Las mentiras de los niños – I

Las mentiras de los niños – I
9353 1711

Contenido:

  • El rol de la familia en enseñarle al niño cómo mentir.
  • El rol de la comunidad en enseñarle al niño cómo mentir.
  • Los tipos de mentiras:
-          Mentir debido a la imaginación.
-          Mentir debido a una idea equivocada.
-          Mentir por hacer un falso reclamo.
-          Mentir para alcanzar una meta.
-          Mentir para tomar venganza.
-          Mentir como una medida de protección.
-          Mentir por imitación de otros.
-          Mentir como un hábito crónico.
  • El tipo de mentira más común.
  • La cura.
 
Para una persona madura, mentir es uno de los más serios y peligrosos fenómenos sociales, porque puede destruir comunidades y terminar con la confianza entre sus miembros, causando que la gente dude y sospeche de los demás, en lugar de sentirse tranquilos y seguros ante sus palabras y comportamientos. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Solamente inventan mentiras quienes no creen en los signos de Al-lah. Ellos son los mentirosos}. [Corán 16:105]. Las malas consecuencias de la mentira eran bien conocidas por la gente razonable incluso antes de que el Islam hablara sobre ellas, ya en la era preislámica las personas odiaban ser descritas como mentirosas.
 
 
 
Muchos padres se molestan debido a que sus hijos mienten, pero a menudo cometen el error de categorizar todas las mentiras dentro de un mismo tipo y pretenden lidiar con el problema basados en eso.
 
Existe una gran diferencia entre las mentiras que dicen los adultos y las que usan los niños para librarse de ser castigados, o las que son producto de su imaginación; así, el encargado o tutor debe indagar sobre los motivos o las circunstancias que hicieron que el niño haya recurrido a la mentira. El niño permanecerá en el lado seguro, así como su familia, en tanto la misma estudie su comportamiento y le exprese amor y compasión, mientras lo instruyen y lo guían por el buen camino.
 
El rol de la familia en enseñarle al niño cómo mentir:
 
El padre puede prometerle regalos a sus hijos, o que los llevará de picnic el fin de semana, pero falla en cumplir su promesa por una razón u otra; si esto se repite, sus niños pensarán que es justificable que una persona diga algo mientras que realmente no quiso decir eso…significando esto que él puede mentir; y así ellos aprenden esto, de manera indirecta, de sus padres, quienes se supone que deben ser un ejemplo para sus hijos.
 
Una madre puede pedir prestado algo de uno de sus vecinos y dar una falsa excusa a su vecino, en frente de su hija -quien sabe muy bien que no es cierta-, por no habérselo regresado. Y así la madre enseña a su hija a mentir, incluso si no se da cuenta que lo está haciendo.
 
El padre que ordena a su hijo contestar el teléfono y decir a quien está llamando que él no está presente, está, de hecho, enseñando al niño a mentir; y así el niño crece teniendo esta mala costumbre.
 
El peligro que conlleva esta conducta de los padres, es que los niños no entiendan que ellos están mintiendo por una razón válida o debido a ciertas circunstancias que los pueden excusar desde el punto de vista islámico, y por lo tanto los niños tenderán a generalizar y a creer que la mentira es válida bajo cualquier circunstancia de sus vidas. Adicionalmente, la extrema severidad en la casa y la falta de amor, perdón y comprensión por parte de los padres, anima a los niños a mentir.
 
El rol de la comunidad en enseñarle al niño cómo mentir:
 
Existe una gran diferencia entre una comunidad musulmana, la cual está unida por el amor, armonía y hermandad islámica – donde, si una parte de ella sufre, el resto se apresura en ofrecerle cuidado y compasión -, y las comunidades modernas en las cuales nuestros niños pueden ser expuestos a videos o programas de televisión dañinos. Estas comunidades están basadas en relaciones falsas; por ejemplo, un empleado puede alabar a su jefe por cualidades que no posee, para congraciarse con él y ganar privilegios que no merece, como aumentos, promociones, etc.
 
Los tipos de mentiras:
 
Existen diferentes tipos de mentiras que los niños pueden usar, y las más comunes son las que clasificamos a continuación, basadas en el motivo detrás de su conducta:
 
-          Mentir debido a la imaginación: Este tipo se da usualmente en niños cuya imaginación es muy activa, los cuales imaginan cosas y luego creen que son reales, como un niño que recuerda a sus padres trayendo a casa una cabra con cuernos, y entonces empieza a llorar diciendo que quiere un perro con cuernos como el que trajeron aquella vez a la casa. El niño no está mintiendo en el sentido literal de la palabra, y el rol de los padres es dirigirlo de manera que pueda diferenciar entre las cosas imaginarias y las reales, de la forma más adecuada a su nivel mental. Por otro lado, no es correcto acusar a tales niños de mentirosos o castigarlos.
 
-          Mentir debido a una idea equivocada: Algunos niños confunden las cosas que imaginan con la realidad, y no pueden diferenciar entre ambas debido a la debilidad de sus habilidades mentales; ellos pueden escuchar un cuento y contarlo como si se tratara de una historia de la vida real, con pequeños cambios en algunos de los detalles de la misma. Otros niños pueden tener un sueño y narrarlo como si fuera algo que realmente ha pasado.
 
-          Mentir por hacer un falso reclamo: Algunos niños pueden recurrir a este tipo de mentira debido a que se sienten privados de cosas que otros tienen; un niño puede empezar a decir a los otros niños que posee un juguete caro y fino, o que su padre es muy rico y tiene una casa de lujo. Otra forma de practicar este tipo de mentira es cuando el niño pretende estar enfermo para evitar ir a la escuela. Existen dos formas de conducir al niño por este tipo de mentira:
 
a)      Primero: Alardear y tratar de mantenerse en el mismo nivel de sus amigos quienes hablan de sus padres ricos, casas lindas y juguetes caros.
 
b)      Segundo: Intentar ganar la simpatía de los padres; el niño recurre a este proceder cuando siente que sus hermanos o hermanas están siendo más favorecidos que él, y así los padres deben entender los motivos detrás de esto, subsanarlos y tratar de satisfacer las necesidades que el niño siente no están cumpliendo.
 
-          Mentir para alcanzar una meta: Los niños recurren a este tipo cuando sienten que sus padres están impidiéndole alcanzar sus metas; como desear un juguete el cual sabe que su padre no aceptará comprarle, y así él decidirá mentir, argumentando por ejemplo que en el colegio están pidiendo cierta cantidad de dinero, la cuál él tomará para comprar lo que desea.
 
-          Mentir para tomar venganza: Esto usualmente resulta en un ambiente de injusticia entre niños, ya sea en la casa o en la escuela. Un niño puede arruinar algo, y luego acusar a su hermano o a su compañero, y usualmente acusa a aquellos que consiguen más atención que él.
 
-          Mentir como una medida de protección: Cuando un niño teme un castigo, ya sea de sus padres o de los profesores, puede recurrir a este tipo de mentira. Este tipo es más común entre los niños que entre las niñas, y más aún en un ambiente hostil donde los castigos son muy frecuentes.
 
-          Mentir por imitación de otros: Un niño puede ver que uno o ambos padres mienten, y entonces él también lo hará, incluso cuando no haya ninguna necesidad de hacerlo.
 
-          Mentir como un hábito crónico: Los niños que son afectados por este tipo usualmente son muy buenos mintiendo, tanto que ya se convierte en una parte profundamente arraigada de su carácter, hasta el punto que es difícil distinguir cuándo están mintiendo y cuándo están diciendo la verdad.
 
 

Related Articles

Artículo más visitado

Mujer & Familia

La vida de casados, entre la extravagancia y la tacañería

A continuación mostraremos algunas frases escuchadas a menudo de un esposo respecto al otro: “Mi esposo es tacaño”; “mi esposo no me compra lo que necesito”; “mi...más