Las señales de nuestro amor por el Profeta

Las señales de nuestro amor por el Profeta
  • Fecha de publicación:17/03/2009
  • Sección:Sus derechos
  • Valorar:
2122 857

 

¿Cuáles son las señales que prueban nuestro amor por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam?
 
·         Mencionarlo frecuentemente y exaltarlo: Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Ciertamente Al-lah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él.} [Corán 33:56] Existen muchas situaciones y ocasiones en las que esto se debe hacer, como durante las súplicas. Ubay Ibn Ka’b, que Al-lah Esté complacido con él, reportó: “Yo dije (una vez): ‘¡Oh, Mensajero de Al-lah! Frecuentemente pido a Al-lah que Eleve tu rango. ¿Cuánto de mi súplica debo dedicarte?’ Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Puedes hacerlo tanto como desees’. Cuando sugerí un cuarto, él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Haz lo que desees, pero será mejor para ti si aumentaras a eso’. Sugerí la mitad, y él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Haz lo que desees, pero será mejor para ti si aumentaras a eso’. Sugerí dos tercios, y él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Haz lo que desees, pero será mejor para ti si aumentaras a eso’. (Finalmente) Dije: ‘¿Debo dedicar toda mi súplica a pedir a Al-lah que Eleve tu rango?’ Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Entonces estarás liberado de tus preocupaciones y tus pecados serán perdonados’”. [Ahmad y At-Tirmidhi]
 
·         Anhelar verlo: El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “¡Juro por Aquel en Cuya Mano está el alma de Muhammad! Llegará un día en que ninguno de ustedes podrá verme (es decir, después de su muerte) y entonces el verme será más querido para una persona que su familia y su riqueza”. [Ahmad y At-Tirmidhi] Perder nuestra familia y riqueza es algo insignificante en comparación con la gran recompensa de ser un Compañero, cuyos pecados son perdonados, del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam.
 
·         Ser sinceros con el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: El Imam Al Maruzi, que Al-lah le Dé Su perdón, dijo: “Esto era hecho durante su tiempo al hacer todos los esfuerzos por obedecerlo, apoyarlo, ayudarlo, sacrificar la riqueza por su causa si él así lo pedía, y esforzarse por obtener su amor. Después de su muerte, esto se expresa al aprender su Sunnah, sus modales y reglamentos, honrar sus mandatos y adherirse a ellos, desaprobar a quienes viven conforme a algo diferente (de lo que él enseñó) y amar a quienes se adhieren a ello; así como también amar a sus descendientes, a quienes emigraron con él y a quienes lo apoyaron, y, de hecho, a todo aquel que estuvo en su presencia incluso por un periodo tan corto como una hora. Además, esto implica imitarlo en la forma en que vestía”. El Imam Al Qurtubi, que Al-lah le Dé Su perdón, agregó: “Esto es creer en su profecía, amar a quienes lo apoyaron, odiar a quienes lo odiaron, glorificar su Sunnah y revivirla, defenderla y esparcirla, así como llamar a la gene hacia ella e imitarlo en sus principios morales y conducta”.
 
·         Amar a quienes él amaba: Si él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, amaba a Al Hasan, Al Husain, ‘Ali y Fatimah, que Al-lah Esté complacido con todos ellos; entonces nosotros también los amamos, y Al-lah Es nuestro testigo de ese amor. De igual forma, amamos a aquellos que siguen su Sunnah y a su familia, y ellos son, como Zaid, que Al-lah Esté complacido con él, dijo cuando mencionó la narración del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: “Mi familia: les recuerdo temer a Al-lah con respecto a mi familia; les recuerdo temer a Al-lah con respecto a mi familia; les recuerdo temer a Al-lah con respecto a mi familia”. Zaid, que Al-lah Esté complacido con él, fue preguntado: “¿Quiénes son su familia? ¿Están incluidas sus esposas?” Él respondió: “Sí (sus esposas están incluidas), como lo están todos aquellos a quienes les está prohibido tomar el Zakat después de su muerte, es decir: la familia de ‘Ali, la familia de ‘Aqil, la familia de Ya’far y la familia de Al ‘Abbas”. [Muslim] Nosotros pedimos por todos ellos durante nuestras oraciones diarias; por eso, si se conoce que el linaje de alguien procede del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y es una persona piadosa con una sólida creencia, y no un Sufi, un desviado o un innovador, entonces él debe ser amado por dos razones: una por ser piadoso y otra por su relación con el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Amar a sus esposas es también parte de esto, como Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {El Profeta es más importante para los creyentes que ellos mismos; las esposas del Profeta [deben ser respetadas como si fueran] las madres de ellos…} [Corán 33:6] Su esposas fueron: Jadiyah Bint Juwailid, ‘A’ishah Bint Abu Baker, Hafsah Bint ‘Umar, Umm Habibah Bint Abu Sufian, Umm Salamah, Zainab Bint Yahsh, Zainab Bint Juzaimah Al Hilaliiah, Yuwairiiah Bint Al Hariz, Safiiah Bint Huiai y Maimunah Bint Al Haariz Al Hilaliiah, que Al-lah Esté complacido con todas ellas. Un signo del amor por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es amar a sus esposas, quienes son las Madres de los creyentes, y no agraviarlas ni difamarlas de ninguna forma.
 
·         Amar a sus compañeros, que Al-lah Esté complacido con ellos: Aceptar la guía que nos han transmitido e imitarlos.
 
Son muchos los que dicen amar al Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, incluso entre los innovadores, pero la “prueba” de su amor por él es que lo adoran junto con Al-lah y le suplican a él en lugar de suplicarle a Al-lah, y buscan el perdón de él; estas personas excluyen a Al-lah y se olvidan de Él. ¿Esto es amor o es asociación con Al-lah, lo cual el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, odiaba más que cualquier otra cosa? Él, sallallahu ‘alayhi wa sallam, se refirió a esto cuando dijo: “No me alaben como los cristianos alaban al hijo de Mariam”. [Bujari] Con esta declaración, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, no prohibió todo tipo de alabanza hacia él, sino solo en la forma en que los cristianos alababan (y alaban) a ‘Isa (Jesús), la paz sea con él, con la cual elevan su rango más allá de lo que Al-lah le Concedió: el de un siervo y mensajero; pero ellos lo adoran en lugar de Al-lah. Esto es parecido a lo que los desencaminados Sufis y otras sectas hicieron y hacen.
 
Por otro lado, Ahlus-Sunnah Wal Yama’ah prueba su amor por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, obedeciendo sus órdenes, siguiendo su Sunnah y aferrándose a su guía; así es como uno sigue su camino, como Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {Di: Si verdaderamente amáis a Al-lah ¡Seguidme! Y Al-lah os Amará y os Perdonará los pecados…} [Corán 3:31] Esto es amor verdadero.

Related Articles