Los beneficios del Dhiker (recordar a Al-lah) (parte 2 de 4)

 Los beneficios del Dhiker (recordar a Al-lah) (parte 2 de 4)
  • Fecha de publicación:19/07/2010
  • Sección:Sus súplicas
  • Valorar:
2932 1031

 Los siguientes son más de los beneficios que el siervo cosechará, en esta vida y la Otra, al mencionar a Al-lah:

 
 [23] Mencionar a Al-lah planta los árboles del Paraíso. Ibn Mas’ud, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Mensajero de Al-lah, sallallahu 'alayhi wa sallam, dijo: “Me encontré con Ibrahim (Abraham), la paz sea con él, en la noche del Isra' [el viaje nocturno de la Meca a Al Quds (Jerusalén)]. Él dijo: ‘Haz llegar mis saludos a tu nación, Oh Muhammad, y diles que el Paraíso posee vastas planicies de tierra pura y agua dulce. Allí, las plantas crecen cuando se menciona: 'Subhana Al-lah' (Glorificado sea Al-lah), 'Al Hamdulil-lah' (todas las alabanzas sean para Al-lah), 'La Ilaha Il-la Al-lah' (no hay nada ni nadie que merezca ser adorado sino Al-lah) y 'Al-lahu Akbar' (Al-lah es el más Grande)’”. [At-Tirmidhi]
 
Yabir, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Mensajero, sallallaahu 'alayhi wa sallam, dijo: “El que dice: `Subhana Al-lah, Al ‘Adhim Wa Bi Hamdihi` (Glorificado sea Al-lah, y a Él pertenece toda alabanza) tendrá una palmera plantada para él en Paraíso”. [At-Tirmidhi]
 
[24] Mencionar continuamente a Al-lah protege al siervo de ser abandonado por Él, causa directa de su miseria en este mundo y en el otro. Olvidarse de Al-lah (no mencionarlo ni glorificarlo) tiene como consecuencia que la persona se olvida de sí misma y de lo que la beneficia, tal y como el Todopoderoso nos Informa (lo que se interpreta en español): {No seáis como quienes se olvidaron de Al-lah [y Le desobedecieron] por lo que Él hizo que se olvidasen de sí mismos [y no realizaran obras piadosas]. Éstos son los descarriados.} [Corán 59:19]
 
Al olvidarse de sí mismo, el ser humano descuida lo que lo beneficia; lo cual, inevitablemente, lo lleva a la degradación y la destrucción. Si no existiese otro beneficio al recordar a Al-lah, más que el protegernos de esta situación, sería suficiente motivo para hacerlo. Quien se olvide de Al-lah será castigado en esta vida olvidándose de sí mismo, y en la Otra será torturado eternamente con el fuego del Infierno; Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Mas quien se aleje de Mi Mensaje llevará una vida mísera, y el Día del Juicio le resucitaremos ciego. Y entonces dirá: ¡Oh, Señor mío! ¿Por qué me has resucitado ciego, si antes veía? Dirá [Al-lah]: Así como cuando te llegaron Nuestros signos los ignoraste, hoy tú serás ignorado. De esta forma retribuiremos a quienes se extralimitaron y no creyeron en los signos de su Señor. Y sabed que el castigo de la otra vida será más severo y duradero.} [Corán 20:124-127]
 
Esto significa que la persona será olvidada (abandonada) en el tormento, de la misma manera que ella se olvidó de las evidencias y la revelación, pues no las recitaba ni actuaba de acuerdo a sus enseñanzas. La vida mísera y difícil mencionada en los versos anteriores, se refiere a las dificultades, a la privación y a los sufrimientos que él enfrentará en este mundo, en la tumba y en la Otra Vida. Por otro lado, la gente virtuosa llevará una vida llena de felicidad en este mundo, en la tumba y en la Otra Vida. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Al creyente que obre rectamente, sea varón o mujer, le concederemos una vida buena y le multiplicaremos la recompensa de sus obras.} [Corán 16:97] Esto se aplica también a su estadía provisional en la tumba y permanente en la Otra Vida.
 
Hablando sobre su maestro (el Imam Ibn Taimiah, que Al-lah le Dé Su perdón), el Imam Ibn Al Qaiem, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Al-lah es mi testigo, que nunca he visto a alguien que haya vivido una mejor condición que él. A pesar de las dificultades que enfrentó, incluyendo la pobreza, el encarcelamiento, la amenaza constante y el sufrimiento exhaustivo, él era muy tranquilo (en su corazón), optimista, alegre y radiante”.
 
[25] El recordar a Al-lah es una acción que tiene una dulzura única y distintiva, que otras buenas obras no pueden producir. Malik bin Dinar, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Nadie encontró más dulzor y gozo que en mencionar a Al-lah”. El Imam Ibn Al Qaiem, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Escuché al Shaij Al Islam Ibn Taimiah, que Al-lah le Dé Su perdón, decir: ‘Existe un paraíso terrenal (mencionar a Al-lah); quien no entre en él, no entrará en el Paraíso de la Otra Vida’”. El Imam Ibn Al Qaiem, que Al-lah le Dé Su perdón, también nos informó que el Shaij Al Islam Ibn Taimiah, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “¿Qué pueden hacerme mis enemigos? Mi paraíso (mencionar a Al-lah) está en mi corazón: se mueve conmigo dondequiera que vaya. El encarcelamiento para mí es un retiro espiritual. Matar o ser muerto (para mí) es el martirio (por la causa de Al-lah), y ser desterrado es una travesía espiritual”; y también dijo: “Aún si les pagara a mis enemigos el peso de ésta fortaleza (donde me encarcelaron) en oro, no sería suficiente recompensa por el gran favor que me han hecho encarcelándome; ellos no saben el gran beneficio que he ganado al estar recluido”.
 
[26] Es luz para la persona que menciona a Al-lah en esta vida, en su tumba y en el Día de la Resurrección. Iluminará su camino en el Sirat (el puente que pasa sobre el Infierno) para que pueda pasarlo fácilmente; Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {¿Acaso quien estaba muerto [de corazón, perdido en la incredulidad] y le dimos vida [guiándole], y le proporcionamos una luz con la cual transita entre la gente, es igual a aquel que se encuentra entre tinieblas y no puede salir de ellas?…} [Corán 6:122] La primera persona mencionada en el verso, es aquél que menciona a Al-lah y, por lo tanto, se le concede la luz de la fe y el amor de Al-lah; mientras que la segunda es la persona negligente en este sentido.
 
[27] Hace que la persona se acerque más a Al-lah y se haga más digna de Su amor, ayuda y compañía, pues Al-lah Dice en un Hadiz Qudsi: “Estoy con Mi siervo cuando él Me menciona y sus labios se mueven pronunciando Mi recuerdo”. [Al Bujari]
 
[28] Es mejor que gastar en caridad por la causa de Al-lah y mejor que la lucha en el Yihad. Abu Ad-Darda’, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “¿Quieren que les informe acerca de la mejor acción, la que es más pura para vuestro Señor, que los elevará a los más altos rangos, que es más eficaz que gastar oro y plata en caridad y mejor que enfrentarse con el enemigo en la causa de Al-lah?” Los presentes contestaron: “¡Claro que sí!” Entonces, él, sallallaahu 'alayhi wa sallam, dijo: “El mencionar y recordar a Al-lah, el Exaltado”. [At-Tirmidhi]
 
[29] Es la forma más elevada de expresar gratitud; quien no menciona a Al-lah es, ciertamente, uno de los desagradecidos. Mu’adh Ibn Yabal, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Mensajero de Al-lah, sallallaahu ‘alayhi wa sallam, lo agarró de la mano en una ocasión y le dijo: “¡Oh Mu’adh! Juro por Al-lah que te amo (por Su causa). Te aconsejo suplicar siempre después de cada oración diciendo: ‘Al-lah Humma A’inni ‘Ala Dhikrika, Wa Shukrika, Wa Husni ‘Ibadatika (¡Oh Al-lah! Ayudame a recordarte, a expresarte mi gratitud y adorarte de la mejor manera)”. [Abu Dawud y An-Nasa'i] Aquí, el Profeta, sallallaahu 'alayhi wa sallam, combinó entre la gratitud y el recordar a Al-lah, porque son los medios de lograr la dicha verdadera.
 

Related Articles