Algunas lecciones moralejas y conclusiones de Gazwat Bader (Parte 3)

Algunas lecciones moralejas y conclusiones  de Gazwat Bader (Parte 3)
1260 564

Los milagros que aparecieron en Bader y a su alrededor.

De los milagros que aparecieron en Bader es que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, informó sobre algunos asuntos de lo Oculto. Es bien conocido que saber lo Oculto es algo exclusivo de Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea.
 
Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, lo Atribuyó a Sí mismo en diferentes puntos de su Libro Sagrado (el Corán), Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
  • {Di: Nadie en los cielos ni en la Tierra conoce lo oculto salvo Al-lah. Y no saben cuándo serán resucitados.} [Corán 27:65]. 
  • {Él Posee las llaves de lo oculto y nadie más que Él las Conoce. Sabe lo que hay en la tierra y en el mar. No hay hoja que caiga que Él no lo Sepa, ni grano en el seno de la tierra, o algo que esté verde o seco sin que se encuentre registrado en un libro evidente.}[Corán 6:59].
 
Es bien conocido que los Mensajeros, la paz sea con ellos, no sabían nada de lo oculto; Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
 {Diles: No os digo que poseo los tesoros de Al-lah, ni conozco lo oculto, ni tampoco os digo ser un Ángel, sólo sigo lo que se me ha revelado; y di: ¿Acaso pueden equipararse el ciego y el vidente? ¿Es que no reflexionáis? } [Corán 6:50].
 
Hay unas pruebas mencionadas acerca de que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Le pertenecen a Él solamente los asuntos de lo oculto por encima de todas Sus criaturas,
Así también se mencionan otras pruebas indicando que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Hizo excepción con algunos Mensajeros de entre sus criaturas, Informándoles acerca de lo que Quiso de lo oculto a través de la inspiración.
También lo Hizo como un milagro para ellos y una indicación sincera de su Profecía. Al-lah Dice (lo que se interpreta así en español):
  • {Al-lah no os Dejará en la situación que os encontráis [conviviendo con los hipócritas] sin distinguir al perverso [hipócritas e impíos] del virtuoso [creyentes sinceros], ni os Revelará quiénes son los hipócritas. Al-lah Elige entre Sus Mensajeros a quien Le place [para revelárselo]. Creed en Al-lah y Sus Mensajeros. Si creéis y teméis a Al-lah obtendréis una magnífica recompensa.} [Corán 3:179]
  • {Él Es Quien Conoce lo oculto y no Permite que nadie acceda a él. Salvo aquel a quien Él Designa como Mensajero [y le Transmite lo que Él Quiere]. Entonces, Hace que lo escolten [los Ángeles] por delante y por detrás.} [Corán 72: 26-27].
 
Así aprendemos de eso que lo que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo sobre lo oculto era por medio de la inspiración de Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea.
También es la información que Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, Dio a Su Mensajero para indicar la firmeza de su Profecía y la validez de su Mensaje.
 
En Gazwat Bader tuvieron lugar algunos de estos milagros de lo oculto como ser:
  
1-      La muerte de Umaiah ibn Jalaf:
 
Fue narrado bajo la autoridad de ‘Abdul-lah ibn Mas‘ud, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: salió Sa‘d ibn Mu‘adh, que Al-lah esté complacido con él, para hacer la peregrinación menor. Dijo: así que se fue a Umaiah ibn Jalaf Abu Safwan. Ya que Umaiiah solía, al dirigirse hacia Ash-sham, pasar por la Medina e ir a visitar a Sa‘d.
 
Umaiah dijo a Sa‘d: ¿por qué no esperas hasta el medio día, mientras la gente descansa, para hacer Tawaf alrededor de Al Ka‘bah?
Mientras Sa‘d, que Al-lah esté complacido con él, estaba haciendo Tawaf alrededor de Al Ka‘bah, se encontró con Abu Yahl, quien le preguntó: ¿Quién es este que está haciendo Tawaf alrededor de Al Ka‘bah? Respondió: Soy Sa‘d.
Abu Yahl dijo: ¡Estás haciendo Tawaf alrededor de Al Ka‘bah bien seguro mientras tú y tu pueblo estáis protegiendo a Muhammad y a sus compañeros!
Respondió Sa‘d, que Al-lah esté complacido con él: ¡Sí!, y los dos discutieron y se reprocharon el uno al otro. Umaiah dijo a Sa‘d, que Al-lah esté complacido con él: No levantes tu voz a Abu Al Hakam, ya que es el jefe de la gente del valle.
Luego Sa‘d, que Al-lah esté complacido con él, le dijo: ¡Por Al-lah! Si me impides de hacer Tawaf alrededor de Al Ka‘bah, te impediré de hacer tu viaje comercial hacia Ash-Sham.
 
Dijo: Así que Ummaiah insistía diciéndole a Sa‘d: ¡no levantes tu voz! y lo agarraba, así que Sa‘d, que Al-lah esté complacido con él, se enfadó y dijo: ¡Déjame! Ya escuché al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, diciendo que te va a matar. Le respondió Umaiah: ¿a mí?
Dijo: ¡Sí! Respondió Umaiah: ¡Por Al-lah! Muhammad no dice mentiras cuando habla.
Así que volvió a su mujer y dijo: ¿Acaso no sabes lo que me dijo mi hermano de Yazrib (antiguo nombre de la Medina)? Le respondió: ¿qué dijo? Respondió: escuchó a Muhammad diciendo que me mataría. Ella respondió: ¡Por Al-lah! Muhammad no dice mentiras.
Así pues, cuando salieron hacia Bader, su mujer le gritó: ¿Acaso olvidaste lo que te dijo tu amigo de Yazrib? Por eso Umaiah no quiso ir a Bader.
Abu Yahl le dijo: tú eres de la gente de alta posición en el valle, así que ven con nosotros durante uno o dos días. Así que salió con ellos dos días, luego Al-lah, Glorificado y Enaltecido Sea, lo Hizo morir en Bader.
 
2- Los lugares donde cayeron muertos los injustos:
 
Fue narrado bajo la autoridad de Anas ibn Malik, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: estábamos con ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, en un lugar entre la Meca y Medina. Así que miramos hacia la luna nueva y yo tenía una vista fuerte.
La vi y nadie podía verla fuera de mí. Así que dije a ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él: ¿Acaso no la viste? ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, me respondía: ¡No! no la estoy viendo. ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, dijo: la veré mientras estoy acostado sobre mi lecho.
Después empezó a hablar con nosotros sobre la gente de Bader, dijo: el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, nos mostró los lugares donde murieron la gente de Bader, la noche que precedió la batalla, diciendo: aquí morirá fulano mañana, si Al-lah Quiere.
Dijo: ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, dijo: ¡Juro por Aquel que lo Envió con la verdad! Murieron exactamente donde el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, apuntó. [Muslim].
 
3- Informar al ‘Abbas ibn ‘Abdul Muttalib acerca del dinero que enterró e informar a ‘Umair ibn Wahb acerca del diálogo que ocurrió entre él y Safwan:
 
Cuando el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, pidió a su tío paterno pagar el rescate, Al ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, le respondió: No tengo dinero ¡Mensajero de Al-lah!
Así que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le dijo: ¿dónde está el dinero que enterraste con Umm Al Fadl? ya que le dijiste a ella: si me pasa algo en este viaje, este dinero será para mis hijos, Al Fadl, ‘Abdul-lah y Quzam.
 Dijo Al ‘Abbas: ¡Mensajero de Al-lah! ¡Por Al-lah! Sé que eres el Mensajero de Al-lah, ya que este asunto nadie lo sabe salvo yo y Umm Al Fadl.
 
También lo que ‘Umair ibn Wahb, contó cuando se fue a matar al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, pretendiendo venir para pagar el rescate de su hijo, , según un acuerdo que realizó con Safwan ibn Umaiiah.
Así que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le informó sobre la conspiración, por lo tanto eso fue el motivo de su reversión al Islam y su fe sincera.
 
Ibn Al Qaiim, que Al-lah le dé Su perdón, mencionó en su libro Zad Al Mi‘ad: La espada de ‘Ukashah ibn Mihsan se rompió en aquel día. Así que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, le dio un bastón de madera y le dijo: lleva esto.
Cuando ‘Ukkashah lo llevó y lo movió en su mano, se volvió una espada larga, dura y blanca. Así que seguía luchando por esta espada hasta que murió en las guerras de Ar-Riddah (la guerra contra la apostasía) en la era de Abu Baker, Que Al-lah esté complacido con él.
 
Rifa‘ah ibn Rafi‘ dijo: me lanzaron una flecha en el día de Badr que reventó mi ojo; luego el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, escupió sobre mi ojo y suplicó para mi, y quedó, en virtud de ello, sin daño alguno.
 
El Dr. Abu Shuhbah dijo: Nadie debe pretender que los milagros perceptibles no son necesarios después del Corán, ya que su efecto era claro y obvio respecto a la reversión de alguna gente al Islam y para fortalecer la certeza de otros.
También estos milagros confirmaron que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, era un Mensajero que recibía la revelación. Ya que informó sobre algunos asuntos de lo oculto que nadie absolutamente los sabía sino mediante la inspiración divina.
 
Es obvio también el efecto de convertir un bastón en la mano de su dueño en una espada sobre su fe y su certeza, utilizándola en Al Yihad sin vacilación ni debilidad, ya que eso le hacía tener mucho interés en luchar con una espada extraordinaria que se volvió un testimonio para los primeros y los últimos de los musulmanes.
 

Related Articles