El ayuno de los menores

El ayuno de los menores
1201 460

Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego.} [Corán 66:6] Esta grandiosa aleya señala la responsabilidad que tiene cada uno de los padres de educar a sus hijos en el Islam. Pero hay que ser conscientes de que la educación en el Islam tiene principios sobre los que se basa, los cuales tienen que ser tenidos en cuenta y seguidos por los padres si se quiere tener éxito en esta misión. Además, los educadores, los investigadores, las instituciones educativas, y toda persona o ente que tenga que ver con la enseñanza deben buscar la manera de hacer llegar los conocimientos necesarios sobre estos principios a los hogares, para que de esta manera se pueda cumplir con esta obligación.

 
Es un hecho que la educación islámica presta gran atención al adiestramiento de los menores en los pilares prácticos del Islam antes de que lleguen a la pubertad, edad en la que estos pilares se convierten en una obligación para ellos. El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, nos ordenó, por ejemplo, que adiestremos a los niños a temprana edad en la oración, de cinco a siete años, antes de que lleguen a la pubertad. En el libro Metodología de la educación islámica encontramos: “Uno de los medios más efectivos a la hora de instruir a los niños en las formas de adoración es la rutina, es decir, acostumbrarlos gradualmente para lograr que lo que se les esté enseñando se convierta en un hábito natural y espontáneo. As-Salah (la oración) es la forma de adoración más representativa, razón por la cual encontramos que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: ‘Ordénenle a sus hijos la oración cuando lleguen a los siete años…’, ilustrándonos con sus palabras que a temprana edad es más fácil desarrollar los hábitos que cuando se es mayor, esto porque de pequeños la mente y las emociones no rechazan la idea de amoldarse a lo que se está enseñando y viviendo”.
 
En cuanto al ayuno, tenemos que el Imam Bujari, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, tituló una de las secciones del Libro del ayuno, en la colección de Hadices auténticos que reunió, bajo el nombre de El ayuno de los menores, en la cual registró un relato sobre Omar ibn Al Jattab, que Al-lah Esté complacido con él, en el cual le dijo a Shunwan en Ramadán (quien era un menor y al parecer no estaba ayunando): “Hay de ti, todos nuestros niños están ayunando”, y lo reprendió. Al Hafidh ibn Hayar, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, comentó sobre este suceso: “Un grupo de los Salaf (predecesores virtuosos), entre ellos Ibn Sirin, Az-Zuhdi y Ash-Shafi’i, opinaron que a los menores se les debe ordenar y adiestrar en el ayuno entre los siete y diez años, siempre y cuando puedan soportarlo, al igual que se debe hacer con la oración. Otros, por su parte, estimaron unos cuantos años más, o que si soportaban más de tres días seguidos, entonces ya debían hacer el mes completo”.
 
A continuación mencionaremos algunos Hadices y relatos que muestran la actitud educadora del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sus Sahabah y los Salaf:
 
·         Ar-Rubai’ bint Mu’awadh, que Al-lah Esté complacido con ella, dijo: “El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, mandó un enviado a las viviendas de los Ansar en el día de ‘Ashura’; dijo: ‘Quien amaneció y comió que complete su día (ayunando), y quien amaneció ayunando que siga con su ayuno’”. Luego agregó (Ar-Rubai’): “Desde esa vez ayunamos regularmente ese día y hacemos ayunar a nuestros niños; les hacemos juguetes de lana, y si uno de ellos llora por la comida, le damos los juguetes hasta que llega la hora del desayuno”. [Bujari y Muslim] Al Hafidh ibn Hayar, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, agregó: “Este Hadiz es una evidencia contundente para afirmar que a los niños hay que iniciarlos desde pequeños en el ayuno, pues los que se mencionan en este relato no habían llegado a la edad en la cual es una obligación el ayuno de Ramadán, por lo tanto, la razón de hacerlos ayunar era para adiestrarlos y acostumbrarlos”.
·         Hisham ibn ‘Urwah relató de su padre: “Mandaba a sus hijos pequeños a que ayunaran, siempre y cuando aguantaran, y a que cumplieran con la oración cuando llegaban a la edad del entendimiento”. [Ibn Abi Dunia] Cabe destacar que la recopilación de relatos de Ibn Abi Dunia, que Al-lah lo Tenga en Su misericordia, tiene una sección llamada La enseñanza de la oración a los menores, y en ella, además de mencionar los Hadices relacionados con la oración, señala los que hablan sobre el ayuno, como si estuviera indicando que existe una fuerte relación entre la enseñanza de la oración y la del ayuno.
 
Es importante que los padres tengan presente que deben ser prudentes al pedirles a sus hijos menores que ayunen, deben habituarlos gradualmente; por ejemplo, si ellos van a ayunar en un día que es largo o caluroso, inicialmente se les puede pedir que lo hagan hasta el medio día. Además, no se debe olvidar que se les debe animar cuando estén decayendo y recompensarlos por el esfuerzo que realizan.
 

Related Articles

Artículo más visitado

Mujer y familia

La mejor manera de pasar Ramadán

El mes sagrado de Ramadán recuerda a los musulmanes creyentes de la importancia del Corán, con el que Al-lah ha honrado a la humanidad mediante su revelación durante este mes. El...más