La moralidad en el Islam

La moralidad en el Islam
5777 576

Uno de los aspectos más importantes en la vida de un musulmán, es tener altos estándares morales. Desde el inicio del Islam, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam,  estaba interesado principalmente en enseñar y disciplinar a los musulmanes en lo concerniente a los buenos modales y características personales. Su vida personal y su conducta eran un reflejo de sus enseñanzas, las cuales les eran reveladas por Al-lah. En el Sagrado Corán, Al-lah Describe al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, Diciendo (lo que se interpreta en español): {Ciertamente eres de una naturaleza y moral granAl-lahas} [Corán 68:4].

Los elevados modales del Profeta lo constituyeron en un ejemplo a seguir para todos los musulmanes. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, solía enfatizar la importancia de los buenos modales para los musulmanes. Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “El mejor de vosotros es el de mejor conducta”(Al Bujari y Muslim).
 
En otra narración auténtica, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, mencionó que: “La cosa más pesada que será puesta en la balanza de un siervo creyente en el Día del Juicio, será la buena conducta. Y Al-lah Odia a quien usa un lenguaje grosero”(Al Bayhaqi).
Una vez, alguien le preguntó al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, que acción llevaría a un hombre al Paraíso, y él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, respondió: “El temor a Al-lah y la buena conducta”.
 
En otra narración, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hace distinciones entre los musulmanes basadas en su conducta; pues dijo: “El más perfecto en su fe entre los creyentes, es aquel cuya conducta es la más excelente, y los mejores entre vosotros son aquellos que son los mejores con sus esposas”(Ahmad).
 
Él también aclaró que las personas estarán en diferentes niveles en el Paraíso de acuerdo a sus buenos modales, diciendo: “El más apreciado y más cercano a mí de entre vosotros en el Día de la Resurrección será aquel que es el mejor en conducta” (Ibn An-Nayar).

Ahora debemos hablar acerca de la ética en el Islam, y de como ésta difiere de otros sistemas éticos actuales.
 
A diferencia de otros sistemas, el sistema ético en el Islam deriva de una fuente divina. Esta fuente divina es la revelación proveniente de Al-lah. Se aplica a todo tiempo y lugar. Este sistema no ha sufrido cambio alguno en cientos de años, no puede ser cambiado hoy en día, y no será cambiado jamás hasta el Día del Juicio Final. Nadie tiene la autoridad para cambiar o alterar este sistema, incluso si el mundo entero quisiera hacerlo. Los que era considerado como buena moral en el pasado, permanecerá como buena moral a través de los tiempos.
 
Lo que era considerado como inmoral en el pasado, también permanecerá así por siempre, incluso si la sociedad lo acepta como una norma. El sistema ético no es afectado por normas culturales, porque Al-lah es el único que Determina lo que es aceptable y lo que no lo es.

El Sagrado Corán es muy detallado y claramente menciona el significado de buenos modales, al igual que menciona la importancia de creer, adorar y de todos nuestros asuntos diarios.
 
El Sagrado Corán, repetidas veces menciona un sinnúmero de buenas acciones enmarcadas dentro de la moralidad; por ejemplo:
 
·         Tratar a nuestros padres con buenos modales.
·         Ser amable con nuestros parientes y vecinos.
·         Preocuparse por los huérfanos y los pobres.
·         Ser honesto.
·         Ser sincero en todas nuestras intenciones.
·         Cumplir nuestras promesas.
·         Tratar a todas las personas con justicia.
 
El Sagrado Corán va más allá, nos enseña hasta la manera en la que debemos caminar. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español):
 
{Sé modesto en tu andar} [Corán 31:19].
{Y los siervos del MisericorAl-laho son aquellos que caminan sobre la Tierra con serenidad y humildad, y cuando son increpados por los ignorantes les responden educadamente} [Corán 25:63].
 
El Noble Corán incluso nos habla sobre la etiqueta al visitarnos unos a otros. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! No entréis en ninguna casa que no sea la vuestra sin antes pedir permiso y saludar a su gente. Esto es lo mejor para vosotros, recapacitad pues [y obrad correctamente]} [Corán 24:27].
 
El Corán también nos enseña la manera en la que debemos comportarnos en una reunión; Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Cuando se os dice: Haced un lugar [para vuestros hermanos] en las reuniones [con el Profeta], hacedlo, para que Al-lah os Haga también un lugar [en el Paraíso]} [Corán 58:11].
 
Si practicáramos verdaderamente estos dichos y acciones del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, encontraríamos muchas lecciones para aprender cómo comer, beber, vestir, dormir, viajar, saludar, pedir permiso, incluso estornudar, bostezar y otras acciones triviales similares.
A diferencia de otros sistemas éticos, el sistema moral en el Islam es muy detallado y completo. El Islam se dirige a cada aspecto de la vida humana, sin importar lo pequeño que sea. Es un paquete completo, no carece de nada ni tienen ningún defecto.
 
La religión Islámica guía la moral relacionada con el individuo y la comunidad, tanto de los musulmanes como de los no musulmanes. También nos guía sobre cómo tratar con los gobernantes, y cómo honrar y respetar a los sabios. Incluso, el Islam nos dirige sobre cómo actuar en tiempos de paz y tiempos de guerra.
 
Va aún más allá al guiarnos sobre el trato hacia los animales. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Teme a Al-lah cuando trates a los animales: cúidalos, mantenlos con buena salud, ya sea que los montes o los críes por su carne” (Ahmad).
 
En otra narración, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Cuando sacrifiquéis a un animal, hacedlo de la mejor manera. Que uno de vosotros afile su cuchillo y lo haga fácil para el animal (para reducir su sufrimiento)”(Muslim).
 
En cierta ocasión, los Compañeros le preguntaron al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: “¿Ganaremos la recompensa de Al-lah si tratamos a los animales con buenas maneras?” Él respondió: “Sí, ciertamente ganarán la recompensa por tratar con buenas maneras a cualquier criatura viva” (Al Bujari y Muslim).
 
Ningún otro sistema ético se puede igualar al del Islam. Sólo Al-lah, con Su gran sabiduría, Pudo haber creado tal sistema para enseñar a los humanos cómo dirigirse en todos los aspectos de sus vidas. El sistema islámico no es una creación humana; esta es la religión de Al-lah. Él la Hizo completa e integral. Ningún hombre pudo, puede ni podrá hacer un sistema tan perfecto. Si estás buscando una vida exitosa y feliz, entonces simplemente aplica el Islam en tu vida, y obtendrás maravillosos resultados.

Related Articles