Explicación de la sura Al Humazah

Explicación de la sura Al Humazah
167 0

La sura (capítulo coránico) Al Humazah (El difamador, No. 104) es uno de los capítulos cortos de la trigésima parte del Noble Corán. Esta es su explicación, extraída del Tafsir Ibn Kazir, que es uno de los libros más confiables de Tafsir (exégesis o interpretación).

Texto de la sura:

En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso.

1. ¡Ay del castigo que les aguarda al difamador y al calumniador,

2. al que acumula bienes materiales y los cuenta una y otra vez,

3. creyendo que su riqueza lo hará vivir eternamente!

4. Por el contrario, serán arrojados en un fuego demoledor.

5. ¿Y qué te hará comprender lo que es un fuego demoledor?

6. Es un fuego encendido por Dios

7. cuyo dolor alcanza los corazones.

8. El Infierno se cerrará en torno a ellos

9. con columnas inmensas.

 

Exégesis:

“¡Ay del castigo que les aguarda al difamador y al calumniador” 

Es decir, a quien desprecia a las personas y las menosprecia. También dice Al-lah, el Altísimo: {Al difamador que siembra la discordia} [Corán 68:11]. Esto es, según Ibn Abbás y Qátadah, que Al-lah esté complacido con ellos, una persona murmuradora (chismosa) que va sembrando disensión y discordia entre la gente, divulgando historias y causando corrupción. Al Bujari y Muslim, que Al-lah los tenga en Su misericordia, narraron que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pasó frente a dos tumbas y dijo: “Sin duda, estos dos están siendo castigados, no por un pecado mayor, sino porque uno de ellos no se limpió después de orinar, y el otro solía divulgar historias” (Al Bujari y Muslim).

 

El Imam Ahmad, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, narró que Hudaifah, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Escuché al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir: ‘El chismoso no entrará en el Paraíso’” (Muslim).

 

“al que acumula bienes materiales y los cuenta una y otra vez,”

Es decir, quien atesora su dinero y se ocupa en contarlo, como un avaro, del modo que indican las palabras de Al-lah: {y acumuló bienes materiales con avaricia} [Corán 70:18]. Su riqueza lo desvía, pues pasa tiempo a diario contando y acumulando su dinero, y en la noche duerme como un cadáver podrido.

 

“creyendo que su riqueza lo hará vivir eternamente!”.

Es decir, cree que su riqueza acumulada prolongará su vida en este mundo.

 

“Por el contrario”

Es decir, el asunto no es, en modo alguno, como suponen.

 

“serán arrojados en un fuego demoledor”

Con seguridad, quien acumula su riqueza de manera miserable, será arrojado en un fuego demoledor que le hará arder hasta el corazón mientras aún está con vida.

 

¿Y qué te hará comprender lo que es un fuego demoledor? Es un fuego encendido por Dios cuyo dolor alcanza los corazones”.

Zabit, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Significa que este (fuego) los quema hasta el corazón mientras están vivos”. Luego dijo: “El castigo alcanza su clímax”. En este punto, Zabit comenzó a llorar (ante el pensamiento de un tormento tan terrible). Según Muhammad Ibn Kaab, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, el fuego devora la carne del cuerpo hasta que llega al corazón, luego continúa hasta la garganta, y ahí empieza de nuevo con el cuerpo.

 

“El Infierno se cerrará en torno a ellos”

No hay escapatoria para ellos, ni alivio alguno, ya que, según Ibn Abbás, la palabra árabe musadah utilizada en esta aleya, significa que el fuego cierra todas las puertas para que no haya escapatoria. Qátadah, que Al-lah esté complacido con él, dijo que eso significa un fuego que bloquea toda la luz y evita cualquier salida de él, mientras que Ad-Dahak, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo que significa un fuego que lo abarca todo y del cual no se puede salir por ninguna puerta.

Según Abu Imrán Al Yawni, que Al-lah lo tenga en Su misericordia: “Cuando llegue el Día de la Resurrección, por órdenes de Al-lah, todo tirano, todo demonio y toda persona que solía temer a los demás (en lugar de a Al-lah) serán encadenados con grilletes, y luego Al-lah ordenará que sean arrojados en el Fuego, que los cubrirá. Entonces, por Al-lah, sus pies no podrán obtener ninguna posición sobre el suelo, nunca, ni podrán ver el cielo desde allí, y sus ojos no podrán cerrarse mientras duermen, ni saborearán bebida refrescante alguna, jamás” (Ibn Abi Hatim).

 

“con columnas inmensas”

Atiah Ibn ‘Awfi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo que esto significa columnas de hierro; mientras que As-Suddi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Significa columnas de fuego”. Qátadah dijo que, según Ibn Abbás, se refiere a que las puertas (del fuego) serán extendidas. Al ‘Awfi también le atribuyó a Ibn Abbás que eso significa que Al-lah los pondrá en el Fuego con columnas enormes sobre ellos, reforzadas por soportes a los que estarán encadenados por el cuello, y las puertas estarán cerradas ante ellos. Qátadah también dijo: “Solíamos decir que ellos serán castigados con columnas de fuego”. Esta fue la explicación preferida por Ibn Yarir, que Al-lah lo tenga en Su misericordia; mientras que Abu Sálih, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo que esta aleya significa: “En grilletes pesados (que los atan)”.

Related Articles