Mariam (María), lecciones de su vida

Mariam (María), lecciones de su vida
3921 1013
La esposa de ‘Imran, la paz sea con él, no sabía si llevaba en el vientre un niño o una niña, pero ella esperaba un niño porque sería más fuerte y serviría mejor en la casa de Al-lah. Así, cuando dio a luz a una niña, estaba algo apesadumbrada, a pesar de que esto estaba fuera de su control; era así solamente porque ella pensaba que un hijo sería más beneficioso para servir en la casa de Al-lah. Algunas de las razones de por qué un hijo sería más beneficioso en este caso son:
 
·        Un hijo es más fuerte y más apto para servir.
·        Un hijo puede servir continuamente, sin embargo las mujeres deben evitar entrar a la mezquita durante su periodo menstrual.
·        El hijo se convierte en un hombre al crecer y puede mezclarse con otros hombres (lo cual es necesario durante el servicio), mientras que eso no sería adecuado ni permisible para una mujer.
 
A pesar de su deseo, Al-lah le Otorgó una hija que resultó ser mejor que muchos hombres. Hay que destacar que ella no estaba apesadumbrada por estar descontenta, sino que ella simplemente esperaba por un niño porque él habría servido mejor en la casa de Al-lah, y no por algún beneficio personal; debido a esta buena intención, Al-lah hizo que el tener una niña sea mejor para ella.
 
Al-lah Mencionó en la historia algunas de las virtudes de Mariam, la paz sea con ella, como que Él la hizo desarrollarse en una muy buena manera, en términos físicos, conducta moral y apariencia. Ella era hermosa así como virtuosa y solía adquirir el conocimiento de los eruditos. Además, Al-la le asignó a Zakaria, la paz sea con él, para cuidarla y para que para que pudiera aprender de él. Zakaría, la paz sea con él, estaba casado con la tía de Mariam, otro relato dice que estaba casado con su hermana mayor (quien probablemente era de diferente madre) y era la madre de Iahia, la paz sea con él.
 
Mariam, la paz sea con ella, quedó huérfana y los hijos de Israel fueron afectados con la hambruna, así que Zakaria, la paz sea con él, la tomó bajo su protección.
 
Ella creció como una devota adoradora, alejada de los demás y concentrada en sus actos de adoración en una habitación exclusivamente para ella en la casa de Zakaria, la paz sea con él. La provisión que Zakaria, la paz sea con él solía encontrar con ella era de diferentes calidades, que le era dada Por Al-lah como un regalo. Algunos eruditos dicen que él solía encontrar con ella los frutos del invierno durante el verano, y los del verano durante el invierno. Esto no era un milagro, porque los milagros son otorgados solo a los profetas y mensajeros, sino que esto era un regalo que Al-lah otorga a algunos de los virtuosos. Cuando Zakaria, la paz sea con él, acerca del origen de esa comida, ella la atribuía a Al-lah, lo cual refleja cuán grandemente ella glorificaba a su Señor.
 
Los siguientes son algunos de los muchos beneficios que se pueden extraer de la historia:
 
·        La virtud de los hijos puede ser el resultado de la virtud de sus padres, a pesar del hecho de que los hijos pueden ser virtuosos incluso si sus padres no lo son, como fue el caso del padre del Profeta Ibrahim, la paz sea con él.
·        La importancia de tener buena intención cuando se pide un hijo.
·        La importancia de la súplica de una madre por lo que está en su vientre cuando está embarazada.
·        La importancia de buscar el refugio de Al-lah para el niño.
·        Se debe tener esperanzas en la bondad de todos los descendientes y no limitar las esperanzas sólo a los hijos inmediatos.
·        Es posible para Al-lah el favorecer a una mujer por sobre muchos hombres, como es el caso de Mariam, la paz sea con ella.
·        Es recomendable dar un nombre al niño desde el primer día de su nacimiento.
·        La virtud de servir y limpiar la casa de Al-lah, y de que ese es un gran acto de adoración.
·        Una objeción al argumento de quienes desean seguir los pasos de occidente de establecer derechos iguales a hombre y mujeres, porque Al-lah nos informa de que los hombres y las mujeres no son iguales. Estas personas malvadas, que desean la igualdad entre los sexos, están rechazando por medio de sus acciones la diferenciación que Al-lah ha hecho entre ambos géneros; le pedimos a Al-lah que destruya sus tramoyas, porque ellos son los soldados de Satanás que desafían la legislación de Al-lah con sus ideologías. Al-lah Sabe a quiénes Ha creado, cómo los Ha creado y lo que es adecuado para cada uno de ellos.
 

Finalmente, como una forma de honrarla, un capítulo del Corán fue llamado con su nombre, Mariam, la paz sea con ella, a quien se le otorgó un hijo sin haber sido tocada por ningún hombre.

Related Articles