Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Los diez últimos días de Ramadán

Virtudes de la Noche del Destino (Lailat Al Qadr)

Virtudes de la Noche del Destino (Lailat Al Qadr)
8600 1094

Estanoche tiene una significación especial; en ella se deciden los asuntos de la humanidad, se designan el sustento y el plazo de vida de cada ser humano y se decretan los acontecimientos de ese año. Esta noche se sitúa en una de las diez últimas noches de Ramadán, posiblemente en la vigésima séptima noche.

Particularidades de Lailat Al Qadr:
Esta noche es mejor que mil meses (ochenta y tres años y cuatro meses). Es recomendable rezar en ella y pronunciar las plegarias conocidas.
1.      Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Por cierto que comenzamos la revelación [del Corán] en la noche del decreto. ¿Y qué te hará compren­der la importancia de la noche del decreto? [Adorar a Al-lah en] La noche del decreto es mejor que [hacerlo] mil meses. Esa noche descienden los Ángeles y el Espíritu [el Ángel Gabriel] con la anuencia de su Señor para ejecutar todas Sus órdenes. En ella hay paz hasta el comienzo del alba} [Corán 97:1-5]
2.      Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam, dijo: "A quien rece durante la Noche del Decreto con fe y devoción se le perdonaran todos sus pecados cometidos."( Al Bujari y Muslim)
3.      `A'ishah,que Al-lah esté complacido con ella, relató que le preguntó al Profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam: ¡Oh, Men­sajero de Al-lah! ¿Que debería decir si supiera cual es la noche de Lailat Al Qadr? Y él le respondió: "Di: ¡Oh, Al-lah! Tú eres Indulgente, Generoso, y amas la indulgencia. Per­dona, pues, mis faltas." (At-Tirmidhi e Ibn Mayah)
 
El ayuno del Profeta y su desayuno:
·         Ibn ‘Abbas relató: "El Profeta nunca ayunó por un mes entero fuera de Ramadán. Cuando ayunaba, la gente decía: ¡Por Al-lah que no rompe el ayuno! Y cuando dejaba de ayunar, la gente decía: ¡Por Al-lah que no ayuna!" ( Al Bujari y Muslim)
·         Humaid relató que oyó a Anas, que Al-lah esté complacido con él, decir: "El Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alaihi wa sallam; solía dejar de ayunar durante un tiempo del mes hasta que las personas llegaban a pensar que no ayunaría nada de ese mes, y solía ayunar hasta que pensaban que no cortaría el ayuno durante todo el mes. Y cuando querías verlo rezando por la noche lo veías y cuando querías verlo durmiendo lo veías." (Bujari)
 

Related Articles