Historia de la Sunnah: El Profeta (Parte 2)

Historia de la Sunnah: El Profeta (Parte 2)
3239 898

 Perlas de la Ciencia de la Sunnah 2

{Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él solo trasmite lo que le ha sido revelado.}

[Corán 53:3-4]

El Profeta, origen de la Sunnah

Para un completo entendimiento del significado de la Sunnah es necesario apreciar y comprender la manera en que la Sunnah se origina de la persona del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Esencialmente, esto se dio en tres formas o maneras: a través de dichos y acciones, así como sus características físicas y atributos personales, y sus aprobaciones –implícitas o explícitas– de las acciones o dichos de otros:

·         Dichos: esto incluye todo lo que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo. Omar ibn Al Jattab, que Al-lah Esté complacido con él, dijo que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Por cierto que toda acción está basada en las intenciones, ciertamente cada uno será retribuido según su intención. Por lo tanto, quien haya emigrado por la causa de Al-lah y Su Mensajero, entonces su emigración es por Al-lah y Su Mensajero”. [Muslim]

·         Acciones: esto incluye todas las acciones y actos del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam. Por ejemplo, ‘A’ishah, que Al-lah Esté complacido con ella, dijo: “Él (el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam) ayunaba tanto que solíamos decir que nunca rompería su ayuno, y solía abstenerse de ayunar por periodos tan largos que decíamos que nunca ayunaría”. [Bujari]

·         Aprobaciones: esto ocurría cuando alguien hacía algo en presencia del Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, o en su ausencia, pero se le reportaba. Entonces, el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, lo aprobaba, ya sea manteniéndose en silencio o no comentando al respecto (aprobación tácita), o diciendo algo que indicaba su acuerdo o aprobación (aprobación explícita). Un ejemplo de la aprobación tácita lo encontramos en el incidente reportado por Sa’id ibn Abi ‘Awfa, que Al-lah Esté complacido con él, quien acompañó al Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, en siete expediciones, en las cuales “comieron langostas o saltamontes con él (mientras él observaba)”. [Bujari y Abu Dawud]. Un ejemplo de la aprobación explícita fue reportado por Abu Sa’id Al Judri, que Al-lah Esté complacido con él, sobre una ocasión en que dos hombres viajaban sin agua, y que al llegar el tiempo del Salat hicieron la ablución seca (Taiamum). Posteriormente, encontraron agua, y uno de ellos hizo la ablución y repitió la oración, pero el otro no. Cuando ambos le informaron al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, sobre lo ocurrido, él, sallallahu ‘alaihi wa sallam, le dijo a aquel que no repitió la oración: “Lo que hiciste es la Sunnah”; y le dijo al otro: “Tú recibirás doble recompensa”. [Abu Dawud]

·         Descripciones: esto incluye todo lo referido al carácter del Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, como la descripción que Ibn ‘Abbas, que Al-lah Esté complacido con él, hizo de él, diciendo: “Era el más generoso entre toda la gente”. [Bujari]; también se refiere a sus atributos físicos, tal y como se menciona en el hadiz que dice: “Su rostro era el más bello entre la gente, tenía el mejor carácter, y su estatura era mediana: ni muy alto no muy bajo”. [Bujari.]

Comentarios

Es recomendable tener en mente, con propósitos generales, la definición utilizada por los estudiosos del Hadiz, mencionada anteriormente, así como recordar que las reglas derivadas de la Sunnah pueden variar en sus implicaciones y peso, al igual que las reglas derivadas del Corán, ya que algunas de ellas son obligaciones o prohibiciones, mientras que otras son simplemente cosas recomendables (Mustahab) o no recomendables (Makruh). Sin embargo, toda la Sunnah debe ser respetada y aplicada. Anas, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: “Quien se niega a seguir mi Sunnah, no es de los míos”. [Bujari] También, Talhah ibn ‘Awf, que Al-lah Esté complacido con él, afirmó que en una ocasión se encontraba rezando “detrás de Ibn ‘Abbas, que Al-lah Esté complacido con él, una oración fúnebre, cuando él recitó Al Fatihah, el primer capítulo del Corán, luego dijo: ‘He recitado este capítulo para que sepan que esta es la Sunnah del Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam’”. [Bujari]

Related Articles