El cambio de Qiblah (Parte 1)

El cambio de Qiblah (Parte 1)
2103 1077

  

El cambio de Al Qiblah de Al Quds hacia Al Ka‘bah en la Meca es el punto que separó entre la guerra verbal y el enfrentamiento verdadero de parte de los judíos para destruir el nuevo estado islámico. Fue narrado que Al Bara’ ibn ‘Azib, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Cuando el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, llegó a Medina, se alojó con sus abuelos – o tíos maternos- de entre Al Ansar, que Al-lah esté complacido con ellos. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, realizaba las oraciones en dirección hacia Al Quds (Baitul Maqdis) durante dieciséis o diecisiete meses; pero él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, deseaba poder rezar hacia la dirección de Al Ka‘bah en la Meca.
La primera oración que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, realizó en dirección a la Meca fue la de Al ‘Asr (oración de la tarde), y rezó con él un grupo de personas. Una de estas personas salió de la oración y se dirigió a una mezquita donde aún estaban realizando la oración inclinándose hacia Al Quds. Este hombre les dijo entonces: "Testifico por Al-lah que he rezado con el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, hacia la dirección de la Meca". Al oírlo, la gente inclinada cambió su dirección hacia Al Ka‘bah en la Meca. A los judíos les gustaba ver al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, rezando hacia la dirección de Al Quds, pero, cuando él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cambió su dirección para orar hacia la dirección de Al Ka‘bah, ellos lo reprobaron" [Al Bujari].
 
·         Acerca de este incidente, grandes aleyas fueron reveladas conteniendo enseñanzas, instrucciones y conceptos profundos para los musulmanes. Al-lah, Glorificado Sea, Dice (lo que se interpreta así en español{Y hacia donde salieses [en tus viajes ¡Oh, Muhammad!] oriéntate hacia la Mezquita Sagrada, pues ciertamente ésta es la Verdad que dimana de tu Señor, y Al-lah no Está desatento de lo que hacéis. Y hacia donde salieses oriéntate hacia la Mezquita Sagrada, y dondequiera que salieseis orientaos hacia ella, para que los hombres no tengan argumento en vuestra contra, excepto los idólatras [de La Meca] que pretenden argumentar [que como ahora os dirigís hacia su Qiblah os inclináis ante sus ídolos]. No les temáis a ellos, y temedme sólo a Mí; y ciertamente Completaré sobre vosotros Mis Gracias para que sigáis la guía. Así como os Enviamos un Mensajero de entre vosotros para que os transmitiera Nuestros Preceptos y os purificase y enseñase el Libro y la sabiduría [la Sunnah], y os enseñase lo que ignorabais. Recordadme pues, que Yo os Recordaré, agradecedme [Mis mercedes] y no seáis ingratos.}[Corán 2:149-152].):
 
Al-lah, Glorificado y Alabado Sea, Había avisado acerca de lo que los judíos dirían cuando se cambie la dirección de Al Qiblah de Al Quds a Al Ka‘bah, y que los judíos buscarían provocar dudas y preguntas. Tal acto demuestra la profecía de Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Este asunto pertenece a lo Oculto, y se avisó de ello antes de que ocurriera y verdaderamente ocurrió; y así indicó que Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es un Mensajero y Profeta al cual la revelación le avisa sobre lo que ocurrirá. Pues una de las pruebas que afirman la sinceridad del Mensaje del Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es que informaba acerca de asuntos ocultos que después ocurrían tal como él había anunciado.
 
También tal acto demuestra la importancia de tratar los problemas antes de que ocurran para que los musulmanes estén preparados para administrar y solucionar los mismos. Pues cuando el asunto ocurre de repente, afecta más en el alma y desconcierta a las personas, pero, en cambio, cuando se habla sobre ello antes de que ocurra les calma, les tranquiliza y les prepara para afrontar las difíciles situaciones.
 
Abu As-Su‘ud, que Al-lah le dé Su perdón, dijo en su Tafsir: "E informó del asunto antes de que ocurriera para calmar y preparar a los musulmanes de forma que puedan afrontarlo. Pues la sorpresa de algo malo afecta aún peor al corazón, y la fuerte y bien preparada respuesta puede anular el ataque del mayor enemigo".
 
Al-lah, Glorificado y Alabado Sea, Ha caracterizado a los judíos de Medina con la insensatez (Ar. As-Safah) por objetar el cambio de Al Qiblah y maquinar contra el Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Abu As-Su‘ud, que Al-lah le dé Su perdón, dijo: "Los insensatos (Ar. Sufaha’) son aquéllos de mentes simples, que las devaluaron por la imitación y el rechazo en vez de la compresión y el pensamiento. Y se dijo, también, que en idioma árabe el insensato es el calumniador mentiroso que miente a pesar de conocer la verdad. Y se dijo que es el injusto y el ignorante. Los insenzatos de la Aleya son los judíos".
 
·         Al-lah, Enaltecido Sea, Dice (lo{Hicimos de vosotros una comunidad moderada y justa, a fin de que fuerais testigos ante la humanidad [de la llegada de los Profetas anteriores], y fuera el Mensajero vuestro testigo. No Establecimos Al Qiblah a la cual te orientabas sino para distinguir quien seguía al Mensajero y quien le daba la espalda. Esto fue algo difícil, salvo para aquellos a quienes Al-lah Guió, y Él no Dejará de Recompensaros por vuestra fe [las oraciones que realizasteis antes del cambio de Al Qiblah]. Ciertamente Al-lah Es Compasivo y Misericordioso con los hombres.}[Corán 2:143].que se interpreta así en español):
 
La aleya menciona que la realización de las oraciones hacia la dirección de Al Quds era una prueba y el cambio de Al Qiblah de Al Quds hacia Al Ka‘bah era otra prueba. Al Baidawi, que Al-lah le dé Su perdón, dijo en su Tafsir: "No Establecimos la Qiblah hacia el Quds sino para distinguir quien seguirá al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, de quien le dará la espalda. Así pues Hicimos esto para probar a la gente y saber quién te seguirá realizando la oración hacia la dirección de Al Ka‘bah y quién caerá en la apostasía para continuar siguiendo la dirección de Al Qiblah de sus padres; o para saber quién seguirá al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y quién le dejará. Y lo que ocurría por una razón, deja de ocurrir cuando se elimina su razón. Según la primera interpretación, la aleya significa: no Hicimos esto sino para saber quien seguirá firme en el Islam y quien cometerá apostasía por la debilidad de su fe".
 
La realización de la oración hacia la dirección de Al Ka‘bah al principio, luego cambiarla a la dirección de Al Quds, luego regresar nuevamente a dirigirse hacia Al Ka‘bah y la continuación de esto no incluye ningún problema porque Al-lah, Glorificado Sea, Es quien Ordenó todo esto. La dirección de todos modos se considera una forma de adoración, y la gente debe someterse a la Orden de Al-lah, Glorificado y Alabado Sea, y a adherirse a Su Orden. Quien sigue al Mensajero, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y se somete a sus órdenes respecto al cambio de Al Qiblah habrá triunfado y quien no, habrá fracasado.
 
La fe verdadera es la fe que obliga a la persona a obedecer y a someter su capricho. Por eso, los nobles Compañeros, que Al-lah esté complacido con ellos, fueron firmes y obedecieron las Órdenes de Al-lah, Glorificado Sea. Fue narrado que Ibn ‘Umar, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Mientras la gente estaba en Qiba’ realizando la oración de Al Fayer (oración del Alba), una persona se dirigió a ellos y les dijo: se reveló el Corán al Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, esta noche y fue ordenado dirigirse hacia Al Ka‘bah al realizar la oración, entonces dirigíos hacia ella. Las rostros de la gente estaban en dirección de Ash-Sham, así pues se dirigieron hacia Al Ka‘bah".
 
  • Al-lah, Enaltecido Sea, Dice (lo que se interpreta así en español{Hicimos de vosotros una comunidad moderada y justa, a fin de que fuerais testigos ante la humanidad [de la llegada de los Profetas anteriores], y fuera el Mensajero vuestro testigo. No Establecimos Al Qiblah a la cual te orientabas sino para distinguir quien seguía al Mensajero y quien le daba la espalda. Esto fue algo difícil, salvo para aquellos a quienes Al-lah Guió, y Él no Dejará de Recompensaros por vuestra fe [las oraciones que realizasteis antes del cambio de Al Qiblah]. Ciertamente Al-lah Es Compasivo y Misericordioso con los hombres.}[Corán 2:143].):
 
La noble aleya aclara también el cuidado de los creyentes hacia sus hermanos. Pues cuando se revelaron las aleyas que ordenaban a los creyentes cambiar Al Qiblah hacia la dirección de Al Ka‘bah, los creyentes preguntaron temiendo por la validez de la adoración de sus hermanos que murieron mientras se rezaba hacia Al Quds. Así pues Al-lah, Glorificado Sea, Avisó que sus oraciones fueron aceptadas. Fue narrado que Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: "Cuando al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se le ordenó dirigirse hacia Al Ka‘bah, los musulmanes le dijeron: "¡Oh, Mensajero de Al-lah! ¿Qué será de nuestros hermanos que murieron mientras se dirigían en sus oraciones hacia Al Quds?". [Sunan At-Tirmidhi]. Así pues Al-lah, Ensalzado Sea, Hizo que se descendiera Su Palabra en la que Dice (lo que se interpreta así en español{y Él no Dejará de Recompensaros por vuestra fe [las oraciones que realizasteis antes del cambio de Al Qiblah]. Ciertamente Al-lah Es Compasivo y Misericordioso con los hombres.}[Corán 2:143]. Les Aclaró que Es Compasivo y Misericordioso, "y con ello calma los corazones de los musulmanes, alivia su preocupación y los llena de satisfacción, confianza y certeza". ):
 
  • Al-lah, el Misericordioso, Dice (lo que se interpreta así en español{Vemos que vuelves tu rostro hacia el cielo. Te orientaremos a una dirección [Qiblah] que te agrade; oriéntate, pues, hacia la Mezquita Sagrada [La Meca]. Y dondequiera que estéis, orientaos hacia ella. La Gente del Libro sabe que es la Verdad de su Señor. Y Al-lah no Está desatento de lo que hacen. Y aunque te presentes ante la Gente del Libro con todas las evidencias, no seguirán tu Qiblah ni tú seguirás la de ellos, ni seguirán los unos la Qiblah de los otros; y si siguieras sus deseos luego de lo que se te ha revelado te contarías entre los inicuos. Aquellos a quienes concedimos el Libro [judíos y cristianos] conocen al Mensajero como conocen a sus propios hijos, y por cierto que algunos de ellos, a pesar de saberlo, ocultan la verdad. La Verdad proviene de tu Señor, no seas pues, de los que dudan. Y todos tienen una dirección a la cual orientarse. ¡Apresuraos a realizar obras de bien! Dondequiera que estuviereis Al-lah os Reunirá [el Día del Juicio]. Al-lah Tiene poder sobre todas las cosas.}[Corán 2:144-148].):
 
El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se preocupó por dirigirse hacia Al Ka‘bah de su padre Ibrahim (Abraham), la paz sea con él, durante sus oraciones, ya que él era la persona que más lo merecía porque el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es el fruto de la súplica de su padre Ibrahim, la paz sea con él; además de que es el portador de la bandera de At-Tawhid (monoteísmo islámico) con la verdad como hizo Ibrahim, la paz sea con él. También el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, cuidaba de ser independiente y diferenciarse de la gente de las religiones anteriores que cambiaron y modificaron sus libros como los judíos y los cristianos. Por eso el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, prohibía imitarles y seguirles, mejor dicho ordenó contradecirles y prevenía a la gente de caer en sus mismas faltas y cometer sus mismos pecados y extravíos. Así pues, uno de los resultados de este cuidado fue dirigirse en su oración hacia Al Qiblah del padre de los profetas por siempre, que es la primera casa erigida para la adoración de Al-lah entre la gente.
 
El incidente del cambio de Al Qiblah tiene muchos aspectos: el político, el militar, el religioso puro y el histórico.
- Su lado político es que así se convirtió a la Península Arábiga en el centro de los acontecimientos.
- Su lado histórico es que así comenzó una relación entre la Península y la herencia árabe de Ibrahim (Abraham), la paz sea con él.
- Su lado militar es que preparó a la gente para conquistar la Meca y terminar la situación anómala que había en Al Masyid Al Haram (la Mezquita Sagrada) de la Meca, donde el centro de At-Tawhid (el monoteísmo islámico) había llegado a ser un centro de idolatría.
- Su lado religioso es que creó una relación entre el corazón del creyente y Al Hanifiah (monoteísmo), la religión de Ibrahim, la paz sea con él, y distinguió al Islam de las otras religiones.
 

Related Articles