Romper los lazos de parentesco

Romper los lazos de parentesco
  • Fecha de publicación:16/04/2009
  • Sección:Otros
  • Valorar:
3587 847

 

Alabado Sea Al-lah, Señor del Universo. Doy testimonio que nada ni nadie merece ser adorado sino Al-lah, y que Muhammad, sallallahu ‘alayhi wa sallam, es Su siervo y mensajero.
 
La virtud y la integridad de la familia es la puerta hacia una comunidad firme y segura, y el mantener los lazos con los parientes es el camino para preservar la nación islámica.
 
El Islam ordena mantener los lazos con los parientes debido al gran efecto que esto tiene en establecer fuertes vínculos sociales, así como el amor y la cooperación que resultan de mantenerlos. Estos lazos incluyen las relaciones entre los esposos, los padres e hijos, los parientes de sangre y los parientes políticos. Todo esto forma la comunidad, cuyo conjunto forma la nación islámica.
 
Es a través de esta estructura que uno puede fortalecer los vínculos entre las personas, de lo cual resulta que el amor se esparza, los lazos se fortalezcan y se desarrollen características nobles, lo que producirá futuras generaciones dignas. Dice Al-lah (lo que se interpreta en español): {¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor, Quien os Ha creado a partir de un solo ser, del que Creó a su esposa e Hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Al-lah, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco. Por cierto que Al-lah os observa.} [Corán 4:1] Este verso es una evidencia de que el mantener los lazos con los parientes es obligatorio.
 
Además, Al-lah nos Advierte en contra de romper los lazos con los parientes Diciendo (lo que se interpreta en español): {Y quienes quebrantan el compromiso que asumieron con Al-lah, rompen los lazos familiares que Al-lah Ordenó respetar y corrompen en la Tierra, serán maldecidos y merecerán la peor de las moradas [el Infierno].} [Corán 13:25]
 
¿Qué castigo puede ser peor que ser maldecido y tener una mala morada en el Infierno? Esto es lo que les espera a quienes rompen los lazos con sus parientes. Tales personas se privan a sí mismos de la gran recompensa de mantener los lazos, además de las bendiciones que Al-lah Otorga a sus provisiones y a sus vidas.
 
Anas, que Al-lah Esté complacido con él, narró que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Quien desea aumentar sus provisiones y prolongar su vida, mantenga buenos lazos con sus relaciones sanguíneas”. [Bujari y Muslim]
 
Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, reportó que el Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: Al-lah Creó el universo, y cuando Terminó, el vínculo de consanguinidad (Ar-Rahim) se levantó y dijo: ‘Quien se incorpora es alguien que busca Tu protección para no ser cortado’. Al-lah dijo: ‘Sí, ¿Te complacería si Yo Protegiera a aquellos que te cuidan y Olvidara a quienes te cortan?’ Y el vínculo contestó: ‘Por supuesto’. Al-lah dijo: ‘Entonces, tu pedido está concedido”. Luego, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “Si lo deseáis, recitad:{Si no obedecéis corromperéis la Tierra y cortaréis los lazos familiares. ¿Acaso esto os agrada? Estos son a quienes Al-lah Ha maldecido Haciendo que se comporten como sordos y ciegos.}”. [Corán 47:22-23] [Bujari y Muslim]
 
La pregunta que sale a relucir después de conocer el elevado estatus de mantener los lazos de parentesco en el Islam, es: ¿cómo se considera que deben mantenerse esos lazos?
 
Esto fue aclarado por el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, en la narración de ‘Abdullah Ibn ‘Amer Ibn Al ‘As, que Al-lah Esté complacido con él y con su padre: “La persona que mantiene perfectamente los lazos de parentesco no es quien lo hace con el fin de obtener recompensas de sus parientes (por ser bueno y amable con ellos); más bien, el que verdaderamente mantiene los lazos de parentesco es quien persiste en hacerlo a pesar de que sus parientes corten los lazos de parentesco con él”. [Bujari]
 
Si uno simplemente trata a sus parientes de acuerdo a cómo ellos lo tratan a uno, eso no se considera mantener perfectamente los lazos; esto solo se considera en tanto que uno tome la iniciativa de mantener los lazos y tolerar los malos tratos de sus parientes en el proceso.
 
Algunas personas creen que deben dar regalos a sus parientes solo si ellos les dan regalos, y que solo los visitarán si son visitados por ellos; pero ciertamente esto no es lo que significa mantener buenos lazos de parentesco, y no es lo que Al-lah ha legislado; cuando uno trata a sus parientes de esta manera, apenas está alcanzando el nivel mínimo y no el nivel alto que Al-lah Alienta a los musulmanes a alcanzar.
 
Abu Hurairah, que Al-lah Esté complacido con él, reportó: “Un hombre le dijo al Mensajero de Al-lah, sallallahu ‘alayhi wa sallam: ‘¡Oh, Mensajero de Al-lah! Tengo parientes con quienes trato de mantenerme en contacto, pero ellos me evitan. Yo los trato bien, pero ellos son desconsiderados conmigo; soy paciente y amable con ellos, pero ellos me insultan’. El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: ‘Si tú eres como dices ser, entonces, es como si tú pusieras polvo caliente en sus bocas. Al-lah Continuará apoyándote mientras continúes haciendo esto’”.  [Muslim]
 
Una de las principales causas de la actual debilidad de la nación islámica es el rompimiento de los lazos de parentesco. ¿Cuántas veces escuchamos historias que nos hacen llorar lágrimas de sangre y rompen nuestros corazones?
 
Por ejemplo: una madre se esforzó por criar a sus hijos después de la muerte de su esposo y gastó su riqueza y su vida criándolos; pero tan pronto como ellos crecieron lo suficiente para tener sus propias familias, y ella ya estaba vieja y necesitaba a alguien que la cuidara, ellos la abandonaron y la visitaban solo una vez al mes.
 
También está la historia de un hombre que no veía ni escuchaba de su hermano por muchos años, a pesar de que vivía solo a unos cuantos kilómetros de él. Hay muchas historias de parientes que se abandonan uno al otro y no se ven durante años; algunos de ellos pueden incluso morir y sus parientes ni siquiera se enteran, lo descubren solo cuando algún extraño les informa.
 
De hecho, un dicho que se ha esparcido mucho es: “Uno necesita a los extraños y puede estar sin los parientes”. Este es un sentimiento malo, y la gente que lo posee tiene corazones muertos. Al hacer esto, esta gente está descuidando lo que Dice Al-lah (que se interpreta en español): {Si no obedecéis corromperéis la Tierra y cortaréis los lazos familiares. ¿Acaso esto os agrada? Estos son a quienes Al-lah Ha maldecido Haciendo que se comporten como sordos y ciegos.} [Corán 47:22-23]
 
Las personas cortan los lazos de parentesco por una multitud de razones; a continuación veremos algunas de las principales:
 
·         Asuntos mundanales, tales como las disputas sobre la riqueza o los bienes inmuebles; los hermanos se pelean y se abandonan uno al otro a raíz de esos problemas mundanales triviales, eso si no recurren a un juicio y acciones legales uno en contra del otro.
·         Chismes.
·         Estar demasiado ocupados con los placeres de esta vida.
·         Tener una mentalidad y perspectiva de la vida occidentales.
 
Con el fin de curar este problema, se deben tomar las siguientes acciones:
 
  • Debemos tener por lo menos el nivel mínimo requerido de piedad y conciencia de Al-lah, y estar advertidos que quien corta tales lazos es maldecido por Al-lah.
  • Debemos recordar las grandes recompensas para aquellos que mantienen buenos lazos de parentesco, incluso (y especialmente) si nuestros parientes nos abandonan.
  • Debemos dar a nuestros parientes el beneficio de la duda, pensar bien de ellos y no permitir que gente malvada arruine nuestras relaciones con ellos.
  • Debemos pasar por alto los errores y esforzarnos por justificarlos de manera positiva. ‘Abur-Rahman Bin ‘Awf, que Al-lah Esté complacido con él, fue una de las personas más generosas de su tiempo; cierta vez su esposa le dijo: “Nunca he visto personas más malas que tus parientes: cuando estás bien, te visitan regularmente; pero cuado tu situación económica se deteriora, ellos te abandonan”. Al escuchar esto, ‘Abur-Rahman, que Al-lah Esté complacido con él, dijo: “Esto es a causa de su benevolencia: ellos nos visitan cuando podemos esforzarnos por ser hospitalarios con ellos, y nos dan un descanso cuando se dan cuenta que no estamos en nuestra mejor condición”. Notemos cuán excelentemente él pensaba de ellos, hasta el punto que hacía que sus malas acciones parecieran un noble trato.
  • Debemos tener reuniones regulares con nuestros parientes, a donde invitemos gente de conocimiento para exhortarlos y hacerlos reflexionar.
  • Debemos abrir cuentas de banco para depositar en ellas una cantidad mensual de dinero para gastarlo en nuestros parientes pobres.
 
Advertimos a esos miembros de la familia que son influyentes a no usar su autoridad en contra de sus parientes para así oprimirlos y privarlos de sus derechos. También advertimos a todos a cerca de menoscabar los derechos de aquellos que son más merecedores de nuestro buen trato, es decir, nuestros padres, y tener mucho cuidado de romper los lazos con ellos
 
Nunca jamás debemos dañar a nuestros parientes o privarlos de sus derechos, porque, como se menciona en un sabio dicho: “Nunca dañes a tus parientes, porque uno nunca come de su propia carne cuando se siente hambriento”.
 
Finalmente, los únicos que disfrutan de que rompamos nuestros lazos familiares son nuestros enemigos, así que tengan cuidado.

Related Articles

Artículo más visitado

Otros

Cinco consejos para pasar tiempo productivo con tus hijos

Pasar tiempo productivo con tus hijos es esencial para criarlos adecuadamente. Se ha relatado que el Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Todos ustedes...más