Aprovechar el tiempo en Ramadán

Aprovechar el tiempo en Ramadán
2331 642
Ramadán es un tiempo que debemos aprovechar para buscar aproximarnos más a Al-lah, razón por la cual, queremos en las siguientes líneas ofrecerles a nuestras hermanas un programa diario que les ayudará a sacar el mayor provecho de este sagrado mes, con el favor de Al-lah.

 


 

Empecemos antes de Al Fayr, específicamente en las últimas horas de la noche. Haz el Wudu’ (la ablución) y reza todas las Raka’at que puedas, sin importar que ya hayas hecho el Witr junto con el Tarawih, lo importante es que no lo repitas; y no olvides dejar un espacio para la lectura del Corán. En este tiempo muchos buscan alcanzar las bendiciones que en él hay haciendo At-Tahayyud (oración voluntaria de la madrugada), pidiendo el Perdón de Al-lah y rogándole por sus necesidades.

 


 

Tus actos voluntarios en la madrugada deben terminar en el tiempo de As-Suhur para que prepares y tomes tu alimento, recuerda lo que dijo el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, al respecto: “El dátil es la mejor comida del creyente en As-Suhur”. Si no puedes hacerlo con dátiles, entonces con un poco de agua, porque siguiendo las enseñanzas de nuestro Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, obtendrás mayores bendiciones.

 


 

Cuando hayas terminado con As-Suhur, dedícate a recordar y glorificar a Al-lah, y a pedirle perdón, hasta el Adhan del Fayr; porque Al-lah Exalta a todo aquel que pide perdón en las últimas horas de la noche hasta el Fayr. Ibn ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, le preguntaba a su sirviente Nafi’ por el último tercio de la noche, si había llegado o no. Si decía que no, entonces continuaba su oración voluntaria, pero si le decía que si, pedía perdón hasta el Fayr.

 


 

Cuando escuches el Adhan del Fayr, repite las mismas palabras que escuchas, luego haz la súplica que se dice cuando termina el Adhan. Disponte entonces, a realizar las dos Rak’at voluntarias antes del Fayr. Es sabido que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nunca dejó de hacer estas dos Rak’at aunque estuviera viajando. Es recomendable, igualmente, pronunciar la plegaria entre el Adhan y el Iqamah. Cuando finalices la oración del Fayr dedícate al Adhkar que se hace en las mañanas, sin no lo sabes de memoria puedes leerlo; posteriormente recita algo del Corán hasta un poco más de la salida del sol.

 


 

En el día hay una serie de actividades que debes procurar realizar y no hablamos sólo de las obligatorias, como las oraciones de Adh-Dhuhur y Al ‘Asr. En la mañana se recomienda hacer la oración de Ad-Duha (Oración voluntaria de la Mañana); realizar las cuatro Rak’at voluntarias antes de Adh-Dhuhr (Oración del Mediodía) y las dos posteriores a la oración. En cuanto al Corán, es fundamental que hagas un programa especial de lectura durante el día en el que te fijes una cantidad específica de aleyas o partes (Hizb) para leer, esto para que por lo menos leas completamente el Libro de Al-lah una vez en Ramadán; el mes del Corán.

 


 

No podemos olvidarnos de la familia en este programa; es importante buscar un tiempo en el que se pueda hacer una reunión familiar donde todos los miembros hagan Dhikr, estudien y reciten el Corán y de igual forma los Hadices. Si tienes hijos estimúlalos con concursos y premios.

 


 

Mientras preparas la comida para el Iftar no te olvides de invocar y recordar a Al-lah, puedes repetir todas las veces que quieras: Subhanal-lah (Glorificado sea Al-lah), La Ilaha Il-lal-lah (no hay nada ni nadie que merezca ser adorado sino Al-lah), entre otros. Así mismo puedes escuchar recitaciones del Corán, lecciones, charlas y conferencias. Recuerda que al cocinar debes preparar solo lo que tú, tu familia e invitados, si es que los tienes, vayan a consumir, pues no se debe derrochar ni desperdiciar.

 


 

El tiempo antes de Al Magrib (Oración del Anochecer) es muy especial, tanto que se menciona que quien hace plegaria en ese momento, justo antes de romper su ayuno, Al-lah le acepta lo que le está pidiendo y se lo concede; por esto te recomendamos que aproveches esta oportunidad y dediques unos 20 minutos antes del Iftar en hacer Dhikr, plegarias y pedir perdón y aceptación de todas tus obras.

 


 

El ayuno se debe romper inmediatamente al oír el Adhan del Magrib, o de no ser posible oírlo, cuando se sepa que el tiempo de Magrib llegó; lo mejor para romper el ayuno es comer dátiles, agua o Laban (yogurt). Antes de comer, pero después de haber roto el ayuno con algo ligero como se mencionó, se debe hacer la oración del Magrib, porque siempre es mejor hacer las oraciones en el inicio del tiempo establecido para cada una de ellas. Después, junto con tu familia compartan los alimentos que con tanto amor hiciste para ellos; eso sí sin abusar, porque hay que pensar que luego hay que hacer el ‘Isha’ y el Tarawih con tranquilidad y así poder concentrarse y entregarse a la oración.

 


 

Prepárate para la oración del Tarawih, ya sea que la vayas a hacer en tu casa o en la mezquita, recuerda siempre cumplir con las normas y modales de la Shari’ah cuando salgas de tu casa. Recuerda que quien reza con el Imam hasta la última Raka’ah se le recompensará como si hubiera orado toda la noche.

 


 

Antes de Al ‘Isha’ (Oración de la Noche), realiza la ablución en preparación para ella y a At-Tarawih, ya sea en tu hogar o en la mezquita de tu barrio, siguiendo las normas de la Shari’ah [al salir de tu casa]. No te vayas de la oración hasta que el Imam termine la última Rak’ah, para que logres así la misma recompensa de quien ha realizado la oración voluntaria en una noche entera. 

 


 

Después de terminar la oración delIsha’ y At-Tarawih, si quieres visita a tus familiares, vecinos o amigos; o atiende las obligaciones que puedas tener en tu hogar con tu marido e hijos. No olvides que este tiempo es valioso, así que aprovéchalo con tu familia leyendo Corán, haciendo Adhkar o enseñándoles historias que les beneficien. No desperdicies tu tiempo en veladas donde no se recuerda a Al-lah ni se le teme, o viendo programas de televisión que te alejen del temor de Al-lah.

 


 

No olvides hacer el Adhkar y el Wudu’ antes de dormir. Descansa para que te puedas levantar nuevamente en el último tercio de la noche e inicies tu día con obras de bien que te acerquen más a Al-lah.

Related Articles

Artículo más visitado

Mujer y familia

La mejor manera de pasar Ramadán

El mes sagrado de Ramadán recuerda a los musulmanes creyentes de la importancia del Corán, con el que Al-lah ha honrado a la humanidad mediante su revelación durante este mes. El...más