Índice > Hayy > Reglas del Hayy >

Preguntas y respuestas sobre el Hayy y la ‘Umrah (Parte 1)

Jueves 24/08/2016

A continuación expondremos varios temas relacionados con el Hayy (la peregrinación mayor) a modo de preguntas y respuestas, para cubrir la mayor cantidad de temas posibles y para que de esta forma el lector despeje algunas de las dudas que mayormente se dan sobre este asunto. 

Pregunta:
 
¿Por qué es obligatorio el Hayy?
 
Respuesta:
 
El Hayy es una obligación para todo musulmán y musulmana que reúna las condiciones para hacerlo, porque Al-lah y Su Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, así lo establecieron. Dice Al-lah, Exaltado sea (lo que se interpreta en español): {Ciertamente la primera Casa erigida para los hombres es la de Bakkah [la Ka’bah], en ella hay bendición y guía para la humanidad, también signos evidentes. Entre ellos está el sitial de Abraham. Quien ingrese en ella estará a salvo. Es una obligación para los hombres peregrinar a esta Casa si se encuentran en condiciones de hacerlo [físicas y económicas]. Y quien niegue lo que Al-lah ha prescripto, sepa que Al-lah prescinde de todas las criaturas} [Corán 3:96-97]; y: {Y completad la peregrinación y la ‘Umrah [visita ritual a la Casa Sagrada, que puede realizarse en cualquier época del año] por Al-lah.} [Corán 2: 196]
 
El Profeta de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo, según lo relató Ibn ‘Omar, que Al-lah esté complacido con él: “El Islam se fundamenta sobre cinco pilares: La creencia en la unicidad absoluta de Al-lah, observar la oración, el pago del Zakat, el ayuno de Ramadán y el Hayy” [Muslim]. Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, relató: “El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, se estaba dirigiendo a nosotros y dijo: ‘¡Oh gente! Al-lah ha hecho el Hayy obligatorio para ustedes, hagan pues la peregrinación’. Un hombre preguntó: ‘¿Todos los años, Mensajero de Al-lah?’ El Profeta se quedó callado, hasta que el hombre repitió su pregunta tres veces. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, entonces respondió: ‘Si les digo que sí, se convertirá en obligatorio para ustedes hacerlo cada año y no serían capaces de cumplirlo’. Luego dijo: ‘Quédense sólo con aquello que les he dejado, ya que lo que desvió a los que estaban antes que ustedes (judíos y cristianos) fue que preguntaban demasiado y se oponían a sus Profetas. Entonces, si les ordeno algo, hagan lo que sean capaces; y si les prohíbo algo dejen de hacerlo’”. [Muslim]
 
Por otra parte, no se conoce que alguno de los musulmanes nieguen que el Hayy sea una obligación, por lo tanto hay Iyyma’a (opinión unánime) al respecto, lo que significa que si una persona niega su obligatoriedad deja de ser musulmán.
 
Ahora bien, si a lo que se refiere la pregunta es a la razón de esta obligatoriedad, pues sabemos que Al-lah, el Omnisciente, nos ordena sólo lo que es beneficioso para nosotros y nos prohíbe lo que es perjudicial. Él no es un ser caprichoso que manda cosas para molestar a Sus criaturas. El Hayy no es la excepción a esta regla, por lo que tiene grandes beneficios para el individuo, la familia, la sociedad y la Ummah (Nación) Islámica.
 
Pregunta:
 
¿Quién tiene que hacer el Hayy?
 
Respuesta:
 
Todo hombre y mujer que sean musulmanes, que hayan llegado a la pubertad, que tengan pleno uso de sus facultades mentales, que gocen de buena salud y que tengan las posibilidades económicas para cubrir los gastos que demande el Hayy.
 
Pregunta:
 
¿Cuándo o a qué edad hay que hacer el Hayy?
 
Respuesta:
 
No hay una edad específica en la cual se ordene a la persona que cumpla con su obligación de hacer el Hayy. Una cosa es que una vez el musulmán o la musulmana lleguen a la pubertad ya tienen la responsabilidad de hacer el Hayy, y otra afirmar que a esa edad deban hacerlo. Ahora bien, la mayoría de los sabios y especialistas de las ciencias islámicas afirman que una vez el musulmán o la musulmana reúnan las condiciones por las que se hace obligatorio el Hayy, deben cumplir con su obligación. Es decir, que cuando un musulmán haya llegado a la pubertad, goce de las condiciones físicas, mentales y económicas, debe hacer la peregrinación y no le es permitido retrasarla sin una razón válida por la Shari’ah. Por tanto, si una persona llega a la pubertad, tiene buena salud física y mental, pero no tiene el dinero suficiente, entonces no está obligado porque le falta una de las condiciones. Pero si es una persona que cuenta con el dinero pero tiene una enfermedad de la que no tiene curación y esta le impide movilizarse, realizar un viaje como el del Hayy y/o cumplir con sus ritos, entonces debe encargar a un musulmán confiable y que ya haya cumplido con su obligación de hacer el Hayy, que haga la peregrinación en su nombre; igual sucede con un anciano que se vea impedido por su edad.
 
En cuanto a la persona que ha perdido la conciencia y/o la razón y el juicio, como quien está en estado de coma o se ha vuelto loco, no está obligado a cumplir ninguno de los deberes del Islam, porque no sabe lo que está haciendo. El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “No se le registran las obras a tres clases de personas: el dormido hasta que despierte, el menor hasta que llegue a la pubertad y el demente hasta que vuelva a razonar”. [Ahmad]
 
De lo anterior queda más que claro que la idea que muchos musulmanes tienen, de que el Hayy se debe hacer cuando uno ya esté viejo, es errónea. Pues si se es joven y se reúnen todas las condiciones no hay que retrasarlo.
 

Preguntas y respuestas sobre el Hayy y la ‘Umrah (Parte 6)

Glosario del Hayy

A continuación ponemos a su disposición el significado una serie de términos que se usan con frecuencia... más

© 2018, IslamWeb todos los derechos reservados.