El comportamiento del Profeta Muhammad con los animales

El comportamiento del Profeta Muhammad con los animales
2784 418

El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, ha sido la persona que más se ha destacado en cuanto al buen comportamiento, buenas costumbres y modales, al respecto Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Ciertamente eres de una naturaleza y moral grandiosas} [Corán, 68:4], y el mismo Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Ciertamente fui enviado para establecer el mejor de los comportamientos” [Al Baihaqi]. Él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, trataba bien al menor y al mayor, al hombre y a la mujer, a los animales y las cosas inanimadas.

Refiriéndose a la manera como debemos comportarnos con los animales, encontramos que el Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Al-lah Ordenó portarse de la mejor manera en todo asunto. Cuando vayáis a sacrificar hacedlo bien… debéis afilar bien vuestros cuchillos para no hacer sufrir al animal” [At-Tirmidhi]
El Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, no solamente trataba bien a los animales, sino que era también afectuoso con ellos. Como no ha de ser así, si él es una bendición y misericordia de Al-lah concedida a la creación entera (personas, animales, genios e incluso lo que no tiene vida). A continuación mencionaremos algunos relatos en los cuales está virtud se hace evidente:
·         ’A’ishah, que Al-lah, esté complacido con ella, dijo: “El Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, le alcanzaba un recipiente a un gato para que bebiera, luego que bebía usaba el agua restante para hacer el Wudu’ (la ablución)” [Abu Dawud, At-Tabarani y Abu Nu’aim]
·         ’Abdulah Ibn Ya’far, que Al-lah esté complacido con él, relató que en una ocasión el Profeta Muhammad, sallallahu a’laihi wa sallam, entró a un huerto en el que vio a un camello que se quejaba y lloraba, se le acercó y le acarició la espalda para calmarlo. Cuando se calló, el Profeta, sallallahu a’laihi wa sallam, preguntó: “¿Quién es el dueño de este camello?”; un joven de los Ansar dijo: “¡Yo soy su dueño, Mensajero de Al-lah!”, el Profeta, sallallahu a’alaihi wa sallam, le dijo: “Es que no temes a Al-lah, Quien te Ha Dado la responsabilidad de cuidar a este animal. El camello se quejó de que tú no lo alimentas bien, lo obligas a trabajar más de lo debido y lo sobrecargas” [Abu Dawud]
·         Anas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, prohibió tomar a los animales como blanco de tiro” [Muslim]
·         Ibn A’bbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, dijo: “No usen como blanco de tiro a ningún ser vivo””[Muslim]
·         Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, relató que un hombre de los Ansar tomó su cuchillo para sacrificar un animal para que comiera el Profeta, sallallahu a’laihi wa sallam, entonces le dijo: “Cuidado, no vayas a sacrificar una hembra que esté amamantando” [Ibn Mayah]
·         Yabir, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Un burro cuya cara había sido marcada pasó frente al Profeta Muhammad, sallallahu a’laihi wa sallam, quien al verlo dijo: “¿No sabéis que yo maldije a quien marcara a un animal o le golpea en la cara?”” [Abu Dawud]
·         Relató Ibn ’Umar, que Al-lah esté complacido con ambos, que el Enviado de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, prohibió castrar a los animales. [Ahmad]
·         Ibn ’Abbas, que Al-lah esté complacido con él, refirió que el Mensajero de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, prohibió que se mataran hormigas, abubillas, y alcaudones (son dos clases de aves). [Abu Dawud]
·         Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta Muhammad, sallallahu a’laihi wa sallam, dijo: “Una mujer fue castigada con el fuego por haber matado a un gato que mantenía amarrado, no lo alimentaba y tampoco le permitía que buscara su propia comida” [Muslim]
·         Zaid Ibn Jalid, que Al-lah esté complacido con él, mencionó que el Mensajero de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, dijo: “No maldigáis a los gallos, porque ellos os despiertan para la oración” [Abu Dawud]
·         ‘Abdullah Ibn Ya’far, que Al-lah esté complacido con él, trasmitió que el Enviado de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, dijo: “No desfiguréis a los animales” [An-Nasai’]
·         Sahlu Ibn Amru, que Al-lah esté complacido con él, narró que el Profeta Muhammad, sallallahu a’laihi wa sallam, vio un camello desnutrido, entonces dijo: “Temed a Al-lah y alimentad a los animales, pues ellos no pueden deciros si están con hambre o cansados…” [Abu Dawud]
·         Ibn Mas´ud, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “En un viaje con el Enviado de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, tomamos unos pichones de un nido que estaba en un árbol; la madre al ver que no estaban sus pichones voló hacia el Profeta, sallallahu a’laihi wa sallam, y aleteaba como quejándose, entonces nos Preguntó: “¿Quién le causó esta desgracia a esta ave?”, respondimos: “Nosotros”, dijo: “Devolvédselos”; así lo hicimos y el ave se calmó. [Al Baihaqi]
·         Nafi’ Ibn Al-Hariz, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “En un viaje con el Profeta, sallallahu a’laihi wa sallam, nos detuvimos en un paraje donde no había nada que beber, algo difícil para los cuatrocientos Sahabas que estábamos con él. De repente una cabra se acercó al Mensajero de Al-lah, sallallahu a’laihi wa sallam, él la tomó y ordeño; bebió hasta saciar su sed, y luego todos bebimos y saciamos nuestra sed. Me dijo: “Nafi’, cuídala esta noche” así que la amarré. Me levante en la noche y no la encontré, el lazo estaba suelto, entonces le informe al Profeta, sallallahu a’laihi wa sallam, lo que paso y él dijo: “se la llevó Él que nos la envió” [Al Hakim, Al Baihaqi e Ibn Kazir]
·         Ibn ’Abbas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, pasó frente a un hombre que estaba sentado con su pies sobre una cabra y afilaba el cuchillo con el que la iba a sacrificar, el animal estaba al pendiente de lo que él hacía; entonces el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, le dijo: “¿No está muerta ya esta cabra, o la quieres matar dos veces?” [Al Baihaqi]. Se sobrentiende que el hecho de afilar el cuchillo frente al animal que se va a sacrificar es un acto reprobable, porque se asusta al animal.
·         Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Enviado de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Un viajero sintió mucha sed en su camino, encontró un pozo, descendió y bebió hasta saciarse. Cuando salió vio un perro jadeando y comiendo tierra, por la sed, el hombre se dijo a sí mismo: este perro tiene la misma necesidad que tuve yo hace un rato; así que descendió de nuevo al pozo, lleno su bota con agua y le dio de beber al perro. Al-lah le recompensó está acción con el perdón de sus pecados.” La gente le preguntó: ¿Por nuestro comportamiento hacia los animales seremos recompensados? El Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, les respondió: “Por el bien que hagáis a cualquier ser vivo seréis retribuidos” [Al Bujari]
·         En Muslim encontramos un relato del Mensajero de Al-lah en el que nos dice: “Si un musulmán siembra y de su cosecha come cualquier animal, ave o persona, Al-lah se lo considerará como una Sadaqa”

También en Muslim encontramos: “Si pasáis por un pastizal con vuestros camellos, dejadlos que apasten”

Related Articles

Artículo más visitado

Derechos de los animales

El comportamiento del Profeta Muhammad con los animales

El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, ha sido la persona que más se ha destacado en cuanto al buen comportamiento, buenas costumbres y modales, al respecto Dice Al-lah (lo...más