¿Qué hacer en los siguientes casos? (Parte 2)

¿Qué hacer en los siguientes casos? (Parte 2)
2398 641

 

·         Si una mujer comienza a menstruar o tiene el sangrado de postparto antes de realizar el Tawaf  Al Ifadah (circunvalación):
 
Debe permanecer en Meca hasta que se purifique y realiza el Tawaf , incluso si el mes de Dhul Hiyyah ha terminado, porque el Tawaf  Al Ifadah no tiene un tiempo específico de acuerdo con la opinión correcta, y su compañía debe esperarla hasta que complete los ritos de su Hayy. Esto se basa en un hadiz auténtico, donde se menciona que Safiyah, que Al-lah Esté complacido con ella, comenzó a menstruar durante el Hayy de Despedida; tras lo cual el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “¿Ella nos va a detener?” Le dijeron: “Ella ha descendido (a Meca) y realizó el Tawaf  alrededor de la Casa (es decir, Tawaf  Al Ifadah), oh, Mensajero de Al-lah”. Entonces, el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Entonces, déjenla partir (con nosotros)”. [Muslim]
Esto indica que si una mujer menstrua antes de realizar el Tawaf  Al Ifadah, tiene que permanecer allí y los Mahram que ella necesite deben permanecer también allí con ella hasta que se purifique y realice el Tawaf . Esa es la regla básica; pero si ella no puede esperar debido a circunstancias inevitables, como la falta de dinero, la falta de compañía, o algo similar, en este caso, ella debe regresar a su hogar sin realizar el Tawaf . Pero debe permanecer en un estado de Ihram parcial (ya que solamente ha disuelto parcialmente su Ihram), lo cual significa que todas las cosas son lícitas para ella excepto las relaciones.
Una vez ella se purifique, debe regresar (a Meca) y realizar el Tawaf . Pero si es difícil para ella regresar debido a que no puede afrontar los costos o tiene algún problema, como que viva en un país muy lejano y no pueda regresar fácilmente ni retrasar su regreso, en este caso, ella puede hacer el Gusul (baño ritual) y envolverse bien (con un trozo de tela absorbente), y realizar el Tawaf  alrededor de la Casa, y no debe expiar. Esta es la opinión preferida del Shaij del Islam Ibn Taimiah y de su discípulo Ibn Al Qaiem, que Al-lah los tenga en Su misericordia.
Pero si ella menstrua y no debe ninguno de los actos del Hayy excepto el Tawaf  de la Despedida, entonces ella puede irse y no quedará debiendo nada, y su Hayy será válido. Esto se basa en el hadiz antes citado de Safiah, que Al-lah Esté complacido con ella, y lo dicho por Ibn ‘Abbas, que Al-lah Esté complacido con ella: “Se ordenó a la gente hacer (el Tawaf  alrededor de) la Casa como la última cosa que hicieran (antes de marcharse), pero esta tarea se ha alivianado para la mujer menstruante”.
·         Si un peregrine complete todos los ritos del Hayy que le son obligatorios, excepto el Tawaf  Al Ifadhah, y desea dejar Meca y regresar a casa:
En este caso, un solo Tawaf  será suficiente por ambos, el del Ifadah y el de la despedida, siempre y cuando tenga la intención de realizar de ese modo ya sea el Tawaf  Al Ifadah del Hayy o ambos juntos, ya que lo que se entiende por Tawaf de la despedida es la ultima circunvalación que se hace alrededor de la Ka’bah antes de abandonar la Meca. Pero si el pretende hacer solamente el Tawaf  de Despedida, no será suficiente para que cumpla también con el Tawaf  Al Ifadah, porque el Tawaf  Al Ifadah es un pilar del Hayy mientras que el Tawaf  de despedida es solamente una obligación, y el pilar es superior, y de ningún modo puede el inferior ser suficiente para el superior.
·         Si un peregrino no puede arrojar las piedrecillas durante el día debido a la muchedumbre, o se ve comprometido con algo que no le da la oportunidad de arrojarlos hasta el ocaso:
En este caso, él puede arrojarlos durante la noche sin que cometa ninguna falta, ya que algunos eruditos consideran permisible arrojar las piedrecillas durante la noche sin ninguna restricción.
·         Un peregrino puede tener algunas excusas válidas que no le permiten pasar la cantidad de tiempo obligatorio en Mina, lo cual es, de acuerdo con la mayoría de los eruditos, la mayor parte de la noche:
Un ejemplo típico es que si un peregrino se dirige a Mina para pasar allí la noche, y luego se retrasó debido a la multitud o algo así y no pudo llegar sino muy tarde de la noche, en este caso, no comete ninguna falta, ya que su retraso no fue intencional ni fue negligente en ese sentido, sino que hizo tanto esfuerzo como le permitió su capacidad para llegar tan pronto como pudo hacerlo. Al-lah, el Todopoderoso, Dice (lo que se interpreta en español): {Al-lah no Exige a nadie por encima de sus posibilidades…} [Corán 2:286]
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dio una concesión a Al ‘Abbas, que Al-lah Esté complacido con él, para pasar la noche de Mina en Meca, para poder cuidar de sus suministros de agua. Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, también dio una concesión a los rebaños de camellos para pasar la noche fuera de Mina.
Los juristas incluyen en este grupo a aquellos que les es difícil permanecer en Mina esa noche, como aquel que está enfermo o cuidando de una persona enferma a la que teme dejar, o tiene una propiedad y teme que se pierda, etc.
Existen algunas situaciones a las que puede verse expuesto un peregrino durante su Hayy. Existen muchas otras que no hemos mencionado aquí, ya que ellas son mencionadas en la sección de Reglamentos del Hayy, y Al-lah Sabe mejor.
 
 

Related Articles