El uso del internet para divulgar el Islam (Parte I)

El uso del internet para divulgar el Islam (Parte I)
  • Fecha de publicación:13/09/2009
  • Sección:Da‘wah
  • Valorar:
2003 815

 

A principios de 1969, en California, por primera vez en la historia se logró transmitir información vía línea telefónica entre dos ordenadores personales que estaban separados por unos cuantos metros.
 
Antes de ese suceso, ese tipo de conexión no era sino una propuesta que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos planeaba implementar en sus laboratorios de informática como parte del programa Guerra de las Galaxias. El objetivo era crear una red adecuada para uso militar.
 
El número de personas que se conectaron a la red original se incrementó rápidamente y se desarrolló a un ritmo tan acelerado que el número de usuarios actualmente sobrepasa los mil millones de personas. Estos usuarios están interconectados a través de millones de ordenadores personales en todo el mundo. En la opinión de muchos, este fue el invento más importante del siglo XX. Al-lah Dice (lo que significa en Español): {(Al-lah) Enseñó al hombre lo que no sabía} [Corán 96:5]
 
Al-lah Dio a la humanidad autoridad en la tierra, el planeta en que habitamos y Le adoramos. También, Obsequió al hombre una gran capacidad intelectual y Creó para él cosas en la tierra que pueden ser explotadas y utilizadas bajo Su auspicio. ¡Buenas nuevas para aquellos que hacen uso de los recursos naturales siguiendo las normas de Al-lah! ¡Ay de aquellos que lo hacen transgrediendo Sus leyes!
 
Uno no puede sino sorprenderse al contemplar el desarrollo del internet a la luz de un hadiz del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, que fue transmitido por Abu Hurairah, que Al-lah este complacido con él, en el libro del Imam Ahmad y otros, que Al-lah los Perdone. En este hadiz el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: "La Hora (del Juicio) llegará cuando las aflicciones se multipliquen, las mentiras sean cosa común, los mercados converjan y el tiempo se acorte"; entonces, alguien le preguntó:"¿Y qué es el 'harj'?", a lo cual Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, respondió: "Matanzas incontables".. Según otra versión, el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: "…cuando el tiempo se acorte y el 'harj' aumente"
 
En el pasado, eruditos tales como Ibn Al Jattab, Al Jattabi, Az-Zawri e Ibn Hayar, que Al-lah los Perdone, interpretaron el acortamiento del tiempo como que éste  perderá su valor, y que la gente sentirá que no les alcanza para nada. Por otro lado, el Sheij contemporáneo Ibn Baz, que Al-lah le Dé Su perdón, comentó acerca del libro Fath Al Baari del Imam Ibn Hayar, que Al-lah le De Su perdón, lo siguiente: "Esto se puede interpretar como el acortamiento de las distancias y del tiempo requerido para recorrerlas gracias a los aeroplanos y automóviles, así como la cercanía que la gente siente con respecto a acontecimientos gracias a la radio (que reporta sobre ellos)".
 
Sin embargo, si analizamos el internet veremos que es lo que mejor encaja al interpretar el hadiz anteriormente mencionado, ya que el internet ha hecho que todo parezca estar más cercano y ha convertido al mundo entero en un gran pueblo global. En cuanto a la cercanía de los mercados, el Sheij Mas'ud Ad-Dajili, que Al-lah lo Perdone, dijo: "Me parece que se refiere a cómo las distancias se han acortado gracias a los varios medios de transporte aéreo y terrestre, y gracias a aparatos electrónicos como la radio y la televisión, los cuales transmiten sonido e imágenes que permiten que los mercados en diversas partes del planeta converjan, al punto que los implicados se enteran cuando los precios sufren algún cambio en cualquier otro lugar y así actúan de acuerdo a las circunstancias, ya sea incrementado o disminuyendo sus propios precios".
 
Por lo tanto, la cercanía de los mercados tiene lugar en tres niveles: en primer lugar, tenemos la velocidad con que se transmiten los datos mercantiles; en segundo, tenemos la proximidad física gracias a los modernos medios de transporte; y en tercero, tenemos la similitud de precios entre los mercados. 
 
Cualquiera que esté familiarizado con el internet se dará cuenta de cómo éste encaja perfectamente con el hadiz antes mencionado.
 
Por ejemplo, hay una página web que contiene tres millones de artículos y que subasta muchos de éstos a nivel internacional. Es posible comprar cualquier cosa en páginas web de este tipo, y estas abundan en el internet. Asimismo, es posible vender artículos en esas mismas páginas web. Esto es un indicio de que estamos viviendo en los últimos días y de que el Día del Juicio se aproxima, tal y como es descrito en el hadiz mencionado. Las señales menores del fin ya están sucediendo, y aun hay otras 3 que faltan. Después de estas, las 10 señales mayores comenzarán a ocurrir. Vale la pena mencionar que existe la posibilidad de que las señales mayores tengan lugar al mismo tiempo que algunas de las señales menores, tal y como algunos expertos han advertido.
 
El punto aquí es la convergencia de los mercados y el acortamiento del tiempo, lo cual se está cumpliendo a través del internet y que es, a su vez, una prueba más de que Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, es un profeta verdadero, puesto que nos informó hace 1.400 años de cosas que están ocurriendo hoy día.
 
Otros hadices relativos a las señales de la cercanía del Día del Juicio incluyen los siguientes dichos del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam: "Las transacciones mercantiles se multiplicarán antes del Día del Juicio". El comercio electrónico ha inundado los mercados, y esto en cantidades que alcanzan los miles de millones de dólares. De acuerdo al libro del Imam Bujari, que Al-lah lo Perdone, el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, también nos informó que: "…el adulterio y la fornicación serán propagados". Y de acuerdo a la versión del Imam Al Hakim, que Al-lah lo Perdone, el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: "La inmoralidad se difundirá". Actualmente, hay en el internet más de 400.000 páginas web de pornografía que difunden la inmoralidad en todo el mundo.
 

Otro vínculo entre el internet y las señales de la Hora del Juicio se encuentra en un hadiz del libro del Imam At-Tabarani, que Al-lah lo Perdone, en el cual el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, relató: "Las transacciones de 'riba' (interés, usura) se multiplicarán antes del Día del Juicio". Es bien sabido que las transacciones de riba en el internet son cosa común, y que muchos bancos tienen páginas web en las cuales han establecido el costo de cada transacción vía internet a tan solo 10 céntimos de dólar, mientras que una transacción directamente en la ventanilla del banco cuesta 1.7 dólares. Esto es un indicio de que con el pasar del tiempo las transacciones en las ventanillas se volverán obsoletas y todas las transacciones bancarias se llevarán a cabo vía internet, ya sea desde la casa o bien desde la oficina. Los bancos son instituciones que se basan en riba, y su proliferación en el internet es más que evidente. Además, el uso de tarjetas de crédito en el internet es también de uso común. El uso de tarjetas tales como Visa, MasterCard y American Express es prohibido  e  implica  una  transacción de ribaa, incurriendo así en la ira de Al-lah contra quienes las usan.

Related Articles