La virtud de reconciliar a las personas (parte 1 de 2)

La virtud de reconciliar a las personas (parte 1 de 2)
  • Fecha de publicación:16/04/2020
  • Sección:Da‘wah
  • Valorar:
295 0

 Reconciliar a la gente es uno de los valores morales más elevados. La Shari’ah insta a ello en más de una ocasión, pues Al-lah Todopoderoso dice: {Tengan temor de Dios y solucionen sus conflictos} [Corán 8:1].

El Mensajero de Al-lah (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “La sádaqa (es decir, caridad) es obligatoria por cada articulación de cada persona, cada día desde que sale el Sol. Administrar justicia entre dos personas también es sádaqa. Ayudar a una persona a subir a su montura o a cargar su equipaje sobre su bestia también es sádaqa. Una buena palabra es sádaqa, cada paso que das hacia la oración es sádaqa, y retirar del camino objetos dañinos es sádaqa (Bujari y Muslim, esta es la redacción de Bujari).

Debido a la importancia de esta virtud, el Islam asignó uno de los canales de desembolso del Zakat para aquellos que buscan reconciliar a las personas. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: “La mejor caridad es reconciliar a la gente” (At-Tabarani en Al Muham Al Kabir).

Los poetas no olvidaron la virtud de reconciliar a las personas, así que la inmortalizaron en sus poemas. Un poema árabe contiene un verso que dice: “Todos los méritos se refieren a dos asuntos: glorificar las órdenes de Al-lah Todopoderoso, y buscar reconciliar a las personas”.

Reconciliar a la gente es una rama de la fe y un código moral islámico a través del cual se eliminan los rencores, se purifican los corazones, y se extinguen las llamas de la fitnah. Al-lah Todopoderoso dice acerca de esta cualidad: {En la mayoría de las conversaciones secretas no hay ningún bien, excepto las que sean para coordinar una ayuda social, hacer una buena acción o reconciliar entre las personas. A quien lo haga anhelando complacer a Dios, lo agraciaré con una grandiosa recompensa} [Corán 4:114].

El Islam insta al creyente a considerar la reconciliación de las personas como uno de sus objetivos más importantes en esta vida mundana, ya que es a través de la reconciliación que la Ummah se convierte en una unidad coherente, donde una parte busca enmendar a la otra. De este modo, se convierte en un solo cuerpo: si un órgano de este se queja, el resto del cuerpo sufre insomnio y fiebre. Descuidar este asunto conduce a la desintegración de la Ummah y a la ruptura de sus lazos.

Es por esto que el Islam considera el reconciliar a las personas como algo mejor que muchos actos de adoración. El Profeta (la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ”¿Les digo qué es mejor en grados que la oración, el ayuno y la caridad?”. Ellos (los compañeros) respondieron: “Sí”. Les dijo: “Reconciliar a la gente, porque los rencores y las disputas son la barbera (que afeita la fe)” (Ahmad, Abu Dawud y At-Tirmidhi: Bueno-auténtico).

La reconciliación debe realizarse al cerrar las brechas que surgen debido a las disputas y los conflictos acerca de asuntos mundanos, eliminando sus efectos negativos. Algunos eruditos sostienen que la oración, el ayuno y la caridad que se mencionan en el hadiz se refieren a los actos voluntarios, no a los obligatorios. Al Qari (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “Al-lah Todopoderoso sabe mejor sobre el significado pretendido. Sin embargo, podría significar que llevar reconciliación a los conflictos y disputas que puedan conducir al derramamiento de sangre, el saqueo de dinero y la violación de lo que ha sido vedado, es mejor que cumplir los actos obligatorios de adoración, cuyos beneficios no se extienden a otros, tomando en consideración la posibilidad de compensarlos, en caso de perderlos. Esto es así porque dichos actos de adoración están entre los derechos de Al-lah Todopoderoso que son menos significativos a Su vista que los derechos de Sus siervos”.

Con respecto a su dicho: “Los rencores y las disputas son la barbera”, el autor de An-Nihayah dijo: “La barbera se refiere a una cualidad tan mala que elimina la fe, del mismo modo en que una barbera elimina el vello. También se ha dicho que se refiere a cortar los lazos de parentesco y a la injusticia”. At-Tibi (que Al-lah lo tenga en Su misericordia) dijo: “El hadiz insta a reconciliar a las personas y a evitar corromper las relaciones entre ellos, debido a que la reconciliación es la razón para mantenerse firme en la cuerda de Al-lah Todopoderoso y evitar la desunión entre los musulmanes, mientras que las disputas son una grieta en la religión. Quien busque enmendar las relaciones entre los musulmanes y elimine la corrupción entre ellos, alcanzará un grado que es mayor al de la persona ayunante que observa las oraciones nocturnas y se preocupa solo por su propio beneficio.

De la suma de estos hadices llegamos a un resultado importante: que nuestra gran religión aspira a la reconciliación y la busca. Al-lah Todopoderoso nos informa que la solución de los desacuerdos es lo mejor, Él dice: {… no incurrirán en falta si ambos llegan a un acuerdo, pues un acuerdo [justo] es lo mejor} [Corán 4:128].

Reconciliar a la gente es un gran acto de adoración que Al-lah Todopoderoso ama. Aquel que busca reconciliar a la gente es aquel que ofrece su esfuerzo, dinero, autoridad y poder para reconciliar las partes en disputa. Es una persona cuya alma ama la bondad y la anhela. No le importan las opiniones ni las críticas de la gente mientras esté buscando complacer a Al-lah Todopoderoso. Se expone a situaciones embarazosas y comparte las preocupaciones de sus hermanos musulmanes a fin de reconciliar a dos personas.

Muchos son aquellos hogares que estaban a punto de colapsar debido a una simple disputa entre los cónyuges; pero cuando una persona intervino buscando la reconciliación entre ellos a través de una buena palabra, un consejo sincero, o a veces con una suma de dinero, restableció la paz entre ellos y salvó a la familia de la pérdida y la indigencia.

Cuántas rupturas de relaciones estaban a punto de ocurrir entre dos hermanos, amigos o parientes, debido a un malentendido o a un error menor, pero luego una persona logró reconciliarlos.

¡Cuántas vidas y propiedades fueron salvadas, y cuántas tentaciones satánicas fueron eliminadas después de que estaban a punto de ocurrir, gracias al favor de Al-lah Todopoderoso y a esas buenas personas que reconcilian a los demás!

Felicitaciones, musulmanes, a aquellos que fueron guiados por Al-lah Todopoderoso para reconciliar a dos oponentes, cónyuges, vecinos, amigos, socios o grupos.

Ver la otra parte del artículo:

Parte 2 de 2

Related Articles