Khadija, España

Khadija, España
3581 1696

Si alguien fue un fundamentalista radical fui yo. Acababa de graduarme con un Master Degree en Divinidad de un seminario elite cinco meses atrás. Fue después de esa época que conocí a una dama que había trabajado en Arabia Saudita y que había abrazado el Islam. Por supuesto que le pregunté sobre el tratamiento de las mujeres en el Islam. Me impactó su respuesta, no era lo que yo esperaba, así que procedí a hacerle otras preguntas relacionadas con Al-lah y MuhammadSAW.

Me informó que me llevaría al Centro Islámico donde podrían responder mejor mis preguntas. Habiendo sido enseñada a rezar a Jesús para protección en contra de los espíritus demoniacos, y como evangélica se me enseñó que el Islam era una religión demoniaca y satánica, fui totalmente impactada por este acercamiento, directo y honesto. Nada de intimidación, nada de acoso, nada de manipulación psicológica, nada de influencia subliminal. Nada de eso. "Tengamos un estudio Coránico en tu casa" como parte del estudio de la Biblia. No podía creerlo. Me dieron algunos libros y me dijeron que si tenía algunas preguntas estaban en disposición de contestarlas en la oficina. Esa noche leí todos los libros que me dieron Fue la primera vez, que leí un libro sobre el Islam escrito por un musulmán, había estudiado y leído libros sobre el Islam escritos solamente por Cristianos.
Al día siguiente, pase tres horas en la oficina haciendo preguntas. Esto fue durante toda una semana, durante la cual leí doce libros y supe porque los musulmanes son la gente más difícil en el mundo de convertir al Cristianismo. ¿Por qué? Porque no hay nada que ofrecerles a ellos: (En el Islam) hay una relación con Al-lah, perdón de pecados, salvación y promesa de una Vida Eterna.
Naturalmente, mi primera pregunta se centró sobre la deidad de Al-lah. ¿Quién es este Al-lah que los musulmanes adoran? Se nos había enseñado como Cristianos que es otro dios, un dios falso. Cuando de hecho es el Omnisciente, Todo Conocedor, Omnipotente , Todopoderoso y Omnipresente Dios. El Uno y Único sin copartícipes o iguales. Es interesante notar que hubo obispos durante los primeros trescientos años de la Iglesia, que enseñaban que Jesús era un profeta y maestro como creen los musulmanes. Fue sólo después de la conversión del emperador Constantino quien fue el que llamo a la introducción de la doctrina de la trinidad. Él, quien fue un converso al Cristianismo que no sabía nada de esta religión, introdujo un concepto pagano que se remonta a los tiempos Babilónicos. Debido a que el espacio no me permite en entrar en detalles, lo haré en otra ocasión insha’Allah. Solo señalaré que la palabra TRINIDAD no se encuentra en la Biblia en ninguna de sus muchas traducciones, ni en las lenguas originales, Griego y Hebreo.
Mi otra pregunta importante se centró en Muhammad SAW. ¿Quién es este Muhammad? Averigüe que los musulmanes no rezan a Muhammad como los cristianos rezan a Jesús. El no es un intermediario y de hecho esta prohibido rezarle. Pedimos bendiciones por él al final de nuestra oración en la misma forma que pedimos bendiciones por Abraham. Él es un Profeta y Mensajero, el último y definitivo Profeta. De hecho, hasta ahora, 1418 años después, no ha habido profeta después de él. Su mensaje es para toda la humanidad a diferencia del mensaje de Jesús y Moisés que fueron enviados a los judíos: "Oye Israel". Pero el mensaje es el mismo mensaje de Al-lah. "El Señor Tu Dios es solo un Dios y no tendrás dioses delante de mí" (Marcos 12:29).
Debido a que la oración fue una parte muy importante de mi vida cristiana, estaba interesada y curiosa por saber lo que los musulmanes rezaban. Como cristianos éramos tan ignorantes sobre este aspecto de la creencia musulmana así como de otros. Pensamos y se nos enseñó que los musulmanes se inclinaban a la Kaaba (en La Meca) que era su dios y punto central de esta falsa deidad. De nuevo, me impactó saber que la forma de oración es prescrita por Dios mismo. Las palabras de la oración son de alabanza y glorificación. El acercamiento a la oración (ablución o lavado) esta bajo la protección de Al-lah. Él es Santo y no es correcto para nosotros acercarnos a él en una manera arbitraria, sino solo razonablemente en la forma que él nos deba decir que debamos acercarnos a él.
Al final de esa semana después de pasar 8 años de estudios teológicos formales, sabía por conocimiento que el Islam era verdad. Pero no abracé el Islam en ese momento, porque no lo creía en mi corazón. Continué rezando, leyendo la Biblia, asistiendo a las lecturas en el Centro Islámico. Estaba en serio cuestionamiento y buscando la dirección de Dios. No es fácil cambiar tu religión. No quería perder mi salvación si había una salvación que perder. Continué impactándome y sorprendiéndome de lo que estaba aprendiendo porque no era lo que se me había enseñado sobre el Islam. En mi nivel de Licenciatura, el profesor que tenía, era respetado como una autoridad sobre el Islam, sin embargo su enseñanza y su Cristianismo estaban llenos de malentendidos. El y muchos cristianos son sinceros, pero están sinceramente equivocados.
Dos meses después, habiendo rezado una vez más buscando la dirección de Dios, sentí que algo descendió sobre mi ser. Me levanté, y fue la primera vez que use el nombre de Al-lah, y dije: "Allah, Creo que eres el Uno y Único Verdadero Dios". Hubo paz que descendió sobre mí y desde ese día hace cuatro años hasta ahora nunca me he lamentado de haber abrazado el Islam. Esta decisión no llegó sin pruebas. Fui despedida de mi trabajo mientras enseñaba en dos Colegios Bíblicos en ese momento, condenada por mis ex compañeros de clase, profesores y pastores, desconocida por la familia de mi esposo, mal entendida por mis hijos adultos y convertirme en persona sospechosa para mi propio gobierno. Sin la fe que le permite al hombre hacerle frente a las fuerzas satánicas no hubiera podido soportar todo esto. Estoy tan agradecida a Al-lah de ser musulmana y que me permita vivir y morir como musulmana.

{Di: En verdad mi oración, el sacrificio que pueda ofrecer, mi vida y mi muerte son para Al-lah, el Señor de los mundos. El no tiene copartícipes. Eso es lo que se me ha ordenado.} [Corán 6:162-163].

La hermana Khadija actualmente trabaja como maestra para mujeres en uno de los Centros de Dawa (Invitación al Islam) en Jeddah, Arabia Saudita.
 
 
 

Related Articles

Artículo más visitado

Historias de nuevas musulmanas

Ana Morales, Puerto Rico

Bismillahi ar rahman ar rahim Assalam alaykum ua rahmatullah ua barakatu Mi nombre es Ana Morales y soy puertorriqueña. Provengo de una familia de 14 hijos, siendo yo la más pequeña....más