Principios educativos del Profeta (Parte 2)

Principios educativos del Profeta (Parte 2)
895 546

5)- Plantear preguntas:

Plantear una pregunta es uno de los medios pedagógicos más importantes para lograr un fuerte contacto entre el interlocutor y la audiencia. Además, abre la mente de ésta, haciéndola preocuparse por responder y que la mente se active totalmente. Por eso, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, usó la pregunta con distintas maneras para enseñar a los Sahabah, que Al-lah esté complacido con ellos. Esto tuvo un gran efecto sobre el buen entendimiento y la perfecta memorización. A veces el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dirigía la pregunta a las personas a fin de llamar su atención, por ejemplo:

Fue narrado bajo la autoridad de Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "¿Queréis saber lo que hace que Al-lah, Glorificado Sea, Elimine los pecados y Eleve los grados (en el Paraíso)?" Ellos dijeron: "Sí, Mensajero de Al-lah''. Dijo: "Realizar correctamente la ablución a pesar del fuerte frío, ir mucho a las mezquitas y esperar la oración que le sigue a la que uno terminó (en la mezquita), pues estos actos se consideran Yihad, se consideran Yihad, se consideran Yihad" [Muslim].
Otras veces el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, les preguntaba acerca de cosas que no sabían, conociendo muy bien de que ellos le contestarían que nadie las sabía sino Al-lah, Glorificado Sea, y Su Mensajero. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hacía esto para llamar su atención. Fue narrado bajo la autoridad de Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "¿Sabéis quién es la persona que se ha arruinado?" Dijeron: "Es quien no tiene ni un dírham ni bienes''. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "El pobre de mi Ummah es quien vendrá en el Día de la Resurrección con rezos, ayunos y Zakah, pero además de eso también ha ofendido aalguien, ha insultado aotro, se ha apropiado del dinero deése, ha derramado la sangre de aquél y ha golpeado a otro. Entonces cada uno de ellos toma de sus buenas acciones,y si se agotan, se cogerá de las malas acciones de los otros y se le añadirán a las suyas, y después se le arrojará al Fuego" [Muslim].
A veces preguntaba y alguno de los Compañeros respondía perfectamente, y entonces, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le alababa a fin de estimular a los demás. Esto ocurrió con Ubai ibn Ka‘ab, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: "El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "¡Abu Al Mundhir! ¿Sabes cuál aleya del Corán es la mejor?" Respondí: "Al-lah y Su Mensajero Saben mejor". Dijo: "¡Abu Al Mundhir! ¿Sabes cuál aleya del Corán es la mejor?" Dije: "En la que Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {¡Al-lah! No existe nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto Él, Viviente, se basta a Sí mismo y se Ocupa de toda la creación.} [Corán 2:255]. Entonces, me dio un golpe sobre mi pecho y me dijo: "¡Que le aproveche su conocimiento a Abu Al Mundhir!" [Muslim]. Esta alabanza y estimulación conduce al aprendiz a sentirse cómodo, a tener autoconfianza y a aprender y memorizar más conocimientos. 
6)- Mencionar extraños sentidos que captan el interés y que animan a preguntar y a pedir explicaciones:
Uno de los ejemplos más agradables de este punto es lo que fue narrado bajo la autoridad de Yabir ibn ‘Abdul-lah, que Al-lah esté complacido con ellos, que mientras el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, pasaba por un mercado, y la gente lo rodeaba, encontró un cordero muerto cuyas orejas estaban cortadas. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, lo tomó y dijo: "¿Quiere alguno de vosotros comprarlo por un dírham?" Ellos dijeron: "Ninguno de nosotros quiere comprarlo, pues es inútil''. Él dijo: "¿alguno de vosotros lo quiere gratis?" Ellos dijeron: "Por Al-lah, si hubiera estado vivo, no lo hubiéramos querido comprar porque sus orejas están cortadas, peor aún si está muerto". El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Por Al-lah, esta vida terrenal es de menos valor para Al-lah que el de este cordero muerto para vosotros". [Muslim].
7)- Utilizar medios pedagógicos:
El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, usaba lo que se denomina en nuestros días como "métodos explicativos", a fin de confirmar el significado en las almas y en las mentes de los oyentes, haciendo que sus sentidos se conectaran con el tema. Entre estos medios tenemos:
a)- La expresión con la mano, pues por ejemplo, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, enredó sus dedos para aclarar la naturaleza de la relación entre el creyente y su hermano. Fue narrado bajo la autoridad de Abu Musa Al Ash‘ari, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "La relación entre los creyentes es como un edificio cuyas partes se apoyan entre sí" Y enredó sus dedos. [Al Bujari]
b)- La expresión con dibujos:
El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, trazaba líneas en la tierra a fin de atraer la atención de sus Compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos. Luego, empezaba a explicar los sentidos de esas líneas. Fue narrado bajo la autoridad de ‘Abdul-lah ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hizo una línea con su mano, y dijo:"Esto es el camino recto de Al-lah" Luego, hizo otras líneas al lado derecho y al lado izquierdo de esa línea y dijo: "Sobre cada camino de éstos hay un Satán que llama a seguirlo" Luego, dijo: Al-lah, el Altísimo, Dice (lo que se interpreta así en español): {Y éste es Mi sendero recto, seguidlo pues. Y no sigáis otros caminos, porque si lo hacéis, éstos os dividirán y desviarán de Su camino. Esto es lo que os Ha ordenado para que Le temáis.}[Corán 6:153].
c)- La expresión al destacar algo durante la explicación, como hizo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cuando estaba hablando acerca del veredicto de vestir la seda y el oro. Fue narrado bajo la autoridad de ‘Ali ibn Abi Talib, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, tomó un pedazo de seda con su mano derecha y oro con su izquierda, luego, dijo: "Está prohibido a los hombres de mi Ummah llevar estos" [Abu Dawud]. Fue narrado bajo la autoridad de Abu Musa, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "El oro y la seda están permitidos para las mujeres de mi Ummah, mientras que está prohibidos para los hombres" [An-Nasa’i: Sunan] [Al Albani: Sahih]. De este modo, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, juntó entre mencionar la prohibición y mostrar y elevar el oro y la seda, para que la gente pudiera escuchar   y ver, pues esto aclaró más y ayudó que nunca se olvidara.
d)- La enseñanza práctica de aplicar el conocimiento delante de toda la gente, como hizo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cuando ascendió al púlpito y rezó de manera que toda la gente lo viera. 
8)- Usar frases delicadas y finas:
El uso de buenas palabras y formas de hablar suaviza los corazones, haciéndolos inclinarse hacia la verdad, y conduce a los oyentes a comprender y memorizar. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, facilitó su enseñanza y orientación, usando frases delicadas, sobre todo cuando les enseñaba cosas de las que se tenía vergüenza, como los modales al hacer las necesidades, pues al enseñarles éstas, empezó con una introducción, diciendo que es como el padre para los creyentes, que les enseña, teniendo simpatía hacia ellos. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Soy como vuestro padre que os enseño. Si alguno de vosotros quiere hacer las necesidades, que no se dirija hacia Al Qiblah, ni le dé su espalda. Tampoco debe limpiarse con su mano derecha." [Abu Dawud].

Principios educativos del Profeta (Parte 1)

Principios educativos del Profeta (Parte 3)

Related Articles