La hipocresía es destrucción interna

La hipocresía es destrucción interna
55 10

La hipocresía es una enfermedad crónica y una desviación moral peligrosa en la vida de los individuos, las comunidades y las naciones. Su peligro es grande y los hipócritas son la causa de este gran mal. Este peligro se nota con claridad cuando las consecuencias destructivas de la hipocresía afligen a toda la Ummah (nación musulmana), y a los movimientos de reforma en particular, ya que el hipócrita causa su destrucción interna, mientras se mantiene a salvo y libre de sospechas. Nadie espera su astucia y su complot, ya que es considerado un musulmán cuyo nombre, apariencia y discurso son como los de cualquier otro musulmán. Al examinar la esencia de la hipocresía, puedes hallar una combinación demoníaca que comprende una cobardía severa, codicia por los placeres inmediatos de esta vida mundana, mentira y rechazo de la verdad. Por supuesto, uno puede imaginar los efectos malignos de semejante combinación. El significado lingüístico de hipocresía implica engaño, astucia, mostrar bondad externa y ocultar el mal.
Formas de hipocresía
Muchos eruditos mencionaron que la hipocresía se divide en dos tipos:
1. Hipocresía en la creencia: Algunos eruditos llaman a esta forma de hipocresía la “hipocresía mayor”. Al Hafiz Ibn Hayar, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, explicó al respecto: “Es cuando la persona muestra su creencia en Al-lah, Sus ángeles, Sus libros, Sus mensajeros y el Último Día, pero oculta lo que contradice esto en parte o en su totalidad”. Y agregó: “Este era el tipo de hipocresía que prevalecía durante la época del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. En el Corán, Al-lah el Exaltado desalienta a dichos hipócritas y los califica de incrédulos. El Corán también menciona que ellos están destinados a estar en las profundidades más bajas del Infierno. Al-lah Todopoderoso dice: {Los hipócritas estarán en el abismo más profundo del Fuego y no encontrarán quién los socorra} [Corán 4:145]”.
2. La hipocresía en la acción: Algunos eruditos llaman a esta forma la “hipocresía menor”. Es cuando la persona tiene los mismos modales de los hipócritas, como mentir y ser flojos a la hora de realizar actos de adoración, pero aun así creen en Al-lah Todopoderoso, Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Al lah sean con él, y el Último Día. Está narrado en un hadiz que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Las señales del hipócrita son tres: Cuando habla, miente; cuando hace una promesa, la rompe; cuando se le confía algo, traiciona esa confianza”. En otro hadiz está narrado que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Las oraciones más gravosas para los hipócritas son la oración del Isha y la oración del Fayer. Si supieran lo que incluyen estas dos oraciones [de bondad], acudirían a ellas incluso si tuvieran que hacerlo a rastras”.
Las características dominantes de los hipócritas
Los hipócritas son conocidos por muchas características que solo mencionaremos brevemente, ya que su explicación requiere de muchos libros para exponer sus verdaderas cualidades:
1. Dicen con sus lenguas lo que no está en sus corazones, como dice Al-lah Todopoderoso: {Entre las personas hay [hipócritas] que dicen: “Creemos en Dios y en el Día de la Resurrección”, pero no son creyentes} [Corán 2:8].
2. Ellos engañan a los creyentes, como dice Al-lah Todopoderoso: {Pretenden engañar a Dios y también a los creyentes pero, sin advertirlo, solo se engañan a sí mismos} [Corán 2:9].
3. Causan la corrupción sobre la Tierra tanto por su discurso como por sus actos. Con respecto a este punto, Al-lah Todopoderoso dice: {¿Acaso no son ellos los corruptores? [Sí,] pero no se dan cuenta} [Corán 2:12].
4. Se burlan de los creyentes. Al-lah Todopoderoso dice: {Cuando se encuentran con los creyentes les dicen: “¡Somos creyentes!”. Pero cuando están a solas con los malvados de entre ellos, les aseguran: “¡Estamos con ustedes, solo nos burlábamos de ellos!”. [Pero] Dios hará que sus burlas caigan sobre ellos mismos y dejará que permanezcan extraviados, en su ceguera} [Corán 2:14-15].
5. Juran en falso para ocultar sus crímenes. Al-lah Todopoderoso dice: {[Los hipócritas] se escudan en sus juramentos para apartar [a algunas personas] del sendero de Dios. ¡Qué pésimo es lo que hacen!} [Corán 63:2].
6. Les juran lealtad a los incrédulos y los apoyan en contra de los creyentes. Al-lah Todopoderoso dice: {Anuncia a los hipócritas que recibirán un castigo doloroso. Los que toman a los incrédulos como aliados en vez de tomar a los creyentes, ¿pretenden acaso alcanzar así poder y gloria? Sepan que el poder y la gloria Le pertenecen solo a Dios. [Musulmanes:] Se les informa en el Libro revelado que cuando escuchen que se blasfema o que se burlan de la revelación de Dios, no se queden en esa reunión con quienes lo hagan, a menos que cambien de tema, porque de lo contrario serán iguales a ellos. Dios se encargará de congregar a los hipócritas y los que niegan la verdad en el Infierno} [Corán 4:138-140].
Y también dice: {¿Acaso no observas cuando los hipócritas dicen a sus hermanos de la Gente del Libro que se negaron a creer: “Si son expulsados, saldremos con ustedes, y jamás obedeceremos a nadie que los quiera dañar; y si los combaten, los socorreremos”? Dios es testigo de que mienten. Si son expulsados, no se irán con ellos. Si son combatidos, no los socorrerán. Y aun si los socorrieran huirían del combate, y de nada les serviría su ayuda} [Corán 59:11-12].
7. Hacen esfuerzos para desanimar y decepcionar a los creyentes. A este respecto, Al-lah Todopoderoso dice: {Dijeron los hipócritas y los que tenían su corazón enfermo de dudas: “Dios y Su Mensajero solo nos han hecho promesas falsas”. Cuando un grupo de ellos dijo: “¡Gente de Yazrib! Esto es perjudicial para ustedes. ¡Mejor regresen [y no combatan]!”. Y un grupo de ellos pidió autorización al Profeta diciendo: “Nuestras casas quedaron desprotegidas”, pero no estaban desprotegidas, sino que solo querían huir. Si [los incrédulos] hubieran entrado [a Medina] por sus flancos y les hubieran pedido colaboración [contra los creyentes], lo habrían aceptado fácilmente. Se habían comprometido ante Dios a que no abandonarían el campo de batalla; serán preguntados por el pacto que tomaron con Dios. Diles [Muhammad]: “De nada les servirá huir, si es que pretenden huir de la muerte o de que se los mate. Aunque pudieran [escapar en esta oportunidad] no disfrutarán de la vida mundanal sino poco tiempo”. Diles: “¿Quién los protegerá de Dios si Él quisiera un mal para ustedes, o [quién puede impedir] que los colme con Su misericordia si así lo desea? No encontrarán, fuera de Dios, quién los ayude ni quién los pueda defender”. Dios conoce a quienes pretenden desanimar [a los creyentes] de entre ustedes, y a quienes dicen a sus hermanos [que salieron a combatir]: “Vuelvan con nosotros”, [esos hipócritas] no quieren participar del enfrentamiento} [Corán 33:12-18].
8. Conspiran contra los creyentes o participan de esas conspiraciones. Los libros de historia están llenos de incidentes que muestran su complot contra la Ummah musulmana, y su situación actual prueba también este hecho. Las conspiraciones de los hipócritas fueron también la causa de que muchos muyahids (guerreros creyentes) fueran capturados por los incrédulos y otros enemigos del Islam en Palestina, Chechenia y otros lugares.
9. Se remiten a otra legislación distinta a la de Al-lah y Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Al-lah Todopoderoso dice: {¿No te causan asombro quienes dicen creer en lo que se te ha revelado y en lo que había sido revelado anteriormente, y sin embargo recurren a la justicia de quienes gobiernan con principios injustos y paganos, a pesar de que se les ha ordenado no creer en eso? El demonio solo quiere que se pierdan lejos [de la fe monoteísta]. Cuando se les dice: “Acepten lo que Dios ha revelado y las enseñanzas del Mensajero”, ves a los hipócritas apartarse de ti con aversión. ¿Qué será de ellos cuando los aflija una desgracia por lo que hicieron y vengan a ti jurando por Dios: “Solo intentábamos hacer el bien y ayudar”? Dios sabe lo que encierran sus corazones. Apártate de ellos, exhórtalos y amonéstalos sobre la gravedad de lo que hicieron} [Corán 4:60-63].
Tal es el estado de los hipócritas cuando rechazan la legislación de Al-lah y Su Mensajero, y su hipocresía se revela ante los demás. Cuando esto ocurre, ellos inventan excusas falsas y fabricadas, y juran en falso para absolverse. Dicen: “No teníamos la intención de contradecir al Mensajero de Al-lah en su juicio, solo queríamos llegar a un acuerdo y reconciliar las dos partes siendo buenos con ambas”. Curiosamente, cuando encuentran el juicio a su favor, lo aceptan; pero cuando no, se alejan. Al-lah Todopoderoso nos ha informado sobre esto cuando nos dice: {Dicen [los hipócritas]: “Creemos en Dios y en el Mensajero, y los obedecemos”. Pero luego, a pesar de haberlo dicho, un grupo de ellos te dan la espalda. Esos no son los creyentes. Cuando se los llama para que acepten el juicio de Dios y Su Mensajero, hay un grupo de ellos que se rehúsan, salvo cuando el fallo les es favorable, entonces lo acatan con sumisión. ¿Es que sus corazones están enfermos [de tanta hipocresía], o dudan [acerca de Muhammad], o acaso temen que Dios y Su Mensajero los opriman? Ellos son los injustos} [Corán 24:47-50].
10. Difamar a los creyentes y dudar de las intenciones de los obedientes es otra de sus características maliciosas. Al-lah Todopoderoso dice: {Ellos critican a los creyentes que hacen obras voluntarias dando donaciones generosas, y se burlan también de quienes no encuentran qué dar, salvo con un gran esfuerzo. Dios los pondrá a ellos en ridículo y recibirán un castigo doloroso} [Corán 9:79].
No conocen la sinceridad ni sienten en sus corazones el significado verdadero de adorar a Al-lah Todopoderoso. En consecuencia, creen que los creyentes son iguales a los hipócritas, y que sus obras rectas solo son para obtener ganancias mundanas. Por ejemplo, según su opinión, una actriz musulmana que se arrepiente de haber realizado actos haram durante su carrera debe haber recibido millones a cambio de ello, y los muyahids simplemente son fracasados en la vida que deciden luchar para beneficiarse económicamente.
Finalmente, debe tenerse en cuenta que las características de los hipócritas aquí mencionadas solo son unas pocas entre muchos otros rasgos que podrían ser mencionados a continuación. Quiera Al-lah concedernos a todos refugio contra la hipocresía, y que proteja a la Ummah del mal de los hipócritas.
 

Related Articles

Artículo más visitado

Creencias y Doctrinas

La hipocresía es destrucción interna

La hipocresía es una enfermedad crónica y una desviación moral peligrosa en la vida de los individuos, las comunidades y las naciones. Su peligro es grande y los hipócritas...más