Descuidar la adoración en la noche y el día – III

Descuidar la adoración en la noche y el día – III
7011 3241

Continuamos con las causas del por qué se desperdicia los tiempos del día y la noche descuidando la adoración: 

2. Ser muy permisivo con lo que es lícito:

Es posible que una de las razones que hace que las personas desperdicien el tiempo en el día y la noche, en cuanto a dejar de cumplir con diversas formas de adoración obligatorias y voluntarias, se deba al exceso en las cosas lícitas, como la comida, la bebida, la vestimenta, los vehículos y demás. Esto porque todos estos medios hacen que la persona viva con mucha comodidad, tal vez más de la debida, lo que provoca que se excedan en el descanso y el sueño, provocando que la gente descuide su adoración. Esta situación la señaló muy bien Al Gazali, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, cuando dijo: “No coman mucho, pues así se verán obligados a beber mucho y luego a dormir mucho, por lo que al morir se lamentarán muchísimo”.

3. No ser conscientes del valor que tienen los favores recibidos y las formas de preservarlos:

Una de las causas de este descuido puede ser el no tener presente el valor que tienen los favores recibidos y conocer las formas que estos se mantengan. Muchos son los que no son conscientes de que los favores y las dádivas concedidas por Al-lah a Sus siervos, evidentes y ocultos, conocidos y desconocidos, no pueden ser, en realidad, enumerados. Dijo Al-lah, Exaltado y Glorificado sea (lo que se interpreta en español): {Sabed que si intentarais contar las gracias de Al-lah no podríais enumerarlas; ciertamente el hombre es injusto, desagradecido} [Corán 14:34]; y (lo que se interpreta en español): {¿Acaso no veis que Al-lah os sometió todo cuanto hay en los cielos y en la Tierra, y os colmó de Sus gracias, las cuales podéis apreciar algunas y otras no?} [Corán 31:20].

Una de las formas de no conseguir que estas gracias se mantengan y que vengan más, es el no agradecerlas, dijo Al-lah, Exaltado sea (lo que se interpreta en español): {Vuestro Señor os hace saber que si Le agradecéis, Él incrementará vuestro sustento} [Corán 14:7]. Una de las formas de expresar este agradecimiento es por medio del cumplimiento y la continuidad en la adoración, es por eso que el Altísimo dijo (lo que se interpreta en español): {Recordadme, pues, que Yo os recordaré; agradecedme [Mis mercedes] y no seáis ingratos} [Corán 2:152].

Dijo Al Hasan Al Basri, que Al-lah lo tenga en Su misericordia: “Al-lah se acuerda de quien Lo recuerda, le incrementa los favores a quien Le agradece y castiga a quien Lo niega y no cree en Él”. Y dijo, en interpretación del aleya anterior: “ {Recordadme pues, que Yo os recordaré}, es decir: recuérdenme cumpliendo con lo que les he impuesto como obligatorio”. Y Sa’id ibn Yubair, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo también en la interpretación de este aleya: “Recuérdenme mediante la obediencia de Mis órdenes, que Yo los recordaré con Mi perdón” (en otro registro: con Mi misericordia).

4. No ser consciente de la necesidad que tiene la persona de hacer buenas obras y actos de adoración durante el día y la noche:

No ser conscientes de que somos nosotros los que tenemos la necesidad de cumplir y realizar buenas acciones y actos de adoración durante la noche y el día, es una de las causas de este descuido. Es por eso que quien olvide que por su capacidad y fuerza es débil, pero que por el poder y la fuerza de Al-lah se es fuerte, y que para que pueda cumplir con su papel en esta vida necesita de la anuencia, apoyo y beneplácito de Al-lah, descuida el cumplimiento de sus obligaciones para con Él, pues no reconoce que lo que hace que Al-lah sea anuente a las súplicas y necesidades de la persona, es el cumplimiento de las obligaciones para con Él. Dijo Al-lah, Glorificado sea (lo que se interpreta en español): {A quienes luchen denodadamente por Nuestra causa los afirmaremos en Nuestro camino. Ciertamente Al-lah está con los benefactores} [Corán 29:69]; y dijo el Mensajero de Al-lah, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, relatando lo que dijo su Señor: “Y no se Me ha acercado Mi siervo por nada tan querido para Mí como es el cumplimiento de aquello que le he hecho obligatorio. Y continúa Mi siervo acercándose a Mí con acciones voluntarias hasta que es querido por Mí. Y al Yo amarlo, sería su oído con el cual oiría, su vista con la que vería, su mano con la que trabajaría por el bien y sus piernas con las que caminaría. Y lo que Me pidiera, se lo daría. Y si buscara refugio en Mí, Yo se lo daría” [Bujari].

La adoración es más que una necesidad, es la causa de que el ser se tranquilice y encuentre paz, por eso dijo Al-lah, Glorificado y Exaltado sea (lo que se interpreta en español): {Por cierto que Al-lah se complació con los creyentes cuando te juraron fidelidad bajo el árbol; y sabiendo la fe que había en sus corazones hizo descender el sosiego sobre ellos} [Corán 48:18]; y (lo que se interpreta en español): {Aquellos que creen, sus corazones se sosiegan con el recuerdo de Al-lah. ¿Acaso no es con el recuerdo de Al-lah que se sosiegan los corazones?} [Corán 13:28].

Al no tener presente lo que mencionamos con anterioridad, la persona definitivamente descuidará sus obligaciones y formas de adoración durante el día y la noche.

5. Confusión en la concepción que se tiene de la recompensa que se recibe por la constancia en las acciones que se realizan durante el día y la noche:

El tener confusión o no ser conscientes de la recompensa que hay detrás del cumplimiento y la constancia en las diferentes formas de adoración es, sin lugar a duda, una causa del descuido en la adoración que se supone debe ser realizada durante el día y la noche. Uno se aferra a algo cuando tiene bien claro los beneficios, las virtudes y demás, que consigo trae.

Por eso, hay que corregir el concepto que se tiene, para que de esta forma se sea consciente de aprovechar los tiempos en los que se debe y se puede cumplir con la adoración, pues es una forma de lograr la salvación y pasar las dificultades del Día de la Resurrección. Dijo Al-lah, Glorificado y Exaltado sea (lo que se interpreta en español): {Y Al-lah salvará a los piadosos y les concederá el triunfo [ingresándolos al Paraíso], y no los alcanzará el castigo [del cual se precavieron] ni se entristecerán jamás} [Corán 39:61]; y (lo que se interpreta en español): {Por cierto que todos vosotros lo contemplaréis [al Infierno], y ésta es una determinación irrevocable de tu Señor. Luego, salvaremos a los piadosos y dejaremos en él a los inicuos de rodillas} [Corán 19:71-72].
 

 

__________________________________

Ver más:

Descuidar la adoración en la noche y el día - I
Descuidar la adoración en la noche y el día - II
Descuidar la adoración en la noche y el día - IV
Descuidar la adoración en la noche y el día - V
Descuidar la adoración en la noche y el día - VI
Descuidar la adoración en la noche y el día - VII 

Related Articles