Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Prácticas Erróneas

Reflexiones sobre la celebración del nacimiento del Profeta Muhammad (Al Mawlid)

Reflexiones sobre la celebración del nacimiento del Profeta Muhammad (Al Mawlid)
41957 5252

Cada año se hace necesario que tanto sabios como estudiantes de las ciencias de la Sharia´h les recuerden a sus hermanos musulmanes sobre un asunto al que los han acostumbrado a celebrar desde pequeños y que la mayoría considera como una obligación religiosa ordenada por Al-lah en el Corán y por Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en su Sunnah, que si no lo hacen estarían cometiendo un pecado e incluso cayendo en incredulidad y herejía, nos referimos a la celebración del nacimiento del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en el mes de Rabi’ Al Awal de cada año de la Hégira.

Antes de entrar a discutir el tema en cuestión respecto a su validez en la Sharia´h y las bases y fundamentos sobre los que se basan para establecer una celebración como esta, es importante que nos detengamos y reflexionemos sobre algunos temas introductorios que nos servirán para juzgar si es correcto o no celebrar esta fecha.
¿Qué significa amar a Al-lah y a Su Mensajero, sallallahu ‘alaihi wa sallam?
Amar a Al-lah significa someterse a Su voluntad, obedecerle, creer en Él y adorarle de la forma como Él Quiere que lo hagamos, es decir, por medio de lo que le Reveló al sello de todos los Profetas, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Amar a Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, significa seguir sus enseñanzas, además de creer en él y su misión. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Di: Si verdaderamente amáis a Al-lah ¡Seguidme! Y Al-lah os Amará y os Perdonará los pecados. Al-lah es Absolvedor, Misericordioso.} [Corán 3:31] Ibn Hayar, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo respecto a la razón por la cual fue revelada esta aleya: “Descendió esta aleya porque un grupo de personas dijeron: ‘Amamos a nuestro Señor’; así que Al-lah, Altísimo sea, le Ordenó a Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, que les dijera: ‘Si sois veraces en lo que decís entonces seguidme y obedeced mis órdenes, porque hacerlo es una señal real de lo que habéis dicho’”.
El Shaij ‘Abdur-Rahman As-Sa’di, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, dijo en su exégesis del Corán: “Esta aleya es la que señala la forma de reconocer si se ama a Al-lah realmente o son simples palabras que se dicen. Amar a Al-lah es seguir y obedecer a Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. No se puede afirmar que se ama a Al-lah verdaderamente si no se acepta y cree en lo que le Reveló a Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, el Corán y la Sunnah, cumpliendo con las órdenes que allí se encuentra y alejándose de todo lo que se prohíbe”.
El amor concreto por el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, como él nos lo expresa en el hadiz en el que le dijo a ‘Umar, que Al-lah Esté complacido con él: “…que sea más amado que vuestros bienes, familias y vosotros mismos”, significa que cumplir con sus órdenes, aplicando todo lo que nos enseñó, esté por encima de agradar a cualquier ser, incluso de nosotros mismos.
Curiosamente, nos encontramos con persona (que Al-lah las Guíe) que se limitan a pensar que amar al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, es a través de demostraciones vanas, como cánticos, himnos y poesías que, si bien muchas de ellas están libres del Shirk, se sobrepasan en alabanzas al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, que le elevan a un lugar que ni Al-lah le Otorgó ni él mismo reclamó para sí. Además, organizan bailes y celebraciones en las que declaman o cantan dichos cantos y poesías, y reparten dulces, comida, etc. Pero lo peor de todo es que algunos de los que apoyan y aprueban este tipo de eventos condenan a todo aquel que no los secunda en sus alegaciones y mentiras al respecto, acusándolos de no amar al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam.
Al Bida'h (la innovación en asuntos de religión)
Hermanos, deben saber que la Bida'h ha sido clasificada por los sabios en tres clases:
1.      Bida'h Lagwiah: se refiere a todo asunto nuevo o invención, como el automóvil y su uso para el transporte, o los altavoces y su uso en las mezquitas durante la oración. Este tipo de Bida'h es permitido en los aspectos que hemos mencionado.
2.      Bida'h Haqiqiah: es cualquier cuestión nueva que se añade a la religión, la cual no tiene ningún fundamento válido y se busca, con su aplicación, adorar a Al-lah; como por ejemplo la construcción de mausoleos en las tumbas para tomarlos como lugar de adoración. Esto, por supuesto, es prohibido: tanto la construcción como el tomarlos para realizar actos de adoración.
3.      Bida'h Idafiah: consiste en utilizar una acción establecida por la Shari’ah pero de una forma incorrecta, como hacer Dhiker (invocación) de Al-lah utilizando solo Su nombre: Al-lah, o Huw. El Dhiker fue establecido por la Shari’ah, pero no con esas palabras, por más que se refieran a Al-lah.
De las tres clases mencionadas con anterioridad, la que se relaciona con el tema que estamos tratando es la Bida'h Haqiqiah, de la cual no se puede decir que haya algunos aspectos que sean buenos y otros malos, sino que todos son malos; y quien la haya establecido u obrado siguiendo sus enseñanzas, no le será aceptado nada de lo que haya hecho, por más que se haya propuesto adorar únicamente a Al-lah; además, será castigado por esta acción el día del Juicio final. La prueba de lo que mencionamos la encontramos en el hadiz en el que ‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella, relató que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Todo aquel que innove en la religión algo que yo no he enseñado, no le será aceptado lo que haga”. En otro hadiz transmitido por Al ‘Arbad Ibn Sariah, que Al-lah Esté complacido con él, encontramos que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Debéis seguir mis Sunnah y la de los Califas rectos (Abu Baker, ‘Umar, ‘Uzman y Ali, que Al-lah Esté complacido con todos ellos)… y cuidaos de las innovaciones, pues estas son la perdición”. Y Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Hoy os He perfeccionado vuestra religión, He completado Mi gracia sobre vosotros y He dispuesto que el Islam sea vuestra religión.} [Corán 5:3] Así, tenemos que la religión y todos sus preceptos fueron establecidos en el tiempo del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, no podemos inventar preceptos porque esto significaría estar negando que Al-lah Completó y Perfeccionó Su religión. El Imam Malik, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, dijo: “Quien alegue que la religión no fue completada ni perfeccionada, está acusando al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, de traidor por no haber transmitido todo lo que se le ordenó”.

Related Articles