Metodología profética se argumentación y refutación (parte 1)

Metodología profética se argumentación y refutación (parte 1)
1423 566
El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, proporcionó las pruebas irrefutables sobre la autenticidad de su Da‘wah. Además, elegía los tiempos adecuados, aprovechaba las buenas oportunidades y ocasiones y tenía fuerza para refutar los argumentos capciosos, cualquiera que fuera su tipo. También, recurría a distintos métodos tomados del Corán para proporcionarles a los incrédulos las pruebas razonables y las comparaciones lógicas, e invocando el análisis y la contemplación. Entre los métodos usados por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, con los incrédulos de la Meca citamos: 
1)- El método de la comparación: 
Se basa en exponer dos cosas:
a)- La bondad que es un acto deseable.
b)- La maldad que es un acto rechazable.
Se ejecuta eso por medio de consultar la mente, pensando en los dos actos. La consecuencia es – después de comparar entre ambos – llegar a preferir seguir la bondad. Al-lah, el Altísimo, Dice (lo que se interpreta así en español): {¿Acaso quien estaba muerto y le Dimos vida, y le Proporcionamos una luz con la cual transita entre la gente es igual a aquel que se encuentra entre tinieblas y no puede salir de ellas? Les Hemos hecho creer que sus obras eran buenas [y no pueden darse cuenta de su error].} [Corán 6:122]
Ibn Kazir, que Al-lah le dé Su perdón, dijo en su Tafsir sobre esta aleya:

"En esta aleya, Al-lah, Glorificado Sea, nos Da un ejemplo sobre el creyente que estaba muerto, es decir: quien estaba en extravío y de corazón perdido; y luego, Al-lah le Da vida otra vez a través de Vivificar su corazón con la fe y Guiarlo al camino recto y a seguir a Sus mensajeros
."
 
2)- El método del reconocimiento:
 Es un método que obliga al hombre a declarar lo que se pide de él después de hacerle realizar un análisis racional. Este sentido está en las aleyas siguientes: Al-lah, Glorificado Sea, Dice (lo que se interpreta así en español): {¿Acaso surgieron de la nada [sin Creador] o son ellos sus propios creadores? ¿O crearon los cielos y la Tierra? Ciertamente no tienen fe [para darse cuenta de la verdad]. ¿Acaso poseen los tesoros de tu Señor o tienen autoridad absoluta [sobre la creación]? ¿O tienen una escalera para [ascender al cielo y] acceder a los Designios de Al-lah? Quién de ellos lo logre que traiga una prueba. ¿Acaso [es como pretenden de que] a Al-lah Le pertenecen las hijas mujeres y a ellos sólo los hijos varones? ¿O tú [¡Oh, Muhammad!] les pides [para trasmitirles el Mensaje] una retribución que hace que se sientan agobiados por ella [y se nieguen a creer]? ¿O tienen el conocimiento de lo oculto y lo han registrado? ¿O pretenden conspirar en contra tuya? [Sabed que] Ciertamente los planes de los incrédulos son desbaratados. ¿O pretenden tener otra divinidad fuera de Al-lah? ¡Glorificado Sea Al-lah de cuanto Le atribuyen! Y aun si vieran caer sobre ellos parte del cielo [como castigo] dirían: Son sólo cúmulos de nubes. Déjales [¡Oh, Muhammad!] que ya les llegará el día en que serán fulminados [el Día del Juicio].}[Corán 52:35-45]. Ibn Kazir, que Al-lah le dé Su perdón, dijo en su Tafsir: "Estas aleyas se refieren a confirmar la Soberanía de Al-lah y Tawhid Al Uluhiah (la Unicidad de la Adoración de Al-lah). Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {¿Acaso surgieron de la nada [sin Creador] o son ellos sus propios creadores?}, quiere decir: Ni fueron creados sin Creador ni fueron ellos sus propios creadores, sino que Al-lah, Glorificado Sea, Es Quien les Creó después de haber sido una nada."
 
Esta aleya incluye una fuerte prueba racional, porque surgir de la nada sin Creador es una cuestión negada por la mente innata e indiscutible. Ellos no pretendieron ser sus propios creadores y ningún creado lo puede pretender. Si las dos hipótesis son rechazadas por la lógica innata, entonces, queda solamente la verdad que está mencionada en el Corán, que dice que todos son creados por Al-lah, Glorificado Sea, que no Tiene ningún socio. Esto fue reconocido tanto por el instinto como por la razón.

 3)- El método de pasar por alto los dichos de los incrédulos y refutarlos: 

Es un método muy fuerte para dejar estupefactos a los tercos y a los soberbios, a través de pasar por alto y no oponerse a algunas de sus pruebas falsas, a fin de apartarse del conflicto y llegar al final a mencionar la prueba irrefutable que refuta sus pretensiones, y así consecutivamente. Hay un ejemplo largo de este método en la historia de Musa (Moisés), la paz sea con él, con Faraón, pues Musa, la paz sea con él, no recurrió a oponerse a todo argumento falaz mencionado por Faraón, sino a refutar la pretensión de la divinidad de Faraón por medio de proporcionarle la prueba racional sobre la Soberanía y la Divinidad de Al-lah. Esto fue mencionado en la sura de Ash-Shu‘ara’: Al-lah, el Altísimo, Dice (lo que se interpreta así en español):
 
 
{Preguntó el Faraón: ¿Quién Es el Señor del Universo? Dijo [Musa]: Es el Señor de los cielos, la Tierra y todo lo que hay entre ellos. ¿Es que no os convencéis de ello? Dijo [el Faraón] a quienes estaban en torno a él: ¿Habéis oído? Agregó [Musa]: Él Es vuestro Señor, y también el Señor de vuestros ancestros. Dijo [el Faraón a su pueblo]: En verdad, el Mensajero que os ha sido enviado es un demente [y no responde lo que le pregunto]. [Musa] Prosiguió: Él Es el Señor del oriente y del occidente, y de lo que hay entre ambos. ¿Es que no razonáis?Dijo [el Faraón]: Si adoptas otra divinidad que no sea yo, te encarcelaré.} [Corán 26:23-29].
  
Los nobles métodos del Corán eran la base de la discusión del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, con los incrédulos. Pues los incrédulos se confundieron acerca del asunto del Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y no querían creer que era un mensajero de Al-lah, no porque le desmentían, sino porque tenían terquedad y Kufr (incredulidad), como Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {Por cierto que sabemos que te apena lo que dicen [sobre ti]. No es a ti a quien desmienten, sino que lo que los inicuos rechazan son los Signos de Al-lah.} [Corán 6:33]

 El pensamiento desviado de los incrédulos les llevó a pedir al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cosas, no con la intención de asegurarse de la veracidad del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, sino para dificultarle los asuntos y dejarle en incapacidad. Las cosas que pidieron al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, son:

 a)- Que les hiciera fluir manantiales de la tierra. 
b)- Que poseyera un huerto con palmeras y vides, e hiciera brotar en él ríos.
c)- Que hiciera descender un castigo del cielo como ocurrirá en el Día Final.
d)- Que les trajera a Al-lah y a los Ángeles para que Les pudieran ver.
e)- Que poseyera una casa de oro.
f)- Que ascendiera al cielo, usando una escalera.
g)- Que les trajera del cielo un libro que pudieran leer. Muyahid, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Es decir, un libro escrito donde hay una página para cada uno, estando escrito en cada página: Esto es un libro de Al-lah a fulano hijo de fulano. Y pidieron que cada uno encontrara su página frente a él al levantarse por la mañana"
h)- Pidieron al Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, mover las montañas, abrir la tierra y resucitar a sus padres muertos.

Related Articles