Los Sahabas, virtudes y meritos

Los Sahabas, virtudes y meritos
2493 883

 

Hadiz sobre las virtudes y méritos de los Sahabas
·        Abu Sa’id Al Judri, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘No insultéis a mis Sahabas. Pues, aunque uno de ustedes diese en caridad una montaña de oro, nunca llegaría a igualar ni unos gramos de oro que ellos daban en caridad (porque sus virtudes y fe eran superiores)’”.
·        Anas, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam,  dijo: “Querer a los Ansar es una señal de fe, y odiar a los Ansar es señal de hipocresía”.
·        El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “A los Ansar no los quiere sino un creyente, y no los odia sino un hipócrita. Al-lah quiere a quien los quiere, y Al-lah odia a quien los odia”.
·        Anas bin Malik, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, vio a las mujeres y a los niños (de los Ansar) viniendo de una fiesta de matrimonio. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se levantó y dijo tres veces: ‘¡Por Al-lah ! Vosotros sois la gente más querida para mí’”.
·        Anas bin Malik, que Al-lah esté complacido con él, también relató en otra versión: “Una mujer de los Ansar llegó ante el Mensajero de Allah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, con uno de sus hijos. El Mensajero de Allah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le habló y le dijo: ‘¡Por Aquél que tiene mi alma en Su mano! ¡Vosotros sois la gente más querida para mí!’ dos veces”.
·        Yabir bin ‘Abdullah, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah , sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos dijo en el día de Al Hudaibia: “Vosotros sois la mejor gente de la tierra”, y éramos mil cuatrocientos. Si pudiese ver ahora, os mostraría el lugar del árbol (bajo el que se hizo el famoso juramento)”.
 
La honestidad, integridad y confiabilidad (‘adalah) de los Sahabas
Los Sahabas tuvieron un honor inmenso al compartir sus días con el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, esforzarse y luchar por la difusión de la religión de Al-lah .
Todos los Sahabas fueron honestos y confiables en la transmisión de la religión. No fueron infalibles (es decir, perfectos, que no se equivocaban o enojaban), porque los únicos infalibles fueron los profetas por la protección que les brindaba Al-lah en la transmisión del mensaje; sino que consideramos que todos los Sahabas eran honestos y confiables, y que jamás agregaron ni quitaron nada del Islam que aprendieron de su maestro, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam.
Pruebas de la honestidad y confiabilidad de los Sahabas en el Corán
Al-lah, el Altísimo, Dice (lo que se interpreta en español):
·        {Al-lahse complace con los primeros que aceptaron el Islam y emigraron [a Medina], con aquellos que les socorrieron, y con todos los que sigan su ejemplo [en la fe y las buenas obras]. Éstos también se complacen con Al-lah , y Él les ha reservado jardines por donde corren los ríos, donde morarán eternamente. Éste es el triunfo grandioso.} [Corán 9:100]
·        {Los creyentes que emigraron y lucharon por la causa de Al-lah , y aquellos que les refugiaron y les socorrieron, son los verdaderos creyentes; a éstos les serán perdonados sus pecados y recibirán una generosa recompensa.} [Corán 8:74]
·        {Por cierto que Al-lah se complació con los creyentes cuando te juraron fidelidad bajo el árbol; y sabiendo la fe que había en sus corazones hizo descender el sosiego sobre ellos y los recompensó con una victoria cercana.} [Corán 48:18]
Estos versículos, entre muchos otros, prueban la honestidad y la confiabilidad de los Sahabas desde los inicios del Islam, así como existen muchos otros versículos que mencionan las virtudes de los creyentes que acompañaron al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, en su prédica, en sus esfuerzos económicos, y en ofrecer hasta sus vidas por la causa del Islam.
 
Pruebas de la honestidad y confiabilidad de los Sahabas en la Sunnah
 
  Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: “Aferraos a mi Sunnah y a la Sunnah de los Califas rectos (bien guiados); porque ciertamente toda cosa nueva en la religión es una innovación, y toda innovación es desvío y todo desvío lleva al Infierno”.
Abu Sa’id Al Judri, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘No insultéis a mis Sahabas. Pues, aunque uno de ustedes diese en caridad una montaña de oro, nunca llegaría a igualar ni unos gramos de oro que ellos daban en caridad (porque sus virtudes y fe eran superiores)’”.
Abdullah Ibn Mugaffal, que Al-lah esté complacido con él, dijo: Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: “¡Oh Al-lah cuida a mis Sahabah! ¡Oh gente! No los tomen como blanco de sus palabras (vanas y ofensivas) luego de mi muerte. Quien los ame, a mí me amará; pero quien los odie, a mí me odiará. Quien los odie, será mi enemigo; y quien sea mi enemigo, será enemigo de Al-lah ; y quien se atreva a ser enemigo de Al-lah , pronto le caerá su castigo.
Encontramos un Hadiz donde el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, enseña que su generación y las dos siguientes serían las mejores generaciones del Islam y la nación Islámica en todo aspecto, y por eso dijo: “La mejor de las generaciones (de esta nación) será la mía, luego la que le siga y luego la que le siga, luego se expandirá la mentira”.
 
¿Cómo debe ser nuestra actitud para con losSahabas?
 
§  Todo creyente debe amar a los Sahabas, así como el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, los amó.
§  Debemos respetarlos y no hablar mal de ellos.
§  Debemos tratar de conocer más de sus biografías, para así ser como ellos.
§  Debemos recordarlos en nuestras plegarias y pedirle a Al-lah que les dé la mejor de las recompensas.
§  Cuando mencionamos el nombre de alguno de ellos, debemos decir “Radhia Allahu ‘anhu”, que quiere decir: “Qué Al-lah esté complacido con él”. Por ejemplo, “Abu Baker, Radia Allahu ‘Anhu”.
 
Los creyentes debemos tener siempre una actitud de respeto hacia los Sahabas, porque ellos fueron personas dignas y fieles a la causa de Al-lah , a tal grado de ser capaces de dar todo lo que poseían, incluyendo sus vidas, por amor a Al-lah , a Su Mensajero y a Su Palabra.
 
 

Related Articles