Prevención para no cometer pecados ni errores

Prevención para no cometer pecados ni errores
4092 827

El peregrino no alcanzará las virtudes del Hayy a menos que se aleje del pecado y se proponga por todos los medios a no caer en él. Claro, como musulmanes, debemos hacer esto en todas las épocas del año y en todas partes donde nos encontremos, pero Al-lah nos Hace un recordatorio de lo importante que es dejar las malas acciones en este tiempo tan especial, Dice (lo que se interpreta en español): {La peregrinación se realiza en meses consabidos, y quien en ellos se consagrara para hacerla deberá abstenerse [durante la peregrinación] de las relaciones maritales, los actos de desobediencia y las discusiones.} [Corán 2:198] Esta mención, de la época del Hayy se hace debido a la nobleza de sus días y el lugar donde se realiza, Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Ciertamente a los incrédulos que se apartaren del sendero de Al-lah e impidan acudir a la Mezquita Sagrada [de La Meca] que Establecimos para todos los hombres por igual, tanto para el residente como para el viajero, y a quienes quieran profanarla inicuamente, les Haré sufrir un castigo doloroso.} [Corán 22:25]

Quien analiza el comportamiento de muchos de los peregrinos se da cuenta de la triste realidad: el mal comportamiento, los errores y hasta pecados abundan. Son varias las causas de esta tragedia, de las cuales podemos mencionar: el poco temor que se tiene de Al-lah, la falta de respeto por la santidad y honorabilidad de los días y el sitio en el que se realiza el Hayy, además de la ignorancia sobre los preceptos de la Shari’ah y el apego por las costumbres y tradiciones que no tienen base alguna en la ley de Al-lah. Por lo anterior, vemos a estas personas, que sacrificaron tanto por llegar a la Casa de Al-lah para completar su religión con el último de sus pilares, cometiendo las cosas que les están prohibidas durante el estado de Ihram, insultándose y empujándose los unos a los otros, desperdiciando su tiempo en juegos, discusiones y chismes, e incluso incumpliendo con la oración en sus tiempos establecidos; sobre este tipo de personas alguien ha dicho: “Los peregrinos van en búsqueda del perdón, pero regresan a sus hogares cargando más faltas que las que habían llevado con ellos”.
Para que esto no suceda, el peregrino debe prepararse muy bien antes de emprender su viaje, debe adquirir el conocimiento suficiente de los ritos que va a cumplir durante el Hayy, basado en las enseñanzas del Corán y la Sunnah del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Una vez se encuentre cumpliendo con los deberes de la peregrinación, debe procurar incrementar todas las formas de adoración que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, realizó. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Lo que hagáis de bien, Al-lah lo Sabe. Aprovisionaos para el viaje y [sabed que] la mejor provisión es la piedad. Temedme [durante el cumplimiento de los ritos de la peregrinación], ¡oh, dotados de buen discernimiento!} [Corán 2:197]
Las acciones que se recomiendan tener en cuenta son:
1.      Las obras del corazón: como la sinceridad, la confianza en Al-lah, el temor a desagradarlo, la esperanza, la exaltación de la grandeza de nuestro Creador, dar muestra verdadera de sometimiento, el arrepentimiento, la paciencia, la súplica, y la certeza de que Al-lah nos Escuchará y Responderá a nuestras súplicas. Ibn Al Qaiem, que Al-lah le Perdone, dijo: “Quien analiza los dictámenes de la Shari’ah y la bases sobre la que se sustenta, se dará cuenta de que existe una relación intrínseca entre las obras realizadas por el corazón y las que nuestros miembros y sentidos expresan”.
2.      Lectura del Corán, el Dhiker y suplicar por el perdón: Al-lah, Altísimo sea, Ordenó que los peregrinos se dedicaran al Dhiker (invocaciones, exaltaciones) y a suplicar Su perdón; esto es evidente en las aleyas que mencionan el Hayy. Fue relatado que una vez alguien le preguntó al Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sobre cuál persona es la que mejor ha cumplido con el Hayy, y él respondió: “Quien haya hecho más Dhiker”. [Ahmad]
3.      Rogar y suplicar: El Hayy es una gran temporada para aprovecharla en solicitar y suplicar a Al-lah, con temor, humildad, sumisión, esperanza y seguridad de que Él Responderá. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “El mejor día para hacer plegaria es el día de ‘Arafah”Al-lah; por ello, Él les Otorgará lo que le supliquen”, y: “La gente que se ha dirigido hacia la Meca para cumplir con el Hayy o con la ‘Umrah respondieron al llamado de
4.      La continuidad en las obras de bien: Una de las mayores pruebas de que el Hayy ha sido aceptado y bendecido es la continuidad en las obras de bien una vez se regresa al hogar. Al respecto, Hasan Al Basri, que Al-lah le Perdone, dijo: “El Hayy Mabrur es: Cuando el peregrino regresa a su hogar con una visión ascética hacia los bienes y placeres mundanales, y con una fuerte ansiedad por alcanzar lo que Al-lah ha Dispuesto para los creyentes en la Otra Vida; prueba de esto es lo que Al-lah, Altísimo sea, Dice (lo que se interpreta en español): {Y a quienes siguen la guía, Él les Incrementará su fe y les Facilitará obrar piadosamente.} [Corán 47:17]
Por todo lo anterior, hermano peregrino, no destruyas lo que has construido con tanto esfuerzo, no pierdas lo que has ganado y no te desvíes después de haberte guiado. Recuerda que con el Hayy tienes la oportunidad de borrar todo lo malo que hayas hecho en el pasado y regresar a tu casa sin un solo pecado, como el día en el que te dio a luz tu madre. De esta manera puedes abrir una nueva página en tu vida, llénala de buenas obras y acciones, y proponte por todos los medios ser constante en ellas, que Al-lah te ayude y fortalezca.

Related Articles