Al Haia’ (la vergüenza): uno de los modales del Islam

Al Haia’ (la vergüenza): uno de los modales del Islam
4410 1192

Debemos saber que la cualidad de Al Haia’ depende de qué tan vivo está nuestro corazón. Mientras más vida tenga nuestro corazón mejor será la calidad de esta virtud.

 
La esencia de Al Haia’
 
Al Haia’ es una virtud que nos empuja a realizar toda buena obra y evitar toda obra vana. Es una cualidad loable y el cúmulo de las virtudes, el ornamento de la fe y un cimiento del Islam.
El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Toda religión tiene una virtud moral (que la caracteriza), la del Islam es Al Haia’”.
 
Al Haia’ es una prueba de bienaventuranza, un indicio de integridad y una protección contra la perdición. Wahb Ibn Munabbih dijo: “La fe es desnudez, su vestido es la piedad y su gala es Al Haia’”. También se dijo: “Si la persona está revestida de Al Haia’ sus faltas no serán expuestas a otros”.
 
Debido a los méritos de Al Haia’ la Shari’ah islámica anima y ordena a la gente obtener esta cualidad, incluso la declara parte de la fe. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “La fe consta de sesenta y pocas partes. La mejor de ellas es decir: ‘la ilaha il-la Al-lah (nadie merece adoración sino Al-lah)’ y la menor de ellas es retirar un obstáculo del camino. Al Haia’ es parte de la fe”. [Bujari y Muslim]
 
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Al Haia’ y la fe están fusionados; si uno de ellos se remueve, el otro también sale”. La razón de que Al Haia’ sea una parte de la fe es que ambas invitan a realizar buenas obras y le ayudan a uno para tal motivo. Además, ambas le impiden a uno realizar malas obras.
 
Cuando la gente es atrevida, ruda e indecente, uno nota que la pérdida de Al Haia’ es una de las principales causas de ello. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Uno de los dichos que llegaron a la gente (de la era preislámica) sobre los profetas tempranos es: ‘Si no tienes Al Haia’ haz lo que quieras’”.
 
Algunas personas descuidan hacer buenas obras, decir la verdad, prescribir el bien y prohibir el mal bajo el pretexto de sentir Al Haia’. Sin duda que esto es un entendimiento errado de lo que Al Haia’ significa. El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, la mejor persona en la faz de la tierra, tenía el nivel más alto de Al Haia’. Era más vergonzoso que una virgen en su alcoba, y esto no le impedía decirla verdad, prescribir el bien y combatir el mal e incluso reaccionar estrictamente cuando Al-lah era desobedecido.
 
Al Haia’ no impidió que los musulmanes buscaran conocimiento y preguntaran sobre temas religiosos. Por ejemplo, Umm Sulaim, Al-lah Esté complacido con ella, le preguntó al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: “En verdad que Al-lah no se avergüenza de la verdad. ¿Es necesario que una mujer realice el ghusl después de haber tenido un “sueño húmedo” (polución nocturna)?” Al Haia’ no le impidió hacer esta pregunta ni le impidió al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, responderle. Él le dijo: “Sí, si ella evidencia la eyaculación”.
 
Tipos de Haia’
 
1.      Haia’ de Al-lah, el Todopoderoso.
2.      Haia’ de los ángeles.
3.      Haia’ de la gente.
4.      Haia’ de uno mismo.
 
1.      Haia’ de Al-lah, el Todopoderoso
 
Cuando el hombre tiene certeza de que Al-lah lo ve y que Él Está acompañándolo, tiene vergüenza de ser visto por Al-lah cuando está incumpliendo una obligación o está cometiendo un pecado. Al-lah Todopoderoso Dice (lo que se interpreta en español): {Sin pensar que Al-lah bien lo ve.} [Corán 96:14] Y Dice: {Por cierto que Creamos al ser humano y Sabemos cuáles son sus debilidades. Nosotros Estamos más cerca de él que su propia vena yugular.} [Corán 50:16]
 
Estos y otros versos coránicos indican que Al-lah Ve y Sabe los asuntos de Sus siervos.
 
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo a sus Sahabah, que Al-lah Esté complacido con ellos: “Tengan Al Haia’ (vergüenza) ante Al-lah como debe ser”. Los Sahabah, que Al-lah Esté complacido con ellos, dijeron: “¡Mensajero de Al-lah! Nosotros tenemos Al Haia’”. Entonces, él les dijo: “Pero no es como ustedes piensan. Una persona con verdadera Haia’ se preocupa por la cabeza y lo que contiene, por el vientre y lo que contiene, y piensa constantemente en la muerte y la descomposición que le sigue. Quien desea ganar la otra vida debe abandonar los placeres de la vida mundana. Si una persona hace esto pues tiene perfecta Haia’ de Al-lah”.
 
Cierta vez, un hombre estaba a solas con una mujer y, tratando de seducirla, le dijo: “No nos ve nadie sino las estrellas”; y ella respondió: “¿Y el Creador de las estrellas?”
 
2.      Haia’ de los ángeles
 
Algunos de los Sahabah, que Al-lah Esté complacido con ellos, solían decir: “Tienes acompañantes que no te abandonan (los ángeles); así es que debes tener Haia’ de ellos y honrarles”. Al-lah se Refiere a esto en las aleyas (que se interpretan en español): {Sabed que hay ángeles que registran vuestras obras. Nobles escribas que saben lo que hacéis.} [Corán 82:10-12]
 
Ibn Al Qaiem, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Significa que se debe tener Haia’ ante los ángeles, nobles escribas. Debes honrarlos evitando que te vean cometer alguna falta de las que te avergonzaría que vean tus iguales”. A los ángeles les ofende lo que ofende a los humanos. Teniendo en cuenta que un ser humano se sentiría ofendido por una persona que comete un acto inmoral o un acto de desobediencia frente a él, a pesar de que él pueda llegar a cometer lo mismo. ¿Cómo sería, pues, la reacción de un ángel noble y escriba de nuestras obras?”
 
Una persona recta dice cuando está a solas: “Bienvenidos ángeles de mi Señor. No les privaré de ver buenas obras hoy”. Y luego empezaría por la mención y la alabanza a Al-lah Todopoderoso.
 
3.      Haia’ ante la gente
 
Hudhaifah Ibn Al Iaman dijo: “No hay bien alguno en alguien que no tiene vergüenza ante la gente”. Muyahid dijo: “Si un musulmán no obtuviese bien alguno de su hermano musulmán excepto abstenerse de ser desobediente por vergüenza de él, esto sería suficiente”.
 
El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, declaró que Al Haia’ es un criterio para juzgar las obras de la gente, dijo: “Cuando estés a solas, no hagas nada que odiarías que otros vieran”.
 
4.      Haia’ de uno mismo
 
Si una persona siente vergüenza de los demás pero no de sí mismo, entonces significa que su propio ser es menos honorable ante sus ojos que ante los demás. Cuando uno desea cometer algo malo, debe imaginarse que su propia alma es un ser independiente que lo observa. Este tipo de Haia’ se obtiene a través de la castidad, protegiéndose de cometer malas obras y teniendo buenos pensamientos. Si una persona se respeta a sí misma, su vergüenza de sí misma será mayor que su vergüenza de los demás.
 
Alguien de nuestros nobles predecesores en el Islam dijo: “Si alguien hace en privado algo que lo avergonzaría hacer en público, pues no tiene respeto por sí mismo”.
 
Al Haia’ es la cima de la nobleza. Abre el camino al elogio, da juicio a la mente y trae dignidad sobre uno mismo.
 
Que Al-lah nos Provea con una Haia’ completa y temor, y que nos garantice un buen fin.

Related Articles