Islamweb
1 de:- Ramadán Versículo del Corán Dice Al-lah, Altísimo sea (lo que se interpreta en español): {¡Oh creyentes, sed pacientes y perseverantes!} [Corán 3:200]   Hadiz  De Abu Huraira, Al-lah esté complacido con él que el Mensajero de Al-lah, sal-la Al-lahu ‘Alaihi Wa Sal-lam, dijo: “El salat en grupo de un musulmán es veintitantos grados mejor que si lo hace solo en su trabajo o en su casa. Y eso es porque si uno de vosotros hace el wudu con esmero, luego va a la mezquita con el único propósito de hacer el salat y sin otro motivo que le haga salir de su casa, por cada paso que diera, su rango se elevaría un grado y se le borraría una falta. Y así hasta que entrara en la mezquita. Y mientras está dentro de ella y se mantiene en oración, los Ángeles piden por él diciendo: ‘¡Oh Al-lah, ten misericordia de él y perdónale!’. Y así mientras no haga nada que rompa el wudu’ o dañe a alguien.” [Bujari y Muslim]   Du'a’ al observar la luna creciente  Al-lahu akbar, Al-lahumma ahil-lahu 'alainaa bil amni, wal imani, was salami wal islami, wat taufiqi lima tuhibbu wa tarda rabbuna wa rabbuka Al-lah. "Al-lah está por encima de todo, Oh Señor has que esta luna aparezca y estemos seguros, con fe, paz e Islam Concédenos realizar lo que amas y te complace, nuestro Señor. Por cierto que tu Señor (dirigiéndose a la luna) es Al-lah."  Ocurrió un día como hoy en Ramadán         ·         Inicio de la conquista de Egipto, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Durante el gobierno del Califa Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah Esté Complacido con él, el ejército musulmán llegó a Egipto bajo el mando de ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él. ·         Sitio de la Fortaleza de Babilonia, año 20 de la Hégira (13-08-641 d.C.) Después de haber vencido a los bizantinos, el ejército islámico dirigido por ‘Amru Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté Complacido con él, sitió la Fortaleza de Babilonia, situada en el Nomos de Heliópolis, en la orilla derecha (oriental) del Nilo, zona conocida hoy en día como el Cairo copto.   ·         Inicio de la Conquista de Andalucía, año 91 de:- la Hégira (03-07-710 d.C.) Musa Ibn Nusair envió a Tariq Ibn Malik a explorar una ruta que le permitiera al ejército islámico llegar a la Península Ibérica para su conquista.   ·         Incursión israelí al norte de la Franja de Gaza, año 1425 de la Hégira (15-10-2004) La arremetida israelí contar el territorio palestino dejó 110 muertos, 30 de ellos eran niños, y más de 400 heridos, entre los que se cuentan más de 200 menores. Este violento ataque en contra de la población civil palestina duró 17 días.
Viernes, Diciembre 13, 2018
Rabee' Al-Aakhir 5, 1440

La cura para el corazón está en el Corán

Al-lah, el Todopoderoso, Dice en el Corán (lo que se interpreta en español): {Y Revelamos el Corán como cura para los corazones y misericordia para los creyentes…} [Corán 17:82] Y también (lo que se interpreta en español): {¡...

más

El Corán: el camino hacia la salvación

El Libro de Al-lah es la lluvia que hace brotar la verdadera vida sobre la tierra. Doy testimonio que no hay nada ni nadie que merezca ser adorado, sino solamente Al-lah, Quien no tiene copartícipes ni iguales; el Señor de los Mensajeros, el Creador de los cielos y...

más

El Corán es el deleite del corazón

Al-lah, Exaltado sea, Reveló el Corán para que fuese un faro de luz que no pueda ser extinguida. El Corán es una metodología y una forma de vida que es perfecta en todos los aspectos. En él está la fuerza que no puede ser igualada ni rech...

más

Gemas de los tesoros del Corán

El Mensajero de Al-lah, Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Los mejores entre ustedes son aquellos que aprenden el Corán y lo enseñan”. [Bujari] ¿Qué es el Corán? El Corán es el Libro de Al-lah, el cual f...

más

Bienvenido Ramadán

Todas las alabanzas sean para Al-lah, al igual que todo el agradecimiento, porque Ha Concedido Sus favores con los cuales ha dado alegría a Sus criaturas; y que la paz de Al-lah sea con el Profeta Muhammad, su familia, sus Sahabah y todos aquellos que sigan su senda hasta ...

más

Ramadán en la vida de un joven musulmán

Sábado 01/07/2011

Cómo los padres pueden ayudar a sus hijos a comprender el ayuno
 
Desde temprana edad en nuestras vidas somos enseñados por los profesores, los padres y la gente mayor cómo seguir una buena vida siguiendo la guía del Islam, sus reglamentos y principios. Desde niños tendemos a escuchar a nuestros mayores y seguir su ejemplo, sin realmente conocer la importancia y beneficio de cada acción que realizamos. Desafortunadamente, no muchos padres se dan cuenta de este hecho. Los padres tienen que enseñar a sus hijos a cómo realizar sus deberes religiosos de manera que aprecien el significado que está detrás de esos deberes, y a crecer conectados a Al-lah y amando el Islam.
Ahora me encuentro en mis veinte años y aun no tengo hijos. Pero en mis años de escuela tuve una experiencia que resaltó este aspecto de la paternidad, y pienso compartirla con quienes puedan encontrarla de utilidad.
 
Cada año, la llegada de Ramadán me trae buenos recuerdos del ayuno; recuerdos relacionados con todas las partes de Ramadán: las noches de I’tikaf (retiro espiritual) que pasábamos en las diferentes mezquitas, la comida deliciosa que comíamos, los muchos invitados que teníamos en nuestra casa cada fin de semana, la competencia entre mis amigos y yo para ver quién podía ayunar el mes entero… Pero hay un incidente que realmente sobresale.
 
Siempre supe que ayunar era una parte principal de mi religión, pero desearía haber comprendido por qué era necesario que yo lo hiciera. Algunos de mis profesores de la escuela islámica me decían que esto nos ayudaba a sentir cómo vive a diario la gente menos afortunada, y nos motivaba a hacer algo al respecto, así como a ser agradecidos con Al-lah. Apreciaba esta explicación, y aún lo hago; pero sentía que no era suficiente. Entonces, un día, cuando estaba en sexto grado en una escuela pública, un amigo me preguntó por qué ayunaba en Ramadán. “Porque es parte de mi religión”, le dije, y le di la misma explicación que había escuchado de mis profesores. Él asintió y continuamos con lo que estábamos haciendo. Unos minutos después él me preguntó qué pasaría si yo comía durante el periodo que se suponía que estaba ayunando. Le respondí que yo no haría eso a menos que hubiera una necesidad imperiosa de hacerlo, y en tal caso repondría mi día de ayuno perdido posteriormente. Unos minutos después, él me miró con una sonrisa y me dijo: “¿Cómo alguien podría saber si romper o no tu ayuno si nadie te está viendo?” Me reí y le dije: “Al-lah lo Sabría”.
 
Durante el recreo mi amigo me ofreció un pedazo de su pizza y comenzó a tentarme diciendo que nadie lo sabría, y nuevamente le respondí que Al-lah lo Sabría. Pero lo que él hacía me golpeó muy duro, aún me estremezco casi siempre que lo recuerdo. “Nadie lo sabrá”…si lo hubiese querido, podría haber comido un pedazo de su pizza y el hambre en mi estómago se habría ido, y ni siquiera mis padres lo habrían sabido. Pero lo que le dije a mi amigo continúa resonando en mi cabeza: “Al-lah lo Sabría… Al-lah lo Sabe…”. Esto me hizo caer en cuenta repentinamente que estaba ayunando por la causa de Al-lah, que realmente estaba siendo sincero en eso. Este descubrimiento me hizo sentir muy poderoso, y me propuse aún más a no romper mi ayuno.
Unos cuantos años después de eso, me sentí muy feliz al aprender el hadiz Qudsi que dice: “Todos los actos del hijo de Adán son para él, excepto el ayuno. Este es exclusivamente para Mí, y Yo (solamente) lo Recompensaré por él”. [Bujari y Muslim] Cada vez que recuerdo este hadiz o lo escucho, me siento feliz. Intuitivamente siento una conexión especial con él. Desde entonces, comencé a esforzarme cada Ramadán por aprender más y enseñarles a mis amigos sobre esta experiencia que tuve y por qué debemos ayudar en Ramadán. El hecho de que comprendí por qué, hizo que mi ayuno fuera mucho mejor y más fácil de cumplir.
 
Sé creativo, facilita el entendimiento, deja que tus niños establezcan metas razonables y esfuércense juntos por alcanzarlas este Ramadán. Los padres deben involucrarse positivamente y tratar de hacer más fácil para sus hijos el cumplimiento de toda actividad o acto de adoración. Eso puede exigir mucho esfuerzo, tiempo, enseñanza, energía y paciencia. Como padres, debemos sentar el ejemplo de cómo hacer las cosas. Los padres deben hacer énfasis en las virtudes de estos actos de adoración y sobre el concepto islámico de rendirse cuentas a uno mismo o autoexaminarse.
 
Y hablando de virtudes, Dice Al-lah en el Sagrado Corán (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego, cuyo combustible serán los hombres y las piedras…} [Corán 66:6] Y el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Cada uno de ustedes es responsable por su familia y será interrogado (por Al-lah) sobre esta responsabilidad”. [Bujari y Muslim]
 
 

© 2018 ,  Islamweb.net , todos los derechos reservados.