Sinceridad…la salvación eterna - I

Sinceridad…la salvación eterna - I
1339 430

Al-lah Creó a los seres humanos para que lo adoraran, y les Ordenó que lo obedecieran. Al-lah Estableció dos condiciones para la aceptación de las obras, sin tales condiciones las obras son rechazadas: la primera es que la obra sea realizada de manera sincera por la causa de Al-lah; la segunda es que la obra sea realizada correctamente, es decir, debe estar conforme a la manera en que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, solía realizarla o haya ordenado que se la realice.

Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Quien anhele la comparecencia ante su Señor que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él} [Corán 18:110].
 
Al Fudayl ibn ‘Iyad, que Al-lah le dé Su perdón, habló sobre estas condiciones diciendo: “(La obra aceptada) es la más sincera, la que coincide con la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam”. Por lo tanto la gente dijo: “¡Oh Abu ‘Ali! Explícanos estos dos temas”. A lo que él respondió: “Si una obra es realizada sinceramente por la causa de Al-lah, pero no coincide con la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, entonces será rechazada. De igual manera, si coincide con la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, pero no es realizada sinceramente por la causa de Al-lah, entonces también será rechazada”. Entonces recitó el siguiente verso: Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Quien anhele la comparecencia ante su Señor que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él} [Corán 18:110].
 
Amados hermanos, la sinceridad es el perfume del corazón, es su elemento vital y la base del éxito. El Imán Ibn Al Qayyim, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Quien realice una obra sin apegarse a la Sunnah del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, en la forma de realizarla, y sin ser sincero en su intención, es como un viajero que llenó su equipaje con arena y lo cargó durante su viaje sin el menor beneficio”.
 
Es por esta razón que algunas personas vendrán el Día de la Resurrección con muchas obras del tamaño de montañas, pero éstas no les serán de ningún beneficio debido a que no cumplieron con una de las dos condiciones…la sinceridad. Al-lah Dice (lo que se interpreta en españól): {Y [ese día] reduciremos a la nada todas sus obras} [Corán 25:23].
 
¿Qué es la sinceridad?
 
Los estudiosos musulmanes han dado diferentes definiciones de sinceridad, pero todas ellas giran alrededor de un significado, el cual es: huir de la ostentación y la presunción. Estas definiciones sostienen que el siervo debe intentar realizar sus obras buscando únicamente la complacencia de Al-lah…y solamente la complacencia de Al-lah.
 
El Imán Al Gazali, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Cualquiera de los placeres de esta vida mundanal por el que uno se inclina, ya sea poco o mucho, mientras realiza sus obras, arruinará la pureza de la obra y destruirá su sinceridad”.
 
Sahl At-Tistary, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: “Las personas de sabiduría buscaron la definición de sinceridad y no encontraron sino lo siguiente: los movimientos que hacemos, los asuntos abiertos y los encubiertos, todos deben ser realizados solamente por la causa de Al-lah sin mezclar ninguna otra intención, ya sean nuestras pasiones o el deseo de alcanzar un beneficio terrenal.”
 
La dificultad de lograr la sinceridad:
 
Indudablemente, purificar nuestras intenciones, liberar nuestro corazón de la ostentación, el querer ser alabado por los demás, y otros males y deseos, es una tarea difícil de lograr y, por lo tanto, se dijo anteriormente: “La cosa más difícil para uno y su ego es mantener la sinceridad, porque la sinceridad no deja espacio para sí mismo ni para el ego”. También se dijo: “Purificar la intención de una acción es más difícil que realizar todas las acciones”. Otra declaración sabia con respecto a la sinceridad fue: “La salvación eterna está en mantener el corazón sincero mientras tanto (es decir, mientras realiza la acción)”.
 
El Imán Al Gazali, que Al-lah le dé Su perdón, dijo también: “Se dijo anteriormente: ‘Quien tuvo un momento de sinceridad en su vida, donde sus acciones fueron hechas puramente por la causa de Al-lah, será rescatado. Esto es debido a que la sinceridad es una cosa rara entre las personas y una misión difícil de lograr, ya que el verdadero acto sincero es aquel que fue motivado solamente buscando la cercanía de Al-lah”.
 
 
 

Related Articles