Lidiando con Halloween: 13 consejos para los padres 1

Lidiando con Halloween: 13 consejos para los padres 1
  • Fecha de publicación:12/10/2014
  • Sección:Halloween
  • Valorar:
8954 3429

Supongamos que tus hijos llegan a casa la noche de Halloween (31 de octubre) y comienzan a decirte “dulce o truco”. Casi no pueden esperar por toda la goma de mascar, paletas y chupetas, vestidos con un disfraz como el resto de los niños.

Observas todo esto muy consternado. Sabiendo que el Halloween tiene que ver con el Shirk (asociar copartícipes a Al-lah); quieres ponerte firme de una vez por todas y no permitir que tus hijos salgan esa noche.
Ikram Beshir es madre de 4 niños y coautora del libro Meeting the Challenge of Parenting in the West - An Islamic Perspective (Cómo enfrentar el desafío de la educación de los hijos en Occidente – Una perspectiva islámica). Munir Al Kassem ha servido como Imam en Londres, Ontario en Canadá, y es padre de 5 niños. Shaima Imam es graduada de la Universidad de McGill y una joven musulmana activista, quien creció en un suburbio de Montreal, Canadá.
Estos son sus consejos sobre cómo se puede enfrentar el alboroto de Halloween:
1.      Averigua exactamente qué es Halloween.
Muy a menudo los mismos padres están en la oscuridad sobre el trasfondo de las ocasiones y días festivos como Halloween. No pienses que este es un asunto sin importancia. Una vez que descubras por qué Halloween es celebrado, lo pensarás dos veces antes de dejar que tus hijos se involucren en esto. De hecho, cualquier padre que esté tratando de criar a sus hijos como individuos conscientes de Al-lah, no estará de acuerdo con esta celebración. Solo pasa una hora en la biblioteca investigando en una enciclopedia. Para tener una perspectiva islámica, consulta la revista Holiday Miths (Mitos Religiosos). Si discutes esto con tus hijos, usando la información correcta, y ellos sienten que tú sabes de lo que estás hablando, pueden estar de acuerdo contigo sobre no participar en este ritual.
2.      Habla con ellos por lo menos un par de semanas antes.
Esto se hace más fácil por el hecho de que las ventas de dulces y disfraces para Halloween ya están en marcha y comienza el ritual anual de las películas de horror. Por lo tanto, la atmósfera es adecuada para sentarnos con nuestros hijos y hablar sobre Halloween. Hablar con ellos antes, y no en la mañana del 31 de octubre, les dará tiempo para pensar mucho sobre esto y acostumbrarse a la idea de que no deben salir con sus amigos a pedir dulces solo porque ellos lo hacen.
3.      Explicar racionalmente que nosotros tenemos nuestras propias celebraciones.
Dar un caluroso discurso sobre “estos no musulmanes son tan malos”, no ayudará a tus hijos a comprender por qué no deben participar de Halloween. Lo que debes explicar es que todo grupo o cultura tiene sus propias celebraciones, y nosotros como musulmanes tenemos las nuestras. Halloween es una celebración pagana; pero el ‘Id es nuestra celebración. Explica con calma de qué se trata Halloween, expón sus peligros y deja que tus hijos piensen en esto.

4. Menciona los otros peligros de Halloween (esto es para Estados Unidos).
Historias de terror sobre las hojas de afeitar en las manzanas, las bromas pesadas como dar laxante en forma de chocolate y el peligro de las calles debe ser también mencionado, pero que no sean el centro de las razones de por qué te opones a Halloween.
5.      Explica que cada una de nuestras celebraciones tiene un significado.
Explica a tus hijos que para los musulmanes nuestras festividades siempre tienen un beneficio, un significado positivo. Por ejemplo, en el ‘Id Al Fiter celebramos nuestra alegría por haber ayunado el bendito mes de Ramadán, que es un tiempo en el que nos esforzamos por acercarnos a Al-lah y se mejores musulmanes. Halloween, por otro lado, se celebra en parte como un recordatorio de Satanás, quien es malvado y a quien todo el mundo debe evitar y buscar refugio en Al-lah de él.

Related Articles

Artículo más visitado

Halloween

Lidiando con Halloween: 13 consejos para los padres 1

Supongamos que tus hijos llegan a casa la noche de Halloween (31 de octubre) y comienzan a decirte “dulce o truco”. Casi no pueden esperar por toda la goma de mascar, paletas y chupetas, vestidos...más