadán viene con un práctico mensaje educativo que anima hacia una mayor piedad, refinamiento, y hacia el cambio para mejorar. Es una oportunidad valiosa para dejar malos hábitos, organizar la vida propia y liberarla de la anarquía, la monotonía y la indolencia.

Para los musulmanes, este sagrado mes es una época para reflexionar, meditar y plantearse metas con el fin de lograr una mejora en el ámbito espiritual, lo cual les permitirá acercarse más a Su creador, ganar Su complacencia y la recompensa en la otra vida, in sha Al-lah.

Es también una prueba práctica que enseña al musulmán cómo puede refinar su conducta y sus ideas, y repensar algunos de sus hábitos, usos y costumbres. Asimismo, fortalece la voluntad individual y la idea de saber que Al-lah, el Todopoderoso, está siempre observando todos nuestros actos.

Fumar es uno de los temas que no sólo es rechazado por esta religión honorable, sino por la mente sensible también. Fumar tiene innumerables efectos nocivos para la salud, el alma y la riqueza.

Las investigaciones científicas han establecido que hay una relación estrecha entre fumar y el cáncer de pulmón, cirrosis del hígado, enfermedades coronarias, angina pectoral, cáncer de la boca, faringitis y laringitis, y muchas otras enfermedades.

Las estadísticas afirman que millones de personas en el mundo, entre las edades de 34 a 65 años, mueren anualmente debido al consumo del cigarrillo.

Incluso los fetos en los vientres de sus madres no se salvan de los peligros de fumar.

¿Cómo puede uno dejar de fumar?

Puedes seguir los siguientes pasos:

1-      Toma la firme decisión de dejar de fumar, pues como dice Al-lah, Alabado y Glorificado sea (lo que se interpreta en español): {Sabed que esto requiere de entereza...} [Corán 3:186]

2-      Establece un límite de tiempo específico para dejar de fumar. Que sea lo más pronto posible. No te permitas aplazar el proceso para que no pueda afectar tu personalidad y tus decisiones de forma negativa.

3-      Busca la ayuda de Al-lah, el Altísimo y Todopoderoso, y suplícale sinceramente que te dé la fuerza y el éxito para lograrlo. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Y si buscan ayuda, entonces busquen la ayuda de Al-lah”.

4-      Mantén siempre en mente los daños y las malas consecuencias de fumar. Recuerda que Al-lah, el Omnipotente, te preguntará sobre tu salud, tu vida y tu riqueza.

5-      Procura encontrar un compañero que fume (un pariente, amigo o colega) para que ambos se pongan de acuerdo en dejar de fumar, ya que será más beneficioso y aumentará su determinación de dejar de fumar. De hecho, uno sólo es fuerte cuando está entre sus pares, no en solitario. Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, dice (lo que se interpreta en español): {Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión.} [Corán 5:2] Y el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Quien guía a otro a hacer el bien, tendrá una recompensa igual a la de aquel que lo hace”.

6-      Cuídate de tus amigos que quieren desalentarte y que te distraen de tu intención de dejar de fumar, y recuerda el hadiz (narración profética) en el que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Un hombre seguirá la religión de sus amigos cercanos, así que cada quien debe considerar de quién se hace amigo”.

7-      Cuéntale a tu esposa, familiares y personas de confianza, acerca de tu decisión, ya que serán una fuente importante de apoyo para ti, si Al-lah quiere.

8-      Decide que vas a tomar la cantidad de dinero que gastabas en tabaco y darlo en caridad para los pobres y huérfanos a diario, pues Al-lah, Exaltado y Glorificado sea, dice (lo que se interpreta en español): {Toda obra de bien que hagáis será en vuestro favor, y Al-lah os recompensará enormemente por ello…} [Corán 73:20]

9-      Utiliza de la mejor forma el ayuno para fortalecer tu decisión. Acércate a Al-lah, Exaltado y Glorificado sea, y ten presente que Él siempre está observando, pues dice (lo que se interpreta en español): {No hay confidencia entre tres personas sin que Él sea el cuarto, ni entre cinco sin que Él sea el sexto. Siempre, sean menos que éstos o más, Él estará presente dondequiera se encuentren. Luego les informará sobre lo que hicieron el Día del Juicio.} [Corán 58:7]

 

Cómo dejar de fumar en Ramadán (Parte 2)

 

 

Related Articles