Las consecuencias psicológicas y sociales de los malos modales (Parte 1)

Las consecuencias psicológicas y sociales de los malos modales (Parte 1)
3818 594

En esta vida podemos observar con claridad que contradecir los principios islámicos resulta en muchas consecuencias negativas que se reflejan en todos los aspectos de la vida, tanto en individuos como en comunidades. Una persona que adopta el camino desviado y da la espalda a la al Islam será confrontada con fuentes de preocupación y alteración, ya que se ha rebelado contra su Creador. Al-lah Todopoderoso Dice (lo que se interpreta en español): {A quien se aparte del recuerdo que el Misericordioso Envió [el Corán] le Asignaremos un demonio que será su compañero inseparable [y le susurrará el mal].} [Corán 43:36]

 Los demonios les prometen a los humanos cosas que les acarrearán preocupación y molestias. Les susurran al oído, espantándolos de la pobreza y la miseria e inculcando así en sus almas codicia por las posesiones de los demás e inconformidad con aquello con lo que han sido bendecidos. Al-lah Todopoderoso Dice (lo que se interpreta en español): {Satanás os atemoriza con la pobreza y os ordena la inmoralidad; y Al-lah os Promete Su perdón y Su generosidad. Al-lah Es Vasto, Omnisciente.}[Corán 2:268] Esto quiere decir que el demonio lo asusta a uno con la pobreza para que la persona retenga sus bienes y evite gastarlos en las causas que han sido aprobadas por Al-lah Todopoderoso.  Además de impedir que la persona gaste por miedo a la pobreza, Satanás también le ordena que desobedezca a Al-lah Todopoderoso, que peque y haga cosas prohibidas, y que infrinja las órdenes del Creador. Sin embargo, Satanás no tiene autoridad alguna sobre los creyentes, ya que Al-lah Todopoderoso Ha Dicho (lo que se interpreta en español):
 ·         {Por cierto que él no tiene poder sobre los creyentes que se encomiendan a su Señor.}[Corán 16:99]
·         {[Dijo Al-lah:] Por cierto que no tienes poder alguno sobre Mis siervos creyentes. Es suficiente con tu Señor como protector [para quienes se encomiendan a Él].}[Corán 17:65]
 En este artículo tocaremos algunas de las consecuencias perjudiciales que las violaciones del comportamiento y la moral acarrean y veremos cómo influyen en el individuo y la sociedad. 
 Primero: Consecuencias psicológicas
 Algunas consecuencias psicológicas producto de desviaciones del comportamiento y la moral se pueden resumir en los siguientes puntos: 
1.        Inconsistencia psicológica
La consistencia psicológica es uno de los componentes prominentes y fundamentales de la personalidad del individuo. Esta consistencia se refiere a la habilidad de la persona para adaptarse y ajustarse a su medio ambiente social así como su capacidad para enfrentar los problemas que se le atraviesan exitosamente.
 Las consecuencias de la inconsistencia psicológica incluyen: ansiedad, pérdida del apetito, introversión, timidez excesiva, carácter explosivo, obstinación, tendencias agresivas, soñar despierto, mentir, y otros aspectos de alteraciones psicológicas. Las desviaciones del comportamiento contribuyen a la creación de la inconsistencia psicológica: algunos experimentos llevados a cabo en laboratorios de psicología de universidades internacionales han demostrado que el consumo de una cantidad pequeña de estupefacientes es suficiente para alterar el equilibrio psicológico del individuo.
 2.        Desesperación
La desesperación es lo contrario a tener expectativas llenas de esperanza. Sentirse desesperado lleva al individuo a ser perezoso y lento, y lo induce a abandonar la diligencia y el esfuerzo. Además, el afectado intentará vivir del engaño y el fraude. Si uno se pone a ver la situación de ladrones y limosneros se dará cuenta de que muchos de ellos son físicamente capaces de trabajar y de ganarse la vida, no obstante, su desviación los arrastra a sentirse satisfechos con el desempleo y la pereza.
 Los estupefacientes también provocan desesperación, abatimiento e intranquilidad, así como temor a cuestiones insignificantes. Esto resulta en la perdida de los valores morales y puede desembocar incluso en la locura. También podemos ver que el mentiroso miente porque ha perdido la esperanza de que decir la verdad lo salvará; y el envidioso envidia porque ha perdido la esperanza de llegar a tener lo mismo con que otros han sido bendecidos. No obstante, apegarse a las enseñanzas islámicas protege al individuo de desviaciones del comportamiento, proporcionándole además tranquilidad y consuelo en el corazón y llenándolo de valor e intrepidez. Por lo tanto, aquel musulmán que ha sido educado con estos métodos no miente ni envidia nunca, ya que el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “La fe y la envida no pueden coexistir nunca en el corazón del siervo de Al-lah.” 
3.        Ansiedad
La ansiedad es un estado psicológico que provoca intranquilidad e inestabilidad, es decir, mantiene ocupada a la mente pensando constantemente sobre ciertas cuestiones y deja a la persona en un estado de desasosiego. El abandono de las enseñanzas islámica es la razón principal detrás de la preocupación y la intranquilidad. Esto se debe a que el alma de la persona puede estar tranquila y calmada solamente a través de recordar a Al-lah Todopoderoso, ya que Él nos Dice (lo que se interpreta en español): {Aquellos que creen, sus corazones se sosiegan con el recuerdo de Al-lah. ¿Acaso no es con el recuerdo de Al-lah que se sosiegan los corazones?}[Corán 13:28] Entre más se aleje alguien de la Islam y más se sumerja en la inmoralidad, más se llena de preocupación e intranquilidad. Los testimonios de quienes se han seguido el camino de la desviación son prueba de esto; hay investigaciones que señalan que los médicos han dado testimonio de que uno en cada veinte norteamericanos pasa cierto tiempo de su vida en hospitales psiquiátricos. Otro dato relacionado a esto es que durante la Segunda Guerra Mundial  uno de cada seis candidatos a unirse al servicio militar fue rechazado debido a demencia o a alteraciones mentales. Las estadísticas también prueban que la preocupación es la segunda causa de muerte en los Estados Unidos, y en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial dos millones de los ciudadanos de ese país han muerto a causa de ansiedad patológica.
 El uso de drogas y estupefacientes tiene un efecto espantoso que provoca a su vez más ansiedad y alteraciones psicológicas. Una investigación de campo llevada a cabo en adictos revela los siguientes números: el 96.9% se preocupa por razones insignificantes; el 86.8% sufre de tensión; el 88.6% sufre de preocupación crónica; el 86.5% se siente invadido por la pereza y la flojera; el 84.5% sufre de alteraciones en el sueño; y el 70.1% padece  de miedo crónico. Alguien que reflexione puede ver con claridad el efecto negativo de la ansiedad en la vida de los individuos y en su comportamiento, y puede ver que la única solución es apegarse a las enseñanzas islámicas y evitar la inmoralidad. El creyente que afirma la Unicidad de Al-lah experimenta tranquilidad del alma y certidumbre en el corazón. Esto sucede a pesar de las adversidades, dificultades y tentaciones que tenga que enfrentar. Esto se debe a que está seguro de que este mundo está lleno de pruebas, tal y como nos lo Ha Dicho el Señor y Creador del universo (lo que se interpreta en español): {Y por cierto que os Probaré con algo de temor, hambre, pérdida de bienes, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes [que recibirán una hermosa recompensa.]}[Corán 2:155] 
4.        Enfermedades del corazón
En El Corán, Al-lah Todopoderoso Aclara los tipos de enfermedades del corazón y sus respectivas curas. Por ejemplo nos Dice (lo que se interpreta en español):
·         {Sus corazones están enfermos [de duda e hipocresía] y Al-lah Agravará aún más su enfermedad. Sufrirán un castigo doloroso por haber mentido.}[Corán 2:10]
·         {¡Oh, mujeres del Profeta! No sois como las demás mujeres; si teméis a Al-lah, no habléis con voz dulce, de modo que quienes tengan sus corazones enfermos sientan alguna atracción, hablad pues recatadamente.}[Corán 33:32]
·         {Si los hipócritas y aquellos que tienen en sus corazones la enfermedad [de la duda], y los que siembran intrigas en Medina no se abstienen, te Ordenaremos combatirles, y luego no permanecerán mucho junto a ti.}[Corán 33:60]
 Una enfermedad del corazón es el tipo de corrupción que aflige al ser humano enviciando su forma de ver la verdad y alejándolo de ella. Si eso llega a suceder, ya no verá la verdad como tal, o la verá al revés, o tal vez no se dé cuenta por completo de su existencia. En tales casos, la persona odiará la verdad –lo cual puede ser benéfico- o amará la mentira –lo cual es dañino- o puede combinar ambas cosas –y esto es lo que sucede la mayoría de las veces.
 Por lo tanto, a la gente desviada no le gusta socializar con aquellos que son rectos y honestos, o pueden incluso despreciarlos porque no les permiten satisfacer sus deseos ilícitamente y porque son completamente diferentes a ellos. El grado más elevado de la ignorancia y la desviación es cuando creen que los justos no se dan cuenta de lo que hacen o que son ignorantes.

 Al-lah Todopoderoso Menciona la cura para esta enfermedad y la aclara cuando nos Dice (lo que se interpreta en español):{¡Oh, hombres! Os ha llegado el Mensaje de vuestro Señor que es un motivo de reflexión, cura de toda duda que hubiere en vuestros corazones, guía y misericordia para los creyentes.}[Corán 10:57] Así, quien desee la bondad del corazón y su bienestar –lo que mucha gente busca- tiene que adherirse al Corán y la Sunna, ya que estos contienen la felicidad de esta vida y la siguiente.

Related Articles