Los cautivos de Bader

Los cautivos de Bader
1209 702

Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Cuando los cautivos fueron capturados, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo a Abu Baker y ‘Umar, que Al-lah esté complacido con ellos: "¿Qué opináis acerca de estos cautivos?" Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "¡Mensajero de Al-lah! Son nuestros parientes y familiares. Opino que pidas por  ellos un rescate, y utilízalo para luchar contra los incrédulos, pues quizás Al-lah, Glorificado Sea, les Guíe al Islam. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "¿Qué opinas, Ibn Al Jattab?" Dijo: "No, Mensajero de Al-lah, no estoy de acuerdo con Abu Baker. Opino que los entregues a nosotros y les cortemos sus cabezas. Entregas a ‘Aqil a ‘Ali para matarlo, y me entregas a fulano a mí (un pariente de ‘Umar) para cortar su cabeza. Éstos son los líderes de los incrédulos y sus caudillos". ‘Umar narró: "El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se inclinó por la opinión de Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, mientras que no aprobó la opinión mía. Al día siguiente, cuando fui al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, encontré que tanto él como Abu Baker estaban llorando. Dije: "¡Mensajero de Al-lah! ¿Por qué tú y tu Compañero estáis llorando?  Díganme la razón, ya que lloraré si puedo, si no, al menos pretenderé llorar en solidaridad". El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Lloro por haberme inclinado hacia la opinión de pedir un rescate, pues Al-lah me mostró que es errada y que sufriríamos tortura si la hubiéramos seguido. La tortura estaba más cercana que este árbol." – Un árbol muy cercano del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Luego, Al-lah, el Altísimo, Hizo descender la aleya en que Dice (lo que se interpreta así en español): {No le es permitido al Profeta [ni a los creyentes] tomar como prisioneros de guerra a los incrédulos antes de haberles combatido y diezmado en la Tierra. Pretendéis así [cobrando su rescate] obtener un beneficio mundanal, pero sabed que Al-lah Quiere para vosotros la recompensa de la otra vida. Ciertamente Al-lah Es Poderoso, Sabio. Si no hubiese sido que Al-lah Prescribió [para esta nación] que el botín de guerra fuera lícito, habríais sufrido un terrible castigo por lo que tomasteis de él. Tomad, pues, las cosas lícitas y beneficiosas como botín, y temed a Al-lah; ciertamente Al-lah Es Absolvedor, Misericordioso.} [Corán 8:67-69]. Así, Al-lah, Glorificado Sea, les Hizo lícito tomar el botín." [Muslim].

 ‘Abdul-lah ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él,   dijo: "En el día de Bader, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "¿Qué opináis acerca de estos cautivos?" Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "¡Mensajero de Al-lah! Son tu familia y tu gente. No les mates, tal vez Al-lah, Glorificado Sea, les Guíe. ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "¡Mensajero de Al-lah! Ellos te expulsaron, y te negaron, por lo tanto mátalos". ‘Abdul-lah ibn Rawahah, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "¡Mensajero de Al-lah! Busca un valle que tenga una gran cantidad de madera, luego ponlos ahí, y hazlos arder con la madera". Al ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Has cortado los lazos de parentesco." El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, entró, pero no dijo nada. Algunas personas dijeron: " Seguirá la opinión de Abu Baker", otras dijeron: "Seguirá la opinión de ‘Umar", y otras dijeron: "Seguirá la opinión de ‘Abdul-lah ibn Rawahah". El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, salió diciéndoles: "Al-lah Suaviza los corazones de algunos hombres hasta que sean más suaves que la leche, y Hace los corazones de otros hombres más sólidos que las piedras. Lo que dijiste, Abu Baker, es como lo que dijo Ibrahim (Abraham), la paz sea con él, cuando dijo la aleya en Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {Todo aquel que me siga [en la fe monoteísta] será de los míos, y quien rechace el Mensaje [Haz con él lo que Quieras]. Tú Eres Absolvedor, Misericordioso}[Corán 14:36], y es como lo que dijo ‘Isa (Jesús), la paz sea con él, cuando dijo la aleya en que Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {Si les Castigas Tienes derecho, pues ellos son Tus siervos, y si les Perdonas, Tú Eres Poderoso, Sabio.} [Corán 5:118]. Lo que dijiste, ‘Umar, es como lo que dijo Nuh (Noé), la paz sea con él, cuando dijo la aleya donde Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {Noé dijo: ¡Oh, Señor mío! No Dejes en la Tierra a ningún incrédulo con vida.} [Corán 71:26], y es como lo que dijo Musa (Moisés), la paz sea con él, cuando dijo la aleya donde Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español): {¡Señor nuestro! Devasta sus riquezas y Endurece sus corazones. Y por cierto que no creerán hasta que vean el castigo doloroso.} [Corán 10:88]." Luego, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Vosotros sois una gente pobre. Ninguno de estos cautivos debe ser liberado sin pagar rescate o ser matado." ‘Abdul-lah ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Dije: "¡Mensajero de Al-lah! Excepto Suhail ibn Baida’, ya que he oído que él quiere abrazar el Islam". El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se calló, y entonces, tuve miedo que cayeran piedras del cielo sobre mí. Luego, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "Excepto Suhail ibn Baida’". Entonces, Al-lah Descendió (lo que se interpreta así en español): {No le es permitido al Profeta [ni a los creyentes] tomar como prisioneros de guerra a los incrédulos antes de haberles combatido y diezmado en la Tierra} [Corán 8:67]. [Ahmad: Musnad].
Cuando los Sahabah, que Al-lah se Complazca de ellos, empezaron a capturar a los politeístas, a Sa‘d ibn Mu‘adh, que Al-lah esté complacido con él, no le gustó esta situación. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, notó esto y le preguntó: "Parece que no te gusta lo que están haciendo, Sa‘d." Dijo: "Sí, por Al-lah, Mensajero de Al-lah. Ésta es la primera victoria que Al-lah nos Dio contra la gente de Ash-Shirk. Matar a estos cautivos era mejor para mí que dejarlos vivos."
 

Related Articles